aqui estamos!

aqui estamos!

"NADIE PUEDE SER FELIZ SIN PARTICIPAR EN LA FELICIDAD PÚBLICA, NADIE PUEDE SER LIBRE SIN LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD PÚBLICA, Y NADIE, FINALMENTE, PUEDE SER FELIZ O LIBRE SIN IMPLICARSE Y FORMAR PARTE DEL PODER POLÍTICO"

HANNA ARENDT

"LO IMPORTANTE ES QUE PODAMOS DISCUTIR, RAZONAR Y ENTONCES, NO HACER SOLAMENTE EJERCICIO POLITICO DE OPOSICIÓN, SINO ESCENCIALMENTE TRABAJAR POR LOS INTERESES DE NUESTROS REPRESENTADOS"

CRISTINA FERNANDEZ

viernes, 7 de diciembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender..

Fragmentos.

Creo que es importante entender que no se sale de la recesión ajustando el gasto público; al contrario, lo que vamos a hacer con este presupuesto es profundizar el sufrimiento de la sociedad argentina. ¿Pero sabe qué, señor presidente? Va a ser, además, un sacrificio inútil. Yo he visto y escuchado que todos hablan de la necesidad de sacrificarnos. El problema es que todos los que hablamos sentados en estas bancas de la necesidad de sacrificarnos no somos, precisamente, los que nos sacrificamos. ¡Ninguno de los que estamos sentados acá tenemos autoridad moral para decirle a la gente que tiene que sacrificarse para salir adelante! Estamos todos bien vestidos, bien comidos, nos traen en auto, viajamos en avión. ¿Nosotros vamos a dirigirnos a la gente para decirle que se tienen que seguir muriendo de hambre o no tener trabajo, y que eso es el sacrificio? Pero, además, ¿ese sacrificio va a tener resultado? Todos sabemos que no es así. Todos sabemos que la recesión se va a profundizar, que es necesario señor presidente, señores legisladores y legisladoras, tomar políticas públicas activas. 
Cristina Fernández, 15/11/18

Algunas encuestas empiezan a mostrar que si Cristina Kirchner fuera candidata de la oposición, podría derrotar en segunda vuelta a Mauricio Macri. Falta mucho para las elecciones. Son encuestas muy lábiles y a veces puede tratarse de operaciones. Pero coinciden en mostrar movilidad, ascensos y descensos en la percepción positiva y negativa de la sociedad (…) Los campeones de lo propositivo ganaron con campaña negativa y ahora es lo único que tienen, se les acabó lo “pro”. Pero los focos de esa campaña fueron tan burdos que, aún teniendo el control de gran parte del Poder Judicial, esas denuncias empiezan a desinflarse y a poner al desnudo el mecanismo mafioso que las sostuvo. Pocas veces la política ha sido tan sucia. “A mí, Luis Barrionuevo y Jorge Lanata me llenaron la cabeza diciéndome que Lázaro Báez me quería matar. Y como yo creía que Báez me debía cuatro millones de dólares, pensé que era cierto que me quería matar. Yo tenía 25 años y acepté decir en televisión lo que ellos me dijeron que dijera” (…) Las declaraciones de Federico Elaskar, el principal testigo en la causa denominada “la ruta del dinero k”, muestran a Barrionuevo y Lanata como chantajistas (…) otro Lanatta, el condenado por el triple crimen de General Rodríguez, reconoció hace unas semanas que el equipo de Lanata (el periodista denunciado por Elaskar) cuando lo fue a entrevistar a la cárcel quería que dijera que un supuesto jefe narco, “La morsa”, era Aníbal Fernández, y que toda la entrevista fue montada para que hiciera esa mención, la cual era una patraña. Esa abierta operación mediática fue tan efectista que a pesar de que no tenía densidad para la justicia y no motivó ninguna causa en los tribunales, afectó el desempeño del candidato a gobernador bonaerense.
Luis Bruschtein, “Billonarios”, periodista, 24/11/18

La idea de la Cumbre de los Pueblos es visibilizar que quienes se reúnen en el G20 colocan en el centro los intereses de los mercados. Nosotros proponemos un debate para pensar alternativas que coloquen en el centro los intereses de los pueblos, de nuestras vidas y de la defensa de nuestros territorios, desde los días previos se vio un nivel muy alto de estigmatización y persecución a las organizaciones que estamos llevando a cabo esta cumbre. Nosotros intentamos generar alternativas, construcción del poder popular y, después de mucho diálogo, obtuvimos una habilitación para colocar las carpas y para poder movilizar. Los miembros del G20 llevan adelante y son garantes de flujos financieros ilícitos, que sostiene todo el poder corporativo.
Ximena Gómez, de la organización Democracia Socialista y miembro de Confluencia, 2/12/18 

Esta novela primero fue un corto (…) basado en algo que nos contaron dos chicos de la calle, de las ranchadas de Once y Constitución, que estudiaban teatro y actuaban en un corto que dirigimos. Se acercaron a decirnos que no estaba tan buena la historia, que tenían una mucho mejor ocurrida hace muchos años. Trabajaban para un guardia de la zona Norte porque eran invisibles, eran fantasmas. Nunca supimos exactamente los límites de la ficción y de la realidad. Filmamos ese corto un año después y de ahí se arrastró esa idea: que ellos se nombraban como invisibles. Cuando les preguntábamos por qué, nos decían que eran fantasmas que deambulaban por mansiones sin ser vistos y que sus robos eran “chiquitaje”; que no iba a saltar como un robo externo, sino como alguien que había robado dentro de la casa. Esta idea de chicos de la calle que no eran vistos es muy macabra. Ellos decían “A veces nos ponemos delante de una ventanilla y no nos ven” (…) La anestesia en las grandes urbes puede empezar a naturalizar que haya niños de cinco años en patas, con frío y lluvia, pidiendo comida. Uno debe preguntarse a qué grados de naturalización fuimos llegando en relación a la niñez, a la vejez, a los que están en la calle y a lo que pasa hoy en este país, que se empieza a caer de nuevo del sistema gente que tiene hambre (…)  La Argentina de hace un año ya era la Argentina del macrismo, en la que los niños de la calle la pasaban muy mal. Con lo que está pasando en estas semanas cobra más vigencia. ¿A quién le sorprendería que haya chicos de la calle explotados por guardias y policías? ¿O que sean más invisibles de lo que son hoy, cuando ya no alcanza para comprar leche y no está decretado como emergencia nacional?
Lucía Puenzo, escritora, directora de cine, 19/11/18

El ciudadano desconocido: Entre tantos motivos para preocuparse, brilla por contraste un ciudadano argentino, laburante él. El hombre con pilcha amarilla que recibió al presidente francés Emmanuel Macron y le estrechó la diestra. Gesto republicano e igualitario si los hay, caro a la cultura gala: les encanta dar la mano. 
Macron lucía perplejo ante la ausencia de comitiva oficial, el hombre suplió al Estado ausente. Un particular, un héroe sencillo y anónimo asumiendo responsabilidades importantes impuestas por circunstancias no buscadas como las que sabe encarnar Tom Hanks. La campera amarilla, emblema de manifestantes franceses que protestan contra los aumentos de combustibles, no incordió al visitante ilustre ya que lo alivió de la soledad. 
Mario Wainfeld, “Apuntes desde la ciudad sitiada, 2/12/18

Cristina, tranquila como ella sola, abaniquea con la / templanza de la sabiduría. / Ella sabe, (lo dice su mirada) / que si logra transmitir el mensaje, / habrá un futuro por diseñar. / Sabe también, que aunque la cataloguen de / setentista, es la más joven de todes, / porque al fin de cuentas, "la pasión por las ideas y la / compasión por el otro", / mantiene vivo el corazón. / Sabe entonces que hay que dar la disputa en las / redes, pero también en las calles, madres de todas las / batallas. / Sabe, que hay que encontrarnos entre los que rezan y / no rezan, y que para que algo vuelva a tener sentido, / se necesitan de nuevas arquitecturas institucionales, / que sean parte del corazón / de una nueva Argentina. / Sabe también, (lo dice su sonrisa de media vuelta) / que no será ni por izquierda ni por derecha. /  Que desde abajo va naciendo / Una nueva idea de pueblo / Un movimiento que germina / Y que en tierra fértil bien cuidada / ya plantó la semilla /  del pensamiento no binario / Sabe piensa y dice / que si incorporamos nuevas categorías de / pensamiento, / sin duda vendrán sus consecuencias, / que no son más que las acciones que les / corresponden / Quizás así cambien los vientos, con reflexión, y por / supuesto  mucho abaniqueo, y vuelva a verse en el / horizonte, / la posibilidad de construir una sociedad / con amor y solidaridad.
Diego Belaunzaran Colombo, periodista, actor 20/11/18

Para nosotrxs, para la oposición, la unidad es un objetivo, una meta a conseguir (…) Entendemos que para ensanchar y transversalizar nuestros movimientos, no podemos ni desplazar nuestras demandas ni seguir fragmentándonos. Tenemos que incluir todas las luchas, integrar las expresiones de distintos movimientos. Incluso si no se ajustan de manera perfecta a nuestros programas. Esos debates que daremos, hacia adentro, pero también hacia afuera como siempre, nos acercan a la utopía que perseguimos. Porque el feminismo se potencia en tanto esté en sintonía con los conflictos sociales. La transversalidad es sumar luchas, no adeptos (… )  Entendemos que los feminismos son parte de una rehabilitazación histórica contra el capital que no ocurría desde comienzos del siglo XX. Acá, ahora, está en juego la democracia y vamos a luchar por eso sin bajar ninguna bandera, sin renunciamientos. Parte del feminismo copó pantallas y vidrieras. También las calles. Qué proyecto político nos lleva a sostener nuestras demandas desde el poder es la pregunta que nos hacemos. Qué posibilidades tenemos quienes queremos cambiarlo todo de huir de la captura neoliberal y de llevar realmente a cabo nuestros proyectos. Qué proyecto político nos lleva a poder hacer realidad nuestros sueños, aún si en ese proyecto político debemos luchar incansablemente por ponernos de acuerdo. De luchar sabemos bastante quienes acompañamos desde hace décadas las luchas de lxs más humildes. Es posible que nuestros sueños no quepan en las urnas. Pero en la próxima posta del camino hay urnas. Y en las urnas entran también AUH, reformas laborales, cloacas, pavimentaciones, políticas de extractivismo de nuestros recursos, salud, educación. Y entonces, a las urnas, tenemos que usarlas.
Marina Mariasch y Florencia Minici, “Un feminismo para el 99 por ciento”, Ensayistas, escritoras e integrantes de Ni Una Menos, 12/11/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 
Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 30 de noviembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

En realidad, no estamos tratando la ley de presupuesto, sino una ley de déficit cero. Ahora bien, además de la ley de déficit cero que se trató acá en 2001 y que no tuvo ningún resultado, en realidad, debe haber habido siete u ocho experiencias de déficit cero en el mundo y ninguna dio resultado. La mayoría de ellas también bajo la planificación o la dirección del Fondo Monetario Internacional (…)  un presupuesto, en definitiva, un gobierno tiene que definir cuáles van a ser los instrumentos macroeconómicos con los cuales va a impulsar el desarrollo de la sociedad. Nosotros siempre sostuvimos y ejecutamos la demanda –no el único porque la inversión es importante, pero no hay inversión si no hay demanda– como el gran dispositivo para el desarrollo y crecimiento económico. Por eso, nuestros presupuestos eran expansivos. Alguna vez fuimos criticados, porque se decía, por ejemplo, que teníamos una vocación por los sectores humildes y alguien destacaba que había 17 millones de argentinos que recibían un cheque del Estado (…) Y hoy hay una gran discusión acerca de cómo definir la oposición, o al principal partido de la oposición, en este caso, el peronismo y entonces hay discusiones acerca de qué es el peronismo, si de izquierda, de derecha, de centro, de arriba, de abajo. A mí siempre me han criticado algunos compañeros y compañeras por no mencionarlo demasiado al general Perón en los discursos, pero yo tengo una teoría (…) cuando los dirigentes peronistas tienen responsabilidades de gobierno más que hablar de Perón me gusta que hagan las cosas que hacía Perón.
Cristina Fernández, 15/11/18

“Muchos dejamos de ser billonarios.” ¡Zambomba! La queja de Eduardo Costantini cayó como un chiste en el país donde poco menos de la mitad gana por encima de los 24 mil pesos que marca la línea de pobreza. No fue broma, ni siquiera petulancia. El millonario se quejó, pobre. En un país donde los ricos solamente se han quejado bajo gobiernos populares, este lamento de un súpermillonario en un gobierno de otros millonarios fue síntoma de la enorme crisis que provocó Mauricio Macri. Hay pocos ganadores y muchos afectados también en el círculo rojo (…) El macrismo asusta con el viejo relato, dice que la sombra de Cristina Kirchner ahuyenta las inversiones. Pero en el mundo empresario, lo que se dice es que nadie invierte mientras esté Macri y su política económica. Sordos ruidos en el mundo de los ricos. Y palos en el de los pobres. Por enésima vez, la represión a la protesta social se cobró esta semana la vida de Rodolfo Orellana, militante de la CTEP (…) este gobierno respeta los derechos humanos. Pero cada vez que se plantea una situación de este tipo pareciera que no corren para la protesta social y que los entienden como en los viejos dichos de los defensores de la represión: “los argentinos somos derechos y humanos” o “derechos humanos para los humanos derechos”. Para la derecha, los derechos humanos son un juego de palabras, pero lo que está en juego es la vida.
Luis Brustein, “Billonarios”, periodista, 24/11/18

Me siento muy identificada con el colectivo que se formó en Argentina - refiere a Historias Desobedientes-, compartimos que son problemáticas que dentro de las familias no se pueden hablar. Y que no se trata de hacer terapia, sino que sienten la necesidad de accionar políticamente. Para mí, las biografías son políticas. La motivación es implementar el pasado en el presente. No es sólo saber lo que pasó, es un legado para actuar, para que cuando percibamos que esas estructuras de pensamiento pueden volver, estemos alertas. Admiro mucho que aquí tienen el coraje de hacer públicas las historias de gente que todavía está viva, que puede reaccionar y con la que tienen vínculos. Y en un momento político que no pareciera ser el oportuno, donde es más difícil alzar la voz. Es un paso importante poner a disposición la historia familiar públicamente. Eso significa romper el mandato de honrar al padre. La idea de querer cambiar la ley para poder declarar contra los padres es muy valiente
Alexandra Senfft, escritora, nieta del criminal de guerra nazi Hanns Ludin.  24/11/2018

¿A nosotros nos sirve? Me parece otra burla más, tanto del presidente como del ministro Aguad (…) ¿Cómo van a decir que no tienen dinero para reflotar el submarino? ¿Cuánto gastan ahora en recibir al G20? Nosotros no le servimos acá, somos una molestia para el presidente (…) ¿Por qué en un año no nos recibió y se presentó justo el 15 cuando se cumplió un año? ¿Porque él ya sabía dónde estaba el ARA San Juan y lo dio a conocer un día después? (…) Las familias están sufriendo y necesitan respuestas (…) Mientras no callemos los nombres, los 44 van a seguir. Yo hasta mi último suspiro voy a estar gritando ‘ARA San Juan presente’. Solamente se calla a una persona cuando vos dejás de nombrarla, Verdad y justicia. Sabemos que la justicia es tardía pero verdadera.
Mercedes Rincón, ex cuñada del cabo principal Enrique Damián Castillo, 19/11/18

Esa estructura de pensamiento que vive Brasil hoy, es la fascistización que se cierne sobre la sociedad. Nosotros hemos pasado por varias experiencias desde la dictadura militar, con un tratamiento autoritario contra los activistas políticos, contra las grandes masas en general, contra las comunidades universitarias. Hoy la persecución es personalizada contra quien trabaja en la esquina o un vecino. El Estado funciona como brazo armado y en el sentido que Bolsonaro propone, hará que todos se armen contra los enemigos internos, contra aquellos que son diferentes. Contra los negros, gays y mujeres que no tengan una conducta. Él hoy lo está naturalizando, lo incentiva bajo la invocación a Dios de que las personas persigan a los diferentes. (…) Nosotros tenemos que hacer la resistencia en todos los sentidos, la resistencia en cada acción. Hay que unificar a la oposición en Brasil a través de un frente amplio que no sea apenas de la izquierda, que la izquierda participe y que de alguna manera aquellos que son demócratas, liberales comprometidos con la democracia, se unan contra estas políticas que van contra la constitución brasilera.
María do Rosario Nunes, diputada del Partido de los trabajadores y ex ministra de Derechos Humanos, 20/11/18

 En cierta medida Trump es una respuesta anómala a un malestar popular y laboral norteamericano que el ala demócrata no supo entender, no supo captar. En el fondo los populismos de derecha son el resultado de una audaz y agresiva política progresista y de izquierda. Y en cierta medida (Bernie) Sanders expresaba lo que se estaba gestando, un malestar frente a la globalización. Un malestar frente al incumplimiento de las expectativas de la globalización y la izquierda en vez de articular ese malestar y canalizarlo progresivamente, se volvió cómplice de esas políticas. Y al hacerlo provocó que el ala de los republicanos canalizara ese malestar pero hacia el ala más pervertida, buscando la explicación de la frustración o de la falta de empleo de cierto sectores no en la globalización sino en los migrantes, en los extranjeros. Algo parecido al fenómeno de Trump, pasó en Italia y estuvo a punto de suceder en Francia. Por eso esto es un llamado más de atención a las fuerzas progresistas porque era la izquierda la llamada a armar un relato movilizador de ese descontento y no lo hizo (…) Los gobiernos que están dirigiendo ahora la política latinoamericana no han fundado su regreso en el diseño de un horizonte de esperanzas, de expectativas, sino que han basado su regreso en una muralla de resentimientos y de odio, y ese no es un combustible que dure mucho. 
Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia, 22/11/18

La tendencia disminuir al adversario es por sí misma una demostración de la inferioridad de quien está poseído por ella. En efecto, se tiende a disminuir rabiosamente al adversario para poder creer que seguramente se triunfará sobre él. En esta tendencia, por lo tanto, se oculta oscuramente un juicio sobre la propia incapacidad y debilidad (que se quiere convertir en valor) (…) No se reflexiona que si el adversario te domina y tú lo disminuyes, reconoces estar dominado por uno al que consideras inferior; pero entonces ¿cómo habrá logrado dominarte? ¿Cómo es que te ha vencido y ha sido superior a ti precisamente en aquel instante decisivo que debía dar la medida de tu superioridad y de su inferioridad? Ciertamente que habrá estado por medio “la cola del diablo”. Pues bien, aprende a tener la cola del diablo de tu parte.
Antonio Gramsci, Cuadernos de la cárcel, Tomo 5, 1934.    

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 
Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 23 de noviembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender..

El 25 de noviembre de 1960, en República Dominicana, fueron asesinadas por luchar contra la dictadura de Rafael Trujillo las hermanas Mirabal, conocidas luego como "Las Mariposas". En su memoria, los 25 de noviembre se conmemora esta fecha como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

Fragmentos.

Nuestras derrotas no son definitivas, porque nuestras victorias tampoco lo son.
Dilma Rousseff, Foro de pensamiento crítico, Buenos Aires, 19/11/18

¿Qué es la igualdad? Estimados amigas y amigos, compañeras y compañeros, es también una construcción política. Junto con la fraternidad y la libertad fueron construcciones políticas desde la revolución francesa de 1789, la igualdad no es algo que esté implícito en la condición humana (…) El neoliberalismo comienza a trabajar sobre el concepto de la igualdad cercenando los aspectos más negativos de la condición humana y párense un poquito a pensar, todos nosotros aquí estamos de acuerdo con la igualdad (…) pero si cada uno de nosotros despojados de nuestras ideas, de nuestros pensamientos, nos pensamos como personas, seguramente ninguno de nosotros se cree igual a otro. ¿Por qué?, porque la condición humana es la diferenciación del otro, es tener una identidad, es lo que nos diferencia de los animales, no somos perros, no somos gatos. Los gatos son gatos, los perros son perros y las yeguas son yeguas, pero los seres humanos no (...) si vos nos sos diferente a otro, no sos. Sobre estas cosas pivotea el neoliberalismo, entonces de la igualdad que devenía en solidaridad de los trabajadores, en solidaridad hacia los sectores que menos tenían, comienza el tema de la individualidad, la meritocracia: si tenés trabajo es porque te lo ganaste vos y si no tenés trabajo es porque no tenés capacidades para tener trabajo, con lo cual el problema de trabajo (…) es un problema tuyo (…) no tiene absolutamente nada que ver el modelo de país, el proyecto económico, las políticas públicas que se llevan adelante. Y una parte de razón tienen, tenía trabajo porque es bueno, se levanta todos los días temprano, se acuesta tarde, pero hay mucha gente que hoy se levanta temprano, se acuesta tarde, es trabajador y perdió igual el trabajo. Quiere decir entonces que una parte es mérito propio pero la otra parte, si no hay políticas públicas, quedás colgado de un pincel.
Cristina Fernández, Foro de pensamiento crítico, Buenos Aires, 19/11/18

Hoy, el Consejo Atlántico entregará su Premio al Ciudadano Global a Mauricio Macri. El galardón se le otorga por su “incansable compromiso y dedicación para con su país y su gente a través de la reforma económica y la revitalización del país mediante una política pragmática que busca renovar las relaciones de Argentina a nivel mundial, como lo demuestra el haber asumido la Presidencia del G20” (…) en su Junta Directiva se encuentra Henry Kissinger, otro de los grandes adalides de doctrinas contrainsurgentes, muy especialmente en América Latina, incluido su papel protagónico en la Operación Cóndor (…) entre los directores honorarios figuran otros ex funcionarios estadounidenses como Robert Gates (Secretario de Defensa), León Panetta (Director de la CIA y Secretario de Defensa) y Condoleezza Rice (Secretaria de Estado), todos partícipes de la creciente oposición a los gobiernos progresistas en América Latina en las últimas décadas. Estas ideas y lineamientos son financiados por poderosas multinacionales. Chevron, Ford y Lockheed Martin, con grandes intereses en la región incluida Argentina, aportan más de 100.000 dólares anuales al Consejo.
Silvina Romano, “Premio por volver al “mundo libre”, 24/09/18

Defender el derecho a la alimentación cuando hay crisis económica en el país es una obligación legal del gobierno y una cuestión de derechos humanos. El gobierno debería tomar más en cuenta el impacto directo e indirecto de sus medidas de austeridad sobre la accesibilidad a los alimentos por los más pobres (…) La Argentina asegura que el país produce suficientes alimentos para 450 millones de personas, pero casi cuatro millones entre sus propios ciudadanos enfrentan una seria inseguridad alimentaria (…) En situaciones de crisis con una inflación extremadamente alta, las personas que ya son vulnerables –como los campesinos que no poseen tierras, los trabajadores agrícolas, los migrantes y pueblos originarios– sufren más, y el medio de subsistencia de muchos está en riesgo (…) Soy crítica respecto a la decisión del gobierno de aprovechar la crisis económica actual para desmantelar el apoyo al sector de la agricultura familiar, mediante el despido de cerca de quinientos trabajadores y expertos del Ministerio de Agroindustria.
Hilal Elver, relatora especial de la Orgenizaciòn de las Naciones Unidas (UNU) sobre el derecho a la alimentación, 22/09/18

Compañeras estos 10 años ha sido acogedor saber que la circulación de palabra política nos liga, nos une, nos fortalece, nos empodera y aún en la distancia desvanece desazones y tristezas; nos construye y constituye este colectivo de comunes, de mujeres que nos pensamos y nos recreamos como actoras políticas. Por muchos años más.
Mariana Bergara, integrante del nodo Gran Resistencia (Chaco) de la “Red Mujeres con Cristina”, 19/11/18

Porque alguna vez a las mujeres nos quemaron por tomar decisiones sobre nuestros cuerpos, nos quemaron porque nos reuníamos entre nosotras, porque nuestra capacidad reproductiva necesitaba ser apropiada para reproducir sólo fuerza de trabajo. No nos olvidamos de eso. Es el mismo poder que ahora presiona a lo más rancio –rancio porque huele mal– de la dirigencia política para que decida en contra de las mujeres. El mismo poder que siempre estuvo en contra de todas las libertades. La iglesia católica y las iglesias evangélicas pretenden hablar por nosotras; usan su poder de veto porque se sienten amenazadas, porque no tienen cómo sostener la moral que proclaman cuando su institución está corrupta de pedofilia, de abusos contra las monjas, de organización patriarcal donde las mujeres no tienen ningún poder. Pretenden arrebatarnos nuestras vidas, nuestros placeres, nuestros deseos; pretenden ocultar lo que es una evidencia concreta: la maternidad tiene que ser deseada y es por eso que abortamos. Lo hicimos por muchos años con vergüenza, con temor por la criminalización, con miedo a no saber si estábamos en manos de quién sabía lo que hacía. 
Marta Dillon, “La revolución es feminista”, periodista, 9/08/18

Tengo la impresión de que como soy una chica de clase media, que apareció en un video que se viralizó, me prestaron atención. Pero estuve detenida con otras personas que la pasaron mal. Hay un señor, que quedó en silla de ruedas por la golpiza. Le dislocaron una pierna. Un chico, Esteban (Rossano) estuvo preso cuarenta días en Marcos Paz: nos había dicho que le plantaron piedras y unos panfletos de agrupaciones de izquierda en la mochila. ¿Y si eran de Cambiemos, iba preso? Había dos personas que viven en situación de calle. Un hombre a quien su familia no lo podía encontrar porque su esposa es sordomuda. Cuando un grupo de diez salimos en libertad todas las cámaras me apuntaban a mí e ignoraban a una chica con rastas o a la que tenía un pañuelo de la campaña por el derecho al aborto [Cuando Mauricio Macri felicitaba a la policía por su nueva cacería], pensé que había entendido mal, pero había entendido bien: estaba diciendo “pobrecitos los policías, qué bien actuaron”. Me generó en el momento una angustia terrible, sentía que me estaban tomando el pelo. Me largué a llorar otra vez. ¿Qué tiene que pasar para que nos pidan disculpas? Ni un gesto de preocupación ni de nada ¿Quién nos cuida? ¿Quién nos ampara? Si me llevan presa por estar volviendo a mi casa y a otro lo meten preso por tuitear... Yo estuve detenida con 43 personas y no pasa nada. No hay ni un gendarme ni policía imputado (…) Quiero denunciarlos, lo voy a hacer (...) Me tuve que callar dos meses esperando que me sobreseyeran, pero ¿qué pensaban? ¿Qué me iba a seguir callando? Voy a tener miedo las próximas marchas, el 8 de marzo, el 24, pero no voy a dejar de ir, sé que hoy tengo que estar ahí más que nunca.
Damiana Negrin Barcellos, detenida cuando se realizaba la primera marcha contra la reforma previsional macrista, 12/02/18 

No siempre el periodismo trata de reflejar lo que le pasa a la gente. Muchas veces los periodistas –me incluyo– somos víctimas de nuestro propio ego. Yo trato de estar muy atenta a eso porque me gusta el periodismo que es herramienta de visibilización. No me interesa el periodismo que es protagonista (…) Pero reconozco que puedo ser víctima de la autoreferencialidad. En este último tiempo se profundizó mucho eso de los “periodistas nombres propios”, voceros de medios que se convierten en mega estrellas y que no importa si dicen la verdad o si mienten. (…) En ese proceso no solo pierde el ciudadano, la gente que tiene derecho a informarse, sino también el periodismo. Cuando la postverdad se impone, se pierde el derecho a la información. 
Gisela Marziota, periodista, 28/08/18

La realidad social es muy compleja. Muchas veces, cuando nos parece que hemos encontrado un camino hacia la emancipación verdadera, hacia el progresismo, hacia la ampliación de derechos, nos topamos, en realidad, con obstáculos que van en contra de eso que creíamos haber encontrado. Aprendemos de este modo que tenemos que tener una visión multidimensional que nos permita abarcar esa complejidad, y que nos ayude a entender que cuando vamos mejorando en alguna de las dimensiones que llevan hacia una mayor justicia, podemos, al mismo tiempo, dar pasos hacia atrás o retroceder en otras dimensiones. Atentos a esto, lo que el actual momento reclama es una nueva alianza entre emancipación, proteccionismo y ampliación de derechos, contra el núcleo financiero y el furioso neoliberalismo capitalista, Una alianza que nos diferencie tanto del “populismo de derecha”, el de Trump (…) como del “neoliberalismo progresista”. Es preciso apartarse de ambos análisis para hallar una vía crítica alternativa.
Nancy Fraser, “Un femenismo para el 99% “, socióloga, EE.UU., 6/04/18 

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 
Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 16 de noviembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender.....

Fragmentos.
Hoy, en un verdadero menú de “arrepentidos” a la carta, el Sr. Gabriel Romero dice haber pagado dinero por la firma de ese decreto que, finalizado todo el proceso explicado previamente, era para mí obligatorio firmar. En todo caso, sería muy interesante que el Sr. Romero indicara a quién y cómo le pagó, porque a mí nunca nadie me pagó nada por firmar ni este ni ningún otro decreto, ni por llevar adelante ninguna de las medidas de mis gobiernos. Al contrario, los problemas judiciales que tengo son por haber afectado intereses económicos concentrados y hegemónicos muy poderosos que siempre trataron de obstruir las medidas que llevé adelante en beneficio de las grandes mayorías populares, de la actividad económica en general y del desendeudamiento estructural de la Nación. El evidente manejo extorsivo de la figura del “arrepentido” llevado a cabo por Bonadío y Stornelli, es sencillamente escandaloso, pero cuenta con el beneplácito de las más altas esferas del Poder Judicial, de los medios hegemónicos de comunicación y de este gobierno que ha provocado que nuestro país se esté cayendo a pedazos en medio de una verdadera catástrofe económica y social. Lo saben todos y todas.
Cristina Fernández, 17/08/18

El origen incluso ocurrió antes del impeachment, con los ataques a Dilma Rousseff en la campaña electoral de 2014, pero la verdad es que con el juicio político a Dilma Rousseff gana fuerza la serie de agresiones. Y ya cuando deciden removerla sin delito evidente, se abre una caja de Pandora para otros problemas. Con ese impeachment ilegítimo la democracia brasileña recibe un gran golpe. A partir de allí queda muy claro que las instituciones democráticas quedan fragilizadas. Hoy vemos una continuación de ese golpe, de ese proceso, de esa fragilidad de las instituciones que en aquel momento dejaron de funcionar. Hubo realmente una crisis que aún continúa. En las actitudes parciales del Superior Tribunal Federal en relación con las elecciones. En el papel del Poder Judicial sobre la prisión de Lula con falta de pruebas. En el rol del juez Sergio Moro, a quien hace solo cuatro días se le ocurrió que sería interesante difundir el contenido de la delación premiada del ex ministro Antonio Palocci. Justo para influir en la última semana de campaña. Esto genera consecuencias nefastas en la democracia de Brasil y en la de América Latina. Lo que pase en las elecciones de Brasil, su resultado, será básicamente crucial para esas democracias (…) Con Fernando Haddad y el centroizquierda, o con Ciro Gomes incluso, retomaríamos una política social y una política económica más distributiva. Con el innombrable vamos hacia la completa barbarie. No es derecha o izquierda. Es democracia versus barbarie. Jair Bolsonaro la representa. La barbarie es Bolsonaro: racismo, homofobia, totalitarismo, fascismo.
María Augusta Ramos, documentalista brasileña, directora de O Processo, 4/10/18

Cooke fue el más ilustrado de los políticos peronistas y uno de los más grandes pensadores argentinos. Cerradamente ateo, su discurso tiene rasgos de mesianismo y religiosidad popular siempre presentes en quienes luchan por una causa –como el radicalismo naciente, los forjistas o el peronismo de la resistencia– para la que ningún sacrificio parece excesivo. Visceralmente peronista, siempre aceptó el concurso de todos y nunca pidió credenciales a quienes se sumaban a la lucha de liberación. Hoy, cuando se invoca “el desastre de los últimos 70 años” para justificar el desmantelamiento de todo resto de la Argentina peronista, Cooke es un guía notable para orientar a las nuevas generaciones en la recuperación de ese legado.
Eduardo Jozami, “Vigencia de un luchador”, 20/09/18

De pronto nos pasaron muchas cosas y todas juntas: el derrumbe del consenso que había logrado el macrismo en buena parte de la sociedad a partir del fracaso estrepitoso de sus recetas económicas, la ola verde que inundó de esperanza y feminismo las calles de la Argentina, la irrupción de la resistencia social a las políticas de ajuste acompañadas por el crecimiento de la represión gubernamental. Frente a eso todas las organizaciones del campo popular entramos en un proceso de reflexión constructiva (…) No me voy sola de Libres del Sur, me acompañan Daniel Menéndez y todo el Movimiento Barrios de Pie, miles de militantes de todas las provincias, el movimiento de mujeres, las y los jóvenes que han recuperado la esperanza en que un país con más derechos es posible. Es el final de algo que nos formó y le estamos agradecidos. Pero también es el principio de lo que espero que sea parte de la opción política y social que reemplace al gobierno de Macri y sus CEO inescrupulosos (…)  no creo que quienes se queden con Libres sean traidores ni enemigos, seguirán siendo mis compañeros y volveremos a encontrarnos muchas veces en la lucha.
Victoria Donda, “Por qué nos fuimos”, 22/09/18

Como otros miles de senegaleses, Sow y Fallou llegaron a la Argentina hace algunos años buscando nuevos horizontes. Se conocieron en Caballito vendiendo calzado. Y actualmente comparten Los amigos, biodrama afro que dirige Vivi Tellas (…) “Es una forma de integración, de aprender del otro, acercarme, intercambiar. Si no conocés a una persona, ¿cómo podés darle confianza?”, dice Sow, que llegó a la Argentina hace tres años, después de pasar por Brasil, como hacen muchos de sus compatriotas (…) Vive en la villa 31 y vende calzado en diferentes barrios porteños. Nunca antes había tenido un acercamiento con el arte. “Nosotros no somos actores de nada. Pero me gusta intercambiar lo poco que sé con los demás”, se define. Fallou también llegó en 2015. En Senegal manejaba su propio negocio, un bazar, al que tuvo que cerrar por las sucesivas “crisis políticas y económicas” del país (…) “En la Argentina, después de tantos fracasos económicos y políticos, los gobernantes están buscando a quién echar la culpa. Y culpa a los inmigrantes”, reflexiona el joven acerca del corazón político de la obra. “Últimamente nos están reprimiendo en cada lado y los medios inventan que somos mafiosos. No podíamos seguir trabajando, volver a nuestra casa y dormir, con toda esta injusticia. Teníamos que contar nuestra historia nosotros mismos, no dejar que lo haga gente con tanto odio” (…) “Detienen cada día a más vendedores. Es como si trabajar fuera un delito, cuando es un derecho. El país ingresa a un camino nefasto (…) Quiero una relación basada en el respeto”, resume Fallou. “No me defino por una nacionalidad, ningún país o lugar. El color es azar de la genética, no lo reconozco. Me reconozco simplemente como ser humano. 
María Daniela Yaccar, “La realidad sube al escenario”, periodista, 23/09/18

Sucede que, aunque las miradas más ramplonas lo nieguen, hay muchas derechas, y que englobarlas a todas como si fueran lo mismo ayuda poco a entenderlas y menos aún a elaborar estrategias políticas para enfrentarlas. Debe haber alguna diferencia entre un Bolsonaro que dice que prefiere un hijo muerto que homosexual y que no violaría a una mujer porque es fea, y Macri, por más machirulo que sea. La derecha latinoamericana es diversa porque los países, las historias y los liderazgos son distintos. Y una vez más aclararemos: captar la complejidad de un fenómeno no supone avalarlo. Si durante la última década la izquierda regional mostró importantes diferencias, por ejemplo entre el autoritarismo chavista y la moderación lulista, ¿por qué la derecha debe ser toda la misma? Habrá que volver sobre este punto. Mientras, agreguemos que la elección brasilera nos deja un aprendizaje histórico. Quizás por la experiencia del 2001, cuando la crisis del neoliberalismo dio pie a un largo ciclo nacional-popular, nos acostumbramos a pensar la historia argentina como un péndulo perfecto, un eterno ida y vuelta derecha-izquierda-derecha. Esto ha llevado a un sector del progresismo, incluyendo al kirchnerismo sunnita, a adoptar la estrategia de la contemplación: aguardar a que el macrismo se derrumbe -o, lo que es lo mismo, a que la gente se de cuenta de lo que realmente está ocurriendo- para que le llegue nuevamente el turno, sin instalar temas nuevos más allá de la crítica al actual estado de cosas y la reivindicación de lo que se hizo, sin ofrecer una agenda de futuro y por supuesto huyendo de cualquier ejercicio de revisión o autocrítica. Pero la historia no es una secuencia impecable sino un serpenteo desconcertante. Y por eso la última lección que nos deja Brasil es que a una crisis desatada por la derecha puede seguirle un gobierno de ultraderecha, que las fuerzas populares nunca tienen el futuro asegurado y que sentarse a esperar que la sociedad vuelva arrepentida a sus brazos es lo mismo que renunciar a la política.
José Natanson, “Bolsonaro, lecciones para la Argentina”, Director de Le Monde Diplomatic, Edición Cono Sur, 11/11/18

La nueva organización de las economías en las sociedades occidentales y las mutaciones en el mundo productivo y en la familia, inciden en los sistemas nacionales de Estado de Bienestar, evidenciando una demanda social muy fragmentada en razón de un conjunto de fenómenos (desempleo, precariedad en el mundo del trabajo, pobreza, exclusión social, necesidad de cuidado en situaciones vulnerables, etc.) que involucran a amplias franjas de población. El modelo tradicional de protección social fundado en la seguridad ante determinados riesgos está hoy en crisis producto del creciente peso financiero del sistema,  de la “vieja” disposición que no toma en cuenta las transformaciones de la familia, del mercado del trabajo y del mundo productivo, y de la creciente brecha entre demanda social y respuesta pública. No obstante lo anterior, no parece que se esté rediseñando una nueva organización del Estado de Bienestar, sino que solo se están intentando respuestas focalizadas y parciales, orientadas a limitar la protección frente a los riesgos más tradicionales sin lograr intervenir con la misma fuerza en solucionar las situaciones problemáticas típicas de la vulnerabilidad (…) Entre las situaciones problemáticas que se define en términos de vulnerabilidad, se encuentran: el desempleo, sobre todo si es de larga duración, la precariedad laboral, la pobreza y la exclusión social, la necesidad de cuidado en situaciones crónicas, y las consecuencias del aumento de la esperanza de vida que crea un nuevo ciclo vital entre los sesenta y cinco años y los ochenta. 
Saúl Meghnagi, El saber profesional Competencias, derechos, democracia, ed. 2018, investigador y teórico social italiano.

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 9 de noviembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.


Cómo puede ser que la prensa y los medios de comunicación hayan ignorado lo que pasaba aquí y en otros centros clandestinos de detención a lo largo y a lo ancho del país. Esta es una pregunta que también debe estar en cada sitio de la memoria. Creo sinceramente que hemos forjado una nueva identidad democrática, ya no se es democrático únicamente porque se esté de acuerdo con que haya elecciones libres y sin proscripciones y podamos votar cada dos años; ya no se es democrático únicamente porque pensamos que es bueno redistribuir el ingreso y que la gente tenga buen nivel y calidad de vida, los derechos humanos se han incorporado definitivamente a esta nueva identidad democrática de la que nadie puede renegar, forman parte de nuestra identidad constitutiva. Y cuando hablo de nuestra no hablo desde un espacio político, hablo desde mi condición de argentina, porque es patrimonio de la Nación y orgullo de la patria. A veces me pasa también, muchas veces, porque es natural y es bueno que haya oposición en un país y que por ahí las críticas sean duras, fuertes, estoy acostumbrada porque siempre fue así, la oposición- oficialismo, peronismo-antiperonismo, siempre fue una cosa así, pero cuando veo algunas expresiones aisladas pero poderosas, yo antes pensaba: será por todos los derechos que han conquistado o vuelto a conquistar los trabajadores, será porque de repente ahora los de piel más oscura tienen los mismos derechos, será porque hay matrimonio igualitario.
Cristina Fernández, 25/05/2015

¿Tenemos entonces razones para preocuparnos los argentinos? Sí pero no porque en nuestro país pueda aparecer un fenómeno similar. Nos debemos preocupar por la región, por el destino común de América latina. De ninguna manera porque vaya a surgir un personaje de esas características. En nuestro país, la dictadura dejó una marca brutal en la memoria de los argentinos, muy diferente de la experiencia brasileña y no hay condiciones objetivas para algo similar, para un proyecto donde la centralidad esté en el Ejército. Pero por sobre todas las cosas, en la Argentina no hay lugar para Bolsonaro porque aún hay espacio para la política en la vida cotidiana de la gente. En la cena familiar, en las universidades, en los secundarios y en cada espacio está la Política, incluso para denostarla, para culparla y castigarla. En nuestro país tenemos una capacidad de organización y de gestión de las organizaciones enorme, que da respuestas aún en los momentos de mayor crisis. Y sobre todo tenemos jóvenes que reinventan la política todos los días. No creo que haya que preocuparse porque surja un Bolsonaro pero sí por revalorizar la política y la organización. Por ser estratégicos, inteligentes. Por no caer en las provocaciones, en las maniobras y en las operaciones. Por ser cada día más coherentes, más creíbles y por dejar los grandes discursos ideológicos de lado, para escuchar y construir soluciones para los problemas reales de los compatriotas.
Claudia Neira, “No hay lugar para un Bolsonaro”, Directora Banco Ciudad por la oposición- Dirigente Nuevo Espacio de Participación, 6/11/18

Todo el mundo se cuelga de la sotana del Papa. Es un problema de los argentinos. Primero pensar que somos el ombligo del mundo, y el Papa no tiene otra cosa que hacer que pensar todo el tiempo en nuestras internas (…) Pasan muchas cosas más graves en la Iglesia, y él maneja siempre una prudencia y un silencio que hacen que las cosas se vayan desenvolviendo y, a la larga, salga lo verdadero. No podemos seguir involucrando al Papa en nuestras pequeñeces. Y, encima, hacer de esto grandes noticias o explosiones. Si el Papa se encuentra con Trump, vamos a decir que es liberal; si va a China, vamos a decir que es comunista; si va a Venezuela, es populista; si el Papa va a Marte, vamos a decir que es marciano. A mí, como argentino, católico y obispo, me molesta esta interpretación tan barata de lo que es el Papa, y hasta me causa risa. Es tan burdo (…), el Papa es universal. Tenemos que madurar bastante para poder estar a la altura de la visita del Papa. (…) él no hace propaganda de sus actos, conduce con claridad una Iglesia realmente al servicio de la paz, al servicio de los pobres. Quiere una iglesia que sea madre.
Eduardo García, obispo de San Justo, que acompaña a Francisco en Roma, 24/10/18

Son ellos, claramente, los que tienen el poder de decisión sobre sus vidas y sobre las nuestras. Son ellos los que pueden transformar las cosas. México ha sufrido una transformación, un cambio en los últimos tiempos, y ha sido gracias a los jóvenes. Lo discutí mucho a partir del terremoto de hace un año. Yo viví el del ‘85, que fue terrible, y fue el nacimiento o el resurgimiento de la sociedad civil organizada. Volvió a suceder y volví a decir: son ellos, los jóvenes, quienes tienen el poder para transformar el país. Y las votaciones así lo demostraron, por más que intenten decirnos que no, que había muchos indecisos, qué se yo y qué se cuánto... Ellos salieron y tomaron en sus manos la decisión de lo que sucedería. A ellos les hablo, no para inducirlos ni para convencerlos, sencillamente intentando pasar un poco el mensaje acerca de cómo el libro te cambia, te hace mirar el mundo de una manera distinta. Cuento con algo a mi favor: el embrujo maravilloso de las palabras y del libro como herramienta transformadora y civilizadora.
Benito Taibo, escritor mexicano, 9/09/18

Éramos muy pobres. Tanto, que me gustaba ir al cementerio a visitar la tumba de mi viejo porque en el cementerio había sanitarios como la gente. Pobres, pobres. Yo quería trabajar en la radio de lo que fuera. No quería ascenso social, ni guita. Quería comer todos los días De chico no lo vivía como un problema. Estaba naturalizado. En el pueblo no te dabas cuenta, no había diferencias. Los chicos de las familias de plata iban al mismo colegio que yo, el hijo del escribano venía a casa a jugar y a escuchar música, y yo iba a la de él, y estaba todo bien. Porque en aquel entonces todos teníamos más o menos el mismo nivel intelectual, por decirlo de alguna manera. Había diferencias, por supuesto. Estaban los peronistas, los antiperonistas... Pero éramos amigos, gente sana. Sí. Peronista de aquel primer Perón y de Evita. Después no, me alejé. Recuerdo que Perón pasó por Bragado en la campaña de enero del 46, mis padres lo recibieron alborozados. Mirá: mi viejo tuvo muchos trabajos (…) Y fue él quien me contó del Estatuto del Peón, y de las mejoras que había impulsado Perón hacia los trabajadores. Un montón de gente de campo se enteró que tenía derechos. Mi padre me contaba que algunos peones decían, preocupados: “Esto al patrón no le va a gustar”. Ese es mi peronismo. 
Héctor Larrea, locutor, 28/10/18

Diría que la demanda de orden es hasta cierto punto legítima y que cualquiera puede reaccionar agresivamente si se ve amenazado por el prójimo. Por eso es tan importante que desde el poder y desde los medios no traten de sacar justamente lo peor de cada uno, que es lo que está pasando ahora (…) alientan a que se tome el tipo de medidas antisociales que propone la derecha. Para empezar, detener la prédica del odio que viene desde arriba. Luego, las personas con llegada a la población tienen que tener la responsabilidad de explicar pacientemente y siempre que no existe felicidad individual aislada de la comunidad, que la comunidad no se sostiene sin derechos garantizados para la mayoría y que esos derechos vienen como logros de luchas y reivindicaciones colectivas. Es preciso explicar, porque la gente no lo sabe, que el aguinaldo que tanto le gusta cobrar fue fruto de luchas sindicales. Que puede votar a Macri o a quien quiera porque hubo tremendos conflictos para ampliar la ciudadanía. Que un subsidio por desempleo dinamiza la economía y genera bienestar de muchas más personas, además de quienes los reciben. Que si una huelga gana un aumento del salario mínimo, suben las escalas salariales de todos. El problema es que la ideología de mercado apunta justamente a que no veamos todos estos lazos que nos unen.
Ezequiel Adamovsky, doctor en historia, 16/09/18

Los feminismos irrumpieron en la agenda pública en 2015, desde entonces crecimos en masividad, reivindicaciones y transversalidad. Realizamos tres paros, copamos las calles en decenas de ocasiones y nos volvimos indiscutiblemente uno de los principales emergentes de resistencia a la derecha local e internacional (…) En la actualidad vemos como novedad a los sectores evangélicos convocando a movilizarse contra el aborto y la ESI. Esto no quiere decir que la Iglesia haya cambiado su posición histórica respecto de la moral y la familia patriarcal, pero hoy la figura del Papa Francisco, nos guste más o menos (o nos enfrente con nuevas contradicciones), es de los principales actores globales que discute contra la depredación neoliberal. ¿Esto quiere decir que la Iglesia sea de pronto “buena”? Para nada. ¿Supone que olvidemos las complicidades patriarcales o autoritarias? Tampoco. Pero sí implica asumir que la religiosidad está presente también de manera transversal en todos los sectores sociales (…) Una de las cosas que más molestan en los medios hegemónicos es que seamos un actor político. Clarín publicaba después del último encuentro de mujeres, lesbianas, travestis y trans de Trelew que nos “ideologizamos”. Les perturba que pensemos, elaboremos y hagamos política. Sabemos que si este gobierno consolida su pretensión hegemónica, nosotras somos las más perjudicadas. Si continúan las políticas de deuda y desposesión, desempleo, pérdida de salarios, recorte de presupuesto para políticas públicas, no hay ley de aborto que nos vaya a salvar. ¿Esto supone abonar a la idea de que nuestra lucha por la legalización es una cuestión secundaria? En absoluto. Pero sí supone asumir que ambas peleas van de la mano, que no hay feminismo posible en un contexto de desigualdad y por lo tanto nuestro mayor desafío es resistir organizadas, y ser parte de la opción que logre sacar a Cambiemos del gobierno el año próximo.  
Victoria Freire, “El feminismo tiene que debatir el poder”, Directora del Ogypp, referente feminista de Mala Junta y del Frente Grande, 8/11/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 26 de octubre de 2018

Para pensar, debatir, comprender..

Fragmentos.
Cuando decía que no pensaba dejar las convicciones, algunos lo tacharon de setentista e ideologizado, los que son verdaderamente setentistas e ideologizados son los que quieren retornar a un pasado de los 90, a un pasado de los 70, a un pasado de represión, a un pasado de gobierno sin pueblo, esos son. Y nosotros somos el gobierno de la transformación y el cambio. En estos doce años a él le tocó reconstruir y juntar los pedazos de país que nos habían dejado. Porque no se encontró con un país como me encontré yo en el 2007, él se encontró con pedazos esparcidos, con desesperanza en la sociedad, con escepticismo, con falta de autoestima y Dios sabe que a él lo que le sobraba era voluntad, coraje y decisión para levantar la autoestima de un pueblo que había sido humillado y pisoteado. Y lo hizo, dejando cachos de su vida en el camino también (…) yo no me quejo, ¿saben por qué no me quejo? Porque son las reglas del juego. Cuando venís a transformar el statu quo, cuando venís a cambiar la realidad en favor de las grandes mayorías, no esperes caricias ni aplausos, solamente palos, difamaciones, injurias, mentiras y calumnias. No importa, estamos preparados, nos hemos preparado, tenemos la obligación como dirigentes políticos democráticos, nacionales y populares, de saber que el camino de dirigir un pueblo a una vida mejor tiene sus costos personales.
Cristina Fernández, 25/05/15

El ajuste hará la situación aún más irrespirable en los sectores populares. En las redes se preguntan, muchos con amargura, la razón de que todavía no se hayan producido asonadas populares como la del 19-20 de diciembre del 2001. El gobierno acusa a la oposición de estar preparándola (…) Lo real es que si todavía no se produjo es justamente por la experiencia histórica que dejaron aquellas circunstancias. Herramientas solidarias que comenzaron a aplicarse en aquella época, surgieron inmediatamente ahora en función de esa experiencia. Una inmensa red de comedores populares, movimientos de vecinos y ferias del trueque surgió ahora apenas comenzó a sentirse la crisis. Funcionan con mecanismos de solidaridad entre los mismos vecinos, la antítesis de la meritocracia y el individualismo neoliberal (…) Son las paradojas que resquebrajan la pretendida naturalidad del neoliberalismo. La solidaridad surge como única alternativa frente al saqueo neoliberal, frente a la política de supremacía del más fuerte, frente a la justificación del hambre y la miseria que plantea la idea de que en esta sociedad “cada quien debe tener según el esfuerzo que invirtió”. El macrismo enseñó a sus votantes a despreciar a “los vagos que no trabajan y viven de un plan”. Y ahora depende de ese extendido entramado solidario entre los que menos tienen para no repetir la historia del presidente que huyó de la Rosada en el helicóptero presidencial.
Luis Bruschtein, “Saqueos” periodista, 22/09/18

En Colombia, los líderes sociales se asesinaron sistemáticamente a lo largo de la historia. En ese marco es que fue exterminado un partido político completo, como la Unión Patriótica y tantos otros líderes sociales como el caso de mi padre. Lo que sucede ahora, es que después del acuerdo, los homicidios se volvieron más visibles (…) Si el Estado no está presente, la disputa por la tierra se agravará. Esto solo se soluciona con una presencia integral del Estado, no con presencia armada. Sin el Estado sencillamente la gente va a quedar ahí en medio de un fuego cruzado, que es lo que sucedió siempre (…) Veo que México es la esperanza. También estamos esperando ver qué sucede en Brasil con Lula y aquí mismo en Argentina. Veo con tristeza lo que está sucediendo en Ecuador, ese viraje, sobre todo por haber sido Lenin Moreno quien lo lideró.  En la asunción de Duque estuvieron presentes Mauricio Macri y Peña Nieto, ello muestra que la derecha se están organizando para recuperar su poder y frente a ello nosotros tendremos que ser profundamente creativos. 
María José Pizarro, diputada por la coalición Colombia Humana, 1/09/18

¿Quién es esa jueza para obligar a mi hija a tener un hijo que es producto de una violación, de un embarazo no querido? Se toma atribuciones que no corresponden. Yo soy la madre. Y mi hija tiene derecho a abortar. Lo dice el Código Penal. Estoy segura de que si hubiera sido su hija la decisión hubiera sido distinta. El aborto lo podría haber hecho de forma particular. Si hubiera sabido que íbamos a tener tantas trabas y demoras, no hubiera recurrido a la justicia. Pero yo quiero que se lo haga en un hospital público para resguardar material genético que permita probar la violación.
Aurora Luisa Fuentes, madre de una adolescente de 15 años violada por su padrastro, que reclama un aborto no punible (19.02.2010).

No digo que todas las mujeres sean buenas pero creo que tenemos un sentido mucho más agudo de lo que significa cuidar un país. Lo que pasa es que también entramos al poder bajo unas reglas masculinas, por eso en mi novela El País de las Mujeres hablo de un gobierno de mujeres donde se cambien las reglas (…) La vida laboral no se adaptó a que muchísimas mujeres que trabajan tienen gran responsabilidad en la crianza, faltan mecanismos sociales como guarderías o lugares en los trabajos donde tener a los niños si se enferman. Hay muchas cosas que se podrían hacer. Están habiendo cambios pero es necesario repensar todo el mundo laboral. Creo que la explotación de la mujer en sus diferentes formas es la semilla de todos los males porque esa dominación empieza desde la infancia. Y en relación al poder, la mujer tendría que entrar de otra manera. Es un proceso largo.
Gioconda Belli, ex dirigente del FSLN y escritora nicaragüense, 19/08/18

Cuando nos preguntan ¿cómo hicimos para reunir a todas las barriadas de América latina?, nosotros respondemos ¿cómo habrán hecho para separarnos cuando estamos unidos por la historia, la cultura, la idiosincrasia? (…) una idea que nos precede a todos los militantes, a todas las organizaciones populares, que es la de articular  esa patria grande, esa patria baja, como la llamamos nosotros a esa idiosincrasia latinoamericana que subsiste por debajo de la línea de la pobreza, a pesar del tiempo y a pesar de todo (…) con la certeza inapelable de que nadie se iba a salvar solo y esa premisa se transfirió a todos los barrios de la Capital Federal, no desde una identidad partidaria, sino de una dinámica asamblearia para apuntalar espacios de trabajo corporativo y de educación popular, como estrategia complementaria de las distintas expresiones del campo popular en lo partidario, porque nosotros no veníamos de barrios marxistas o peronistas, sino de barrios pobres con un montón de contradicciones, de desafíos, de obstáculos y de virtudes en común (…) poco a poco se fue articulando con otras experiencias de la región.
Nacho Levy, referente de La Poderosa, 26/07/18

La izquierda tiene que quererse un poco menos y tiene que querer un poco más a sus pueblos (…) Nosotros nos hicimos de izquierda porque le teníamos un profundo amor a nuestros pueblos (…) un revolucionario no vale por sus palabras, un revolucionario no vale por sus proclamas, un revolucionario no vale por los líderes que pone en sus camisetas, un revolucionario vale por la capacidad efectiva, hoy, aquí y ahora, de transformar las cosas en beneficio de quienes más lo necesitan, de recuperar poder para la gente y de restarle poder a los privilegiados. Nosotros nos comprometimos hasta el final con todas las experiencias que fueron capaces de avanzar en la realización de la justicia social, de la soberanía política y de la integración regional en América Latina. No conocemos otro camino para la conquista de una democracia plena, una democracia que no deje a la mitad de su población fuera (…) A las derechas les tenemos que decir que ya era hora de que volvieran alguna vez con los votos y no con los fusiles. A los que decían que no había democracia en los países que estaban en proceso de transformación de emancipación nacional les decimos que aquí está la prueba de que aquí hay democracia, también ellos han podido ganar (…) si la gente sigue votando por los privilegiados el problema no es suyo, es más bien nuestro.
Iñigo Erregón, en Chile, diputado español de Podemos, 22/10/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina


discusión política nodo Rosario