aqui estamos!

aqui estamos!

"NADIE PUEDE SER FELIZ SIN PARTICIPAR EN LA FELICIDAD PÚBLICA, NADIE PUEDE SER LIBRE SIN LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD PÚBLICA, Y NADIE, FINALMENTE, PUEDE SER FELIZ O LIBRE SIN IMPLICARSE Y FORMAR PARTE DEL PODER POLÍTICO"

HANNA ARENDT

"LO IMPORTANTE ES QUE PODAMOS DISCUTIR, RAZONAR Y ENTONCES, NO HACER SOLAMENTE EJERCICIO POLITICO DE OPOSICIÓN, SINO ESCENCIALMENTE TRABAJAR POR LOS INTERESES DE NUESTROS REPRESENTADOS"

CRISTINA FERNANDEZ

viernes, 10 de agosto de 2018

Para pensar, debatir, comprender....

Fragmentos.

Quiero dirigirme a los miles y miles de jóvenes que están en la calle, que creo que tenemos que hacer un esfuerzo, un esfuerzo muy grande porque hoy no estamos proponiéndoles una alternativa a un problema que existe, el problema del aborto existe en la Argentina. Sucede, sucede, estemos o no estemos de acuerdo, sucede y hay que darle una respuesta como legisladores, no les gusta esta respuesta discutamos otra pero hoy no discutimos ninguna respuesta. Hoy estamos cerrando la cortina, bajando la cortina, rechazando, nunca tenemos que rechazar, creo que esencialmente tenemos que proponer una alternativa (…) Siempre se vota con convicciones, el problema es cuando las convicciones que queremos nosotros se ejercen sobre otras personas que no tienen esas convicciones, ahí estalla el conflicto. Porque, en definitiva, nosotros como legisladores, nuestro rol es regular las relaciones en la sociedad para que todo se articule y armonice, pero acá en este caso puntual ante una sociedad que está demostrando una respuesta a un problema que tienen o a derechos que quieren; (…) dar una respuesta a esas demandas, que considero, no será este año, será dentro de dos años, o un año, cuando reglamentariamente después del rechazo se pueda tratar nuevamente. Con todas las convicciones de cada uno, pongámonos a pensar si, realmente es justo que, a una sociedad que ha adquirido este nivel de movilización y de comprensión, sigámosle imponiendo unos la conducta a los otros. Porque está claro que esta no era una ley que obligara a abortar a nadie. Es más no utilicemos más esa palabra (…) hablemos de interrupción voluntaria del embarazo.
Cristina Fernández, 8/08/18

En el Senado se dijeron cosas brutales: se relativizó la violación, como si tal cosa pudiera ser sin violencia en boca del senador de Salta Rodolfo Urtubey, algo que no debería ser dicho, que no puede ser más que un delito decirlo, por su lugar de responsabilidad, de representación, por el lugar que le toca en este mismo momento cuando la vida de las mujeres y de todas las personas con capacidad de gestar es lo que se juega. No pasa inadvertido. No nos olvidamos ni nos olvidaremos. Esa acción del senador Urtubey deja expuesto el pacto patriarcal que desoye la voz de la calle y las horas de sólidos argumentos que se desplegaron para llegar a este momento. Y no sólo eso, ataca, directamente, a todas las que se movilizaron, se emocionaron, hablaron, discutieron, demandaron por los derechos de todas, de todes. Nada se olvida, todo está clavado en nuestra memoria. La vicepresidenta anunciando represión cuando seguía llegando gente a todas las calles que no estuvieron cercadas por la puesta en escena de un esquema de seguridad que pretende amenazarnos con conflictos armados entre antiderechos y la fuerza popular. Como si no quedara claro que la demanda del movimiento feminista es al poder político y no a quienes creen que no es bueno abortar. Porque no obligamos a nadie, solamente estamos ampliando derechos para quienes quieren ejercerlos.
Marta Dillon, “La revolución es feminista”, periodista, 9/08/18

Habría que decodificar cuál es el pacto que un segmento de la sociedad hace con el político, cuánto le exige la verdad: depende de su background cultural. Mentir en Finlandia tiene un costo muy distinto que en Brasil o Argentina. Acá no se le exige la verdad al político. El pacto con Macri fue poner un fin al ciclo kirchnerista; que les gane, los meta presos y haga lo posible para que no vuelvan. Con otro segmento hizo el pacto de las libertades económicas, incluso las construidas con los medios como la del cepo cambiario. Y otro fue con los grupos poderosos. La complejidad del triunfo de Macri es que supo tener una respuesta para cada uno de esos sectores. Aunque dijo cosas y no cumplió: la sociedad no mide por eso. Lo van a medir por el crecimiento, la inversión, el trabajo, el plan económico que no resulta. Ahí se rompe la credibilidad de su palabra. Otro parámetro que la sociedad compró es que el macrismo tiene una ética republicana diferente del kirchnerismo: la trasparencia. Pero a Macri se le está quebrando el muro del coucheo: aparecen contribuyentes que dicen "yo no puse dinero…" (…) el clic se produce no sólo porque no digan la verdad, sino porque hay una inflación galopante del 35% anual. La "verdad" no les es suficiente. 
Luis Alberto Quevedo, sociólogo, director de Flacso, 29/07/18

“Si la ley no se vota hoy, mañana voy a estar más aliviada”, declaró la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal (…) El alivio de la gobernadora se funda en el ocultamiento, la clandestinidad que libera al Estado de garantizar la igualdad. Apeló como justificación de su alivio a un argumento que asombra, duele por la perversidad. Dijo que los hospitales públicos están en “mora legal” con otras intervenciones médicas. “Las cirugías programadas aún tienen demoras. Hoy esa cirugía que se pide como un derecho compite con la cardiopatía y con la operación oncológica”, explicó. Una falacia que alimenta la violencia.  Mujeres que por su irresponsabilidad les disputarían las camas a verdaderos enfermos. Una falacia que desconoce la medicación que permite la interrupción del embarazo sin necesidad de cirugías. Una falacia que traslada a las víctimas le responsabilidad de la carencia de recursos que asigna el Gobierno para atender la salud. La crueldad de la gobernadora es una marca que se oculta en el orillo de su rictus angelical. En septiembre del 2011, la entonces ministra de Desarrollo Social porteño defendió en una audiencia ante la Corte Suprema la quita de una pensión a una mujer en situación de calle con un hijo discapacitado (…) La entonces ministra estableció que los indigentes que pasaban la noche en los paradores, que atienden de 6 de la tarde a 7 de la mañana, no podrían recibir el subsidio de 700 pesos –unos 3200 pesos actualizados por la inflación CABA– destinados a quienes califican como “en situación de calle”. El subsidio sólo se pagaba por diez meses. Después otra vez el desamparo. 
Nora Veiras, “El alivio de Vidal”, periodista, 9/08/18

Lo mejor de colorear es recuperar las expresiones. No me gustan las palabras rebuscadas, pero aquí funciona una: insuflar. Pintar la representación gráfica de un genocidio es un intento por insuflar vida donde otros sembraron masacres. Trabajo sobre las fotos rescatadas del Museo de Ciencias Naturales de La Plata. La mayoría fueron tomadas luego de 1886, cuando el Perito Francisco Moreno encerró allí a los caciques Inakayal, a Foyel y a parte de sus familias. Hace un año, cuando empecé este proyecto, no sabía lo que pasaría después: que la gendarmería saldría a cazar mapuches, que la represión sería tan brutal, que estaríamos buscando a Santiago Maldonado. Los que hoy están siendo perseguidos son descendientes de aquellos hombres y mujeres masacrados por el ejército argentino. La mayoría de los que pinto me parecen rostros conocidos: son sobrevivientes del genocidio contra los mapuche, pero también se parecen mucho a cualquiera de la personas que conocí en la Patagonia.
Sebastián Hacher, “Bordar el genocidio Mapuche”, artista, pintor, bordador, agosto2017

Los peronistas nunca nos imaginamos que la derecha iba a llegar por los votos. Esta es la primera vez que nos ganan en las urnas y nuestro desafío es recuperarnos de la misma manera que lo hicimos siempre: con debate hacia adentro, con discusión franca, con respeto por las diferencias y por encima de todo, con respeto por aquella idea de que por delante de todo está la Patria. (…) la mayoría de nosotros y nosotras somos peronistas, tengamos presente la historia frentista de nuestro movimiento. Y tengamos la certeza de que si seguimos trabajando en el camino de la unidad, hay 2019.
Adriana Varela, cantante, 13/03/18

A pesar de su fuerte presencia en la política. Los medios de información en cuanto tales no tienen poder en sentido propio. De este modo, el corriente modismo del “poder de los medios” es engañoso. Los medios de comunicación constituyen más bien –por emplear una expresión de Schmitt- una nebulosa atmósfera de influencias indirectas. Carecen de una estructura intencional inequívoca. El espacio de los medios es demasiado difuso, está demasiado disperso. Ningún actor determinado, ninguna institución determinada los dirigen en su totalidad (…) El espacio de internet no está regido en absoluto, lo cual conduce a un incremento radical de la contingencia. Conviene además distinguir entre poder e influencia. Ciertamente, un poder que no es capaz de ejercer ninguna influencia, desde luego no es poder, pero la influencia no siempre tiene la estructura de un poder. 
Byung-Chul Han, Sobre el poder, ed. 2016, intelectual coreano

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 3 de agosto de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

No ha sido fácil llegar aquí, no ha sido la obra de los tres poderes del Estado únicamente la que ha permitido derrumbar el muro de impunidad; no ha sido el rol del Poder Ejecutivo, del Legislativo o el Judicial, que han tenido una participación importante en lo que ha sido el derrumbe legal de este estatuto de la impunidad, pero previo a ese derrumbe legal hubo un derrumbe cultural, ético y moral que lo llevaron adelante mujeres -en este año consagrado para la mujer- que con un pañuelo blanco en la cabeza, sin militancia ni experiencia política, salieron a la calle para reclamar primero por sus hijos y después por todos los demás. Creo que es en definitiva la experiencia más importante que podemos ofrecer, no sólo de democratización sino también de empezar por un reclamo individual para finalmente confluir, como no puede ser de otra manera en lo colectivo, que es precisamente lo que distingue a los hombres y a las mujeres cuando a partir de experiencias e historias personales construyen en conjunto la historia de los pueblos, que es en definitiva la que perdura y la que tiene trascendencia histórica y moral.
Cristina Fernández,   7/04/2008

La pesada herencia del macrismo, aun heredada por Macri, va a ser muy pesada, de muchos años para adelante. La solución de cómo hacer la transferencia a los sectores más poderosos implicó el nivel de endeudamiento que tenemos hoy. La reconstrucción será difícil. Me preguntan si, ante esa hipótesis es factible un discurso "para perder". No, el bloque de poder está más unido que nunca.  Y entienden que deben retener el poder porque se saben vulnerables. Ese bloque está pensando un 2019 alternativo a Macri, aunque hoy Macri sigue siendo el mejor candidato que tienen: no es Vidal, ni Peña, ni nadie. Si a Macri le va mal, arrastra a Vidal, que no tiene vida política propia. Y si le va bien, es el mejor candidato. La pregunta con Cristina, en cambio, no es por qué tiene que ser candidata, sino por qué no debería serlo: ¿sin ella se puede construir un bloque opositor más sólido, más grande? El verdadero desafío no lo pone Cristina sino construir algo superior a ella. 
Luis Alberto Quevedo, sociólogo, director de Flacso, 29/07/18

En Argentina, la brecha en la participación laboral se incrementa en el momento de la maternidad. Los empleadores asocian a las mujeres con un mayor costo de licencia y ausencias en general por cuidar. Y aunque entre las condiciones del FMI se asevera la exigencia de equipar las licencias, el proyecto de equidad salarial que el Ejecutivo presentó dista de equiparar las responsabilidades en el cuidado y evita tener cualquier debate más profundo al respecto. La frutilla de este postre de contradicciones la da el hecho de que el acuerdo se compromete a reducir el empleo en el sector público, y reduce el empleo público: allí donde la participación femenina está mucho más equilibrada (53% de mujeres en el sector público versus sólo 32% en el sector privado).
Lucía Cirmi Obón, “¿Quien merece y quién no la política social?”, economista, julio 2018

(Este concepto) fue creado por la filósofa española Adela Cortina en un extraordinario libro de editorial Paidós “Aporofobia, el rechazo al pobre”. En septiembre de 2017 fue incluida en el diccionario de la lengua española por la Real Academia (…) Mauricio Macri, en octubre de 2002, diario La Nación, sobre los cartoneros. “Este es un negocio millonario y los cartoneros tienen una actitud delictiva porque se roban la basura (…) Al ciruja me lo llevo preso” (…) María Eugenia Vidal, el 30 de mayo de 2018, sobre los estudios de los pobres: “¿Y llenar la provincia de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad?” Javier González Fraga, presidente del Banco Nación, el 27 de mayo de 2016, sobre los empleados:. “Donde le hiciste creer a un empleado medio que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior, eso es una ficción” (…) En un mundo construido sobre el contrato político, económico y social, los pobres parecen quebrar el juego de dar y recibir, y por eso prospera la tendencia a excluirlos. El problema no es de xenofobia, puesto que la recepción entusiasta a turistas extranjeros contrasta con el rechazo a refugiados e inmigrantes. Hablamos de aporofobia, de rechazo al pobre. Es el pobre el que molesta, incluso el de la propia familia. La aporofobia es un atentado diario contra la dignidad y el bienestar de las personas, y contra la democracia, debería estar tipificado en el Código Penal Argentino.
Eduardo Valdés, “Aporofobia, el miedo y el rechazo a los pobres”, diputado del Parlasur, 20/07/18

Para dar malas noticias hay que estar bien (…) Hoy hay más plata por callar que por hablar (…) Con esta limpieza que están haciendo también te están diciendo qué tenés que escuchar. De alguna forma, limpiar el aire no solo tiene que ver con los costos económicos, que yo no los creo (…) Cuando te van sacando otras voces te están diciendo qué tenés que escuchar. Eso es lo jodido. Pero la resistencia también es interesante, aparecen nuevas formas y nuevos lugares donde decir las cosas. Los que tienen algo para decir van a buscar la forma. La palabra se abre camino cuando alguien tiene algo para decir. No importa dónde lo hagas. Siempre habrá un lugar para hacerlo. Y vos lo vas a encontrar. Y nosotros lo encontraremos si necesitamos hacerlo. Y si no, no era tan importante lo que teníamos para decir. La palabra es política.
Elizabeth Vernaci, declaraciones de su abrupta salida de Radio Con Vos, locutora, 1/08/18

Los que atacaron a Padura y a mí no tienen ni idea de quiénes somos, qué decimos, qué pensamos. Es simplemente un mensaje, que me terminó poniendo en la mira a mí, pero podría haber sido contra cualquier otra escritora o escritor. Así trabajó el fascismo. El debate recrudeció en estos meses. Se puso más violento que cuando se debatía en Diputados, donde todo fue más democrático. Pero ahora que tiene la media sanción, es verdad, se generó miedo. Los sectores reaccionarios que pensaron que no iba a pasar Diputados se sorprendieron y por eso se están jugando y poniendo toda la carne al asador. Eso se traduce en ataques muy concretos, golpizas, incluso contra adolescentes que llevan el pañuelo verde. Agravios contra mujeres en todo el país. Tiene que salir porque ya está despenalizado socialmente. Lo hemos sacado a la luz. Todo el mundo conoce desde siempre la realidad del aborto clandestino, pero antes no teníamos a quien responsabilizar en concreto. Ahora tenemos responsables muy puntuales: si las mujeres siguen muriendo en este país por abortos clandestinos, los responsables serán los senadores (…) un proyecto como el del senador Pinedo. Es un proyecto delirante, uno entre varios, que también plantea obligar a parir y dar en adopción. Creo que se inspiran en sus propias imposibilidades. En este caso, la imposibilidad de entender el aborto como un tema de salud pública. Y en vez de entenderlo simplemente con una cuestión de salud pública, en este caso Pinedo inventa estas propuestas descabelladas, más descabelladas que la ficción.
Claudia Piñero, escritora, 15/07/18

La Europa que muchos defienden ahora es una sociedad avejentada y asustada situada en un entorno de pobreza de mil millones de africanos percibidos como los nuevos bárbaros. Y contra los cuales se elevan fortificaciones físicas, legales y militares para sellar nuestras fronteras y, en particular, las orillas del Mediterráneo (…) Mientras se parlamenta en los salones del poder, miles de seres humanos ven sus vidas destrozadas sin horizonte de salvación. Si a usted no le importa esto, es que ha dejado de ser humano, y tal vez un día le llegue el turno de que cierren la puerta a sus seres queridos. En este planeta, tal y como está, o nos salvamos juntos o nos vamos todos al carajo. Pero pueden vislumbrarse rayos de esperanza. Si en lugar de mirar a los gobiernos, paralizados por sus querellas, miramos a la gente. A miles de ciudadanos, tal vez usted mismo, que sienten la generosidad de acudir en ayuda de nuestros congéneres. Y que están dispuestos a proporcionar alojamiento, trabajo, educación, a quienes lo necesitan urgentemente. Esa es la estrategia subyacente a una de las iniciativas más ejemplares y eficaces que se están dando en Europa: los corredores humanitarios propuestos y organizados por la Comunidad de San Egidio con apoyo directo de Francisco (…) Para evitar campamentos provisionales o guetos de asistidos, fuente de discriminación y xenofobia. El Papa ha insistido en la necesidad de organizar la acogida desde la sociedad, ya sean familias, parroquias o asociaciones cívicas, que permitan resolver de inmediato donde pueden vivir, trabajar, aprender el idioma y enviar a los niños a la escuela (…) Estos son los corredores humanitarios: los que van desde la geografía de la desesperación hasta los países (…) podría canalizarse la energía positiva que existe entre nosotros en contraste con los instintos destructivos de la insolidaridad que nos amenaza.
Manuel Castells, sociólogo, economista y profesor universitario  catalán, 28/07/18 

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 27 de julio de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

Los derechos humanos no sólo pueden ser un ejercicio discursivo o motivo de un momento, son, por sobre todas las cosas, el resultado de profundas convicciones, de experiencias históricas y esencialmente de la convicción de que lo que realmente nos universaliza a todos, ciudadanos de este mundo global, es precisamente la lucha y el compromiso con la vigencia irrestricta e incondicional de esos derechos humanos. De los de primera generación, que fueron los que pisotearon y se siguen pisoteando aún en el mundo a través de diferentes formas, en mi país fue el terrorismo de Estado, y también de los que denominamos de segunda generación, que es el derecho a una vida digna, a un trabajo, a una vivienda, a la salud, a la educación. Y creo sinceramente que uno de los compromisos que más puede enaltecernos es ese. Porque en algunas otras cuestiones podemos tener visiones, cualquiera sea nuestra ubicación política partidaria e ideológica, pero creo precisamente que algo que universaliza la condición humana, algo que nos hermana por encima de nuestras pertenencias ideológicas y partidarias es precisamente eso, el respeto a la condición humana. 
Cristina Fernández,   7/04/2008

Las tensiones entre religiosidad popular, el cristianismo como parte del ideario peronista y jerarquías católicas como actores de poder, pueden verse expresadas en las palabras que Evita dejara en Mi Mensaje (1952): “Yo sé que la religión es el alma de los pueblos y que a los pueblos les gusta ver en sus ejércitos la fuerza pujante de sus muchachos como garantía de su libertad y expresión de la grandeza de su Patria. Pero sé también que a los pueblos les repugna la prepotencia militar que se atribuye el monopolio de la Patria, y que no se concilian la humildad y la pobreza de Cristo con la fastuosa soberbia de los dignatarios eclesiásticos que se atribuyen el monopolio absoluto de la religión. La Patria es del pueblo, lo mismo que la religión (…) Lo saben los humildes sacerdotes del pueblo que me comprenden a despecho de algunos altos dignatarios del clero rodeados y cegados por la oligarquía.” Coherente con este pensamiento fue la sanción de la ley de divorcio, anulada por el golpe del año ‘55, como la eliminación en el código civil de la inscripción como “hijos naturales”, reconociéndose igualdad de derechos patrimoniales. Si recorremos las 738 presentaciones que se hicieron en las audiencias en la Cámara de Diputados de la Nación, vamos a verificar que casi la totalidad de quienes expresaron la vocería para continuar con el aborto clandestino están ligados a sectores confesionales: ONGs satélites de las iglesias, ámbitos académicos (…) sacerdotes y pastores. A pesar del esfuerzo constante por presentar un enfoque no confesional, hablando de ciencia y derechos, las fundamentaciones chocan sistemáticamente con cualquier desarrollo de evidencia científica y de la implementación e interpretación de los tratados internacionales.  
Estela Díaz, “¿Están queriendo decir que no es importante el aborto legal”, secretaria de género de la CTA, 16/07/18

A nivel global, la economía feminista denuncia que los programas macroeconómicos neoliberales tienen un sesgo “productivista” –están demasiado centrados en el crecimiento de la producción- y un sesgo “deflacionario” –están demasiado centrados en reducir la inflación y el déficit por sobre cualquier otro objetivo-. Los programas como el que se ha acordado con el FMI no hacen más que profundizar la exclusión del mundo del cuidado de la esfera económica y desviar todavía más la atención de los siempre evadidos debates en torno a la reproducción social. ¿Este modelo económico garantiza una reproducción social posible, armoniosa y equitativa? ¿Se traducen nuestros cambios en el nivel de producción en una vida menos explotada en términos de tiempos? Si el contexto es al ajuste, el escenario político no da lugar para estas preguntas. Mientras tanto, el costo de la reproducción social sigue a cargo de las mujeres. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en todo el mundo las mujeres dedican en promedio 3 horas más que los varones a trabajos de cuidado no remunerado.
Lucía Cirmi Obón, “Quien merece y quién no la política social?, economista, julio 2018

Los medidores económicos y sociales estallaron. Los datos del Indec miden la canasta básica que necesita una familia tipo para no ser pobre, en casi 18 mil pesos. Pero ese cálculo era en marzo, cuando recién se habían producido los primeros tarifazos. O sea que no están incluidos las consecuencias de esos tarifazos en los precios y tampoco está incluida la segunda batería de tarifazos ni la corrida y devaluación del 30 por ciento (…) Este gobierno de ricos no tiene sensibilidad y además desconoce a los pobres. Chocaron la calesita. Los “populistas” burros que “serobarontodo” sacaron al país de una situación todavía peor que ésta y lo hicieron producir. Por el contrario, los ricos que se las sabían todas, llevaron otra vez al país de vuelta a la situación desastrosa a la que ellos mismos la habían llevado en los ’90 hasta la explosión del 2001-2002 (…) Y sin embargo se siguen escuchando argumentos que los defienden, que los presentan como opción para otra elección, que los salvan por comparación. Frente a la crisis, circuló mucho en las redes la frase “Con Scioli hubiera sido peor”. Scioli nunca hubiera apostado exclusivamente a la inversión externa cuando ya era una rara avis en un planeta seco de capitales; no hubiera desfinanciado al Estado quitando las retenciones de esa forma; no hubiera destruido el mercado interno. Scioli podría tener muchos defectos, a muchos podría no caerle bien, pero hubiera sido mucho mejor que los de Cambiemos que, hasta ahora, lo único que hicieron ha sido destruir todo con la excusa de una falsa “pesada” herencia que en realidad fue muy liviana. Y en la comparación con estos creadores de la crisis surgió otra vez la llamada de atención de la ex presidenta Cristina Kirchner sobre la letra chica del acuerdo con el FMI. Los chicos ricos de Cambiemos firmaron un párrafo donde aparecen aceptando que Argentina “incautó” a las AFJP (…) aceptaron ese término denigrante que expone al país a juicios millonarios.
Luis Bruschtein, “Línea de pobreza”, periodista 30/06/18

Propina es (no confundir con “coima”, la palabra vulgar en nuestro idioma para expresar aquello que en portugués mencionan como “propina”), en idioma castellano, el excedente sobre el precio de un servicio que quien consume ese servicio le dona a quien lo sirve. A mi juicio, más que un ejercicio de solidaridad, justificativo ético que usó la Sra. Carrió, se trata de un ejercicio de caridad, en el sentido de entregar a quien lo necesita aquello que a uno le sobra o no utiliza. Cumple el mismo papel que la ropa usada, que uno no usará más y la destina a personas carenciadas. Caridad no es solidaridad porque no se trata de ceder al otro el ejercicio de un derecho. La solidaridad está vinculada estrictamente a la igualdad, mientras que la caridad, por lo contrario, supone la desigualdad entre servido y sirviente. No por otra razón se denominaba “sirvienta” en mi juventud a las hoy consideradas “empleadas domésticas” y, precisamente por ello, hoy la denominación de “sirvienta”, en lugar de “empleada doméstica” o, cuando menos, “mucama”, sería considerado un trato indigno para trabajador, que, por otra parte, no es merecedor de una propina sino de un salario. En fin, si por un momento acepto que la propina sea la solución de los problemas de mi país, al menos por el respeto que me provoca la opinión de un legislador nacional (pues me parece claro que no creo en ello), me es posible indicarle a la señora diputada nacional que en sus manos está la solución del entredicho.
Julio Maier, “Derecho y caridad (sobre la propina aconsejada), profesor emérito UBA, 6/07/18 

Sin lugar a duda, en Colombia tenemos una historia de sesenta años de venganza y aniquilación continua (…) Colombia es el segundo país más católico del mundo y, a su vez, el más violento, una terrible contradicción. La institucionalidad está tan caída que a lo único que estos chicos le temen es a ser juzgados después de la muerte. Entonces cometen toda esa gran cantidad de irresponsabilidades en contra del otro sabiendo que jamás serán juzgados aquí, sino que le pagarán luego a ese ser etéreo, que ellos reconocen como la máxima autoridad. Y eso a mí me parece terrible, porque ha construido parte de la tragedia, esa tenaz irresponsabilidad con el otro y con uno mismo que parte de ese relato religioso.
Laura Mora, directora de cine, 6/06/18

La gente de izquierda tiende a dividirse por ideas y la gente de derecha tiende a juntarse por intereses. La gente de izquierda es demasiado poética, la otra es demasiado realista. Para enfrentar eso hay que juntarse, colectivos grandes. Para lograr colectivos grandes, hay que aprender a transar con las diferencias y lograr puntos medios (…) Yo no puedo cambiar la realidad de muchísima gente que está muy jodida, y si no lo puedo hacer, tengo que vivir a tono como vive la mayoría de la gente de mi sociedad. Porque eso es la República (…) No creo que haya que ser monjes cartujos, no, pero hay que vivir como el pelotón de la sociedad, como la inmensa mayoría. Y ser coherente con un discurso que apunte a la igualdad, a la distribución, a la equidad, y que no puede solucionar todos los problemas, pero que los tiene que expresar (…) Guarda: la forma de vivir también tiene que ver con lo que terminás pensando. Pero además esto se toca con la libertad: si no andás en la vida liviano de equipaje, tenés que preocuparte después de una cantidad de cosas materiales (…) Dejá, si se puede vivir con enorme sencillez tranquilo. La sobriedad y la sencillez en el fondo son una terrible comodidad.
Pepe Mujica, ex presidente y Uruguay y actual senador, 15/04/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 20 de julio de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

Si traicionan las banderas, si vuelven a querer restaurar un orden conservador, no voy a ser yo el problema. El problema van a ser ustedes porque crecieron en un país distinto. Se equivocan, no voy a ser yo el problema, el problema van a ser los millones de trabajadores que consiguieron trabajo, el problema van a ser los millones de jóvenes que por primera vez tuvieron un empleo, una computadora o pudieron ir a la universidad a pocas cuadras de su casa. El problema van a ser millones de jubilados incorporados a sus derechos y que dos veces al año le reajustan sus jubilaciones. El problema van a ser los miles de científicos y científicas que por primera vez sienten que la patria, que su país los tiene en cuenta y les da los instrumentos y los elementos para llevar a cabo sus ilusiones, sus estudios y devolverle al país lo que el país le ha dado a ellos a través de la universidad nacional, pública y gratuita. El problema, el problema no voy a ser yo, van a ser inclusive, algunos de los que hoy no me quieren y que no se dan cuenta que lo que se logró no fue solamente por mérito del trabajo, sino porque hay un proyecto de país que incluye, que dignifica, que moviliza y que permite progresar en la vida cotidiana.
Cristina Fernández, 13/12/2014

El escenario político está abierto. Tan prematuro era afirmar tres meses atrás que el gobierno tenía asegurada su reelección como asegurar hoy que la tiene total, definitivamente perdida (…) Pero es cierto que las cosas han cambiado y que la contracara de un macrismo declinante es un peronismo que, por primera vez desde las elecciones de 2015, intuye la posibilidad de un regreso: más allá de fortalezas y debilidades, las dos hipótesis pueden ser interpretadas como el signo de una fuerza que se recompone pero que sigue desorientada (…) Si algo enseña la historia es que las candidaturas peronistas pueden pensarse y construirse, pero que al final simplemente emergen. Por último, la decisión de Cristina. Como se sabe, su eventual candidatura presidencial llevaría a la división del peronismo y a un probable escenario de tercios, que es lo que pretende el gobierno ¿Jugará de todos modos? El método inductivo –un cuervo es negro, dos cuervos son negros, todos los cuervos son negros– sugiere sí: desde la recuperación de la democracia, todos los ex presidentes –Menem, Alfonsín, Rodríguez Saá, Duhalde, Néstor– apostaron a un regreso. ¿Por qué debería privarse Cristina, que a dos años de su salida del gobierno conserva una potencia política muy superior a la de sus antecesores? ¿Por qué debería dar un paso al costado, si cuenta con niveles de apoyo popular que ningún otro dirigente opositor es capaz de concitar, dispone de un bloque sólido de legisladores e intendentes y del apoyo de una importante base militante? ¿Para priorizar una unidad que quizás nunca se concrete? ¿Por las encuestas que predicen su caída en un lejano ballotage? ¿Por límites supuestamente infranqueables? Como escribió el sociólogo Ignacio Ramírez, pisos y techos son cosas de edificios; la política se hace arena con arena (y se disuelve igual de rápido).
José Natanson, “La hipótesis Tinelli/ la hipótesis Felipe”, Director de Le Monde diplomatique, Edición Cono Sur, 8/07/18

Mientras que la Coordinadora Argentina por los Derechos Humanos (CADH) presentó una denuncia en San Martín, Provincia de Buenos Aires, por agresiones a Natalia Montero, integrante de las Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMáLa), el 24 de junio pasado, a las 22 horas. El domingo Natalia estaba mirando televisión y sintió piedrazos contra su ventanal en donde estaba colgado un pañuelo verde de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, mientras que los denominados pro vida le gritaban “asesina” y la insultaban. Natalia remarcó: “Este hecho se inscribe en las agresiones que muchas mujeres de todo el país vienen también sufriendo por su compromiso con esta causa y, a pesar del temor que esto genera individualmente, en una democracia no pueden suceder estas agresiones sin que el Estado intervenga en su persecución y cese definitivo.
Luciana Peker, “Juego sucio”, periodista, 13/07/18

El aislamiento en que se encuentra es una violación a sus derechos. Él tiene permitido una hora por semana de contacto con un líder religioso, visita de abogados, la visita una vez por semana de la familia y la visita de dos amigos. La jueza entiende que no puede haber reunión política por lo que esos amigos no pueden estar juntos, tiene que estar media hora con uno y después con el otro (…)  Ni a los abogados dejan entrar. Para una persona como Lula eso es una tortura psicológica, creo que hay una cuota de crueldad en todas esas decisiones, que además de arbitrarias violan toda garantía individual que cualquier ser humano tiene y más para una persona como Lula en un período preelectoral, donde lidera todas las encuestas. Todas esas decisiones van dejando mucho más clara la persecución política que nosotros siempre relatamos, que la caracterizamos técnicamente como persecución política porque las pruebas, los documentos, todo es tan frívolo, sin materialidad, que la conducción de ese proceso sólo puede tener fines políticos, y ahora quedó mucho más claro. Pero esto coloca en jaque también a la propia democracia brasilera, tanto en el ámbito local como internacional, porque la legitimidad del proceso es cuestionada por todo el mundo, la legitimidad de las elecciones queda cuestionada, la legitimidad de un próximo presidente queda cuestionada, y eso es muy dañino y perjudicial para cualquier Estado democrático de derecho.  
Valeska Teixeiva Martins, abogada de Luiz Inácio Lula da Silva, 16/07/18 

Creo que los argentinos en esta difícil tarea de restaurar, de consolidar y de refundar nuestra propia identidad, nuestra propia cadena de valores, nuestros propios valores culturales, estamos en todas las instancias ante el punto de inflexión. Seguimos conviviendo en la sociedad del doble discurso y la hipocresía o avanzamos decididamente en la construcción de nuestra verdad, en la construcción de nuestra realidad, en la construcción de la justicia, en el quiebre de la impunidad, hacia la consolidación de una sociedad donde definitivamente otros sean los parámetros que guíen las acciones de todos los que la integramos.
Néstor Kirchner, Presentación del Archivo Nacional de la Memoria, 16/12/2003 

La democracia es la conflictividad civilizada, no la negación de la conflictividad. Eso es la dictadura. En la dictadura no hay ninguna conflictividad ni discusión de nada. Que haya gente que no está de acuerdo no es lo más importante, que haya polémicas y caricaturas es natural. Lo que impresiona es la amplitud del proceso judicial para bloquear la ley. Porque la ley ha sido respetada, el Estado de Derecho ha sido respetado (…) Lo que se confronta hoy en día son dos visiones del mundo radicalmente opuestas. Es por eso que aquí, en América del Sur, el tema de la confrontación entre los medios de comunicación, enlazados con el sistema, y los poderes políticos es tan grande. Es muy grande y violento. En Venezuela, es casi increíble. En Bolivia, lo que he leído en los diarios cuando estuve allí me dejo estupefacto. En la tapa de un diario se decía que «el mono pasa», en alusión al presidente de la república. Es increíble el nivel de violencia verbal. Esa violencia, que proviene de las oposiciones políticas ni siquiera tiene en cuenta el respeto a la persona, a la dignidad. Eso no se ve hoy en Europa. Pero estoy seguro que va a ocurrir también en Europa. Cuando surjan poderes políticos similares a los de América Latina, que expresen esa ola democrática, vamos a ser tratados con la misma violencia.”
Jean-Luc Mélenchon, ex candidato a presidente de la izquierda en Francia, hablando del conflicto con los medios, 14/10/12

La política no es vida personal sino es vida de pueblo. Es vida entre muchos, vida organizada entre muchos. La felicidad política no es el placer no es la alegría personal sino una experiencia pública, no es una experiencia personal, no es una robinsonada. Sólo es política porque es pública, es colectiva: aunque a mí individualmente no me hicieran nada malo persigo una felicidad que pueda ser de “los más” porque sólo así se puede vivir en sociedad. En ese entendido, la razón política se hace razón de la vida de pueblo, no es la suma estadística de las vidas personales, sino que es el entendimiento generalizado de ellas, que para “sumarse” tiene que hablarse, comprenderse, unirse y organizarse (…) La razón política, como la inteligencia humana, en fin, necesita experiencia de muchos, es decir, vivir con otros para descubrir con ellos lo que es un saber inteligente, decía John W. Cooke a los miltantes. No hay que confundir inteligencia con acreditación de títulos, todos los humanos organizados como pueblo son inteligentes. Todos los pueblos están siempre inventándose a sí mismos. La creatividad no puede confundirse con la inteligencia individual, todos los humanos somos creativos por el sólo hecho de vivir en paz y sociedad. El buen dirigente ha de entender y entenderse, entender la vida social y entenderse a sí mismo como vida social, es decir, entenderse a sí mismo como la razón política de muchos otros que, muchas veces, no piensan como él. Para el buen dirigente, su palabra es la “palabra ajena”, dijo hace tiempo un gran sabio ruso, Mijail Bajtin. 
Eduardo Rojas, “Resignificar la palabra política desde la experiencia colectiva”, encuentro del nodo federal de la RMcC, docente e investigador de la Universidad Nacional de San Martín, 19/05/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos redmujeresconcristina@gmail.com

sábado, 14 de julio de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

la historia la tenemos que construir nosotros todos los días y saber que si estamos en momentos de desafío, en momentos difíciles, lo que hay que hacer es mirar qué es lo que hicieron en otros momentos y fundamentalmente confiar en nosotros mismos y también en las infinitas fuerzas del pueblo. Hugo confiaba en las infinitas fuerzas del pueblo, Néstor también. No era voluntarismo, era confianza, confianza en el pueblo, confianza en la historia, confianza en las ideas y por sobre todas las cosas la certeza de que la historia no es siempre una marcha permanente hacia adelante ni se escribe como una línea recta o sobre renglones perfectos. Los renglones son torcidos, hay marchas, contramarchas, pero siempre en definitiva, si uno mira la historia, se construye con marchas, con retrocesos y también con mucha experiencia. Y fundamentalmente con mucha confianza en lo que hemos sembrado. Hay que tener mucha confianza en lo que se siembra.
Cristina Fernández, en el Instituto Patria, 29/07/16

Encontrarme e intercambiar ideas con Paulo Freire siempre me ha reafirmado la importancia fundamental de la educación como quehacer político. Como una certeza de que hay que seguir adelante sin desistir nunca, y que no hay, o no debe haber, contradicción entre la acción política y el ser cuidado (…) Como educadora popular tengo la absoluta convicción, confirmada miles de veces por la práctica, de que los conocimientos más importantes que tenemos que construir, y las transformaciones más importantes para cambiar la sociedad, salen de la experiencia procesada de la gente.
María Valeria Rezende, escritora y educadora brasileña, 28.12.09.

la alusión al “interior” y sus diferencias con las “grandes ciudades” es una expresión poco feliz, porteñocéntrica, descalificatoria y homogeneizante de una “periferia” que es, nada más ni nada menos, un país que evidentemente la vicepresidenta desconoce. No son audibles para ella las cientos de disertaciones que hubo de especialistas y activistas de todo el país, del mismo modo que no es visible para ella la federalidad del movimiento de mujeres, feministas y disidentes sexuales en Argentina. “El interior”, si se refiere a las provincias y a sus diferentes localidades, no es un todo homogéneo. En el “interior” somos cientos de miles quienes estamos a favor del aborto legal, seguro y gratuito, quienes venimos activando este derecho desde el retorno a la democracia. Lo hacemos en nuestros lugares de origen y en los Encuentros Nacionales de Mujeres que se realizan en diferentes provincias desde el año 1986 (algo inédito a nivel mundial pero que quizá la vicepresidenta también desconoce). En “el interior” las mujeres y las personas con capacidad de gestar abortan y lo hacen en condiciones marcadas por su clase social, su raza/etnia, en el campo y en la ciudad. De “el interior” son también las/os senadoras/es que se han pronunciado a favor de la ley. En “el interior” somos muchos/as/es que estamos en contra de la clandestinidad del aborto. Porque con aborto legal o ilegal, las mujeres y las personas con capacidad de gestar abortan igual. Vivo, trabajo y activo en Mendoza. Las activistas mendocinas somos parte de las colectivas de “el interior” y de las “grandes ciudades” que construimos la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. 
Claudia Anzorena, “En Mendoza somos miles”, doctora en ciencias sociales, julio 2018

El macrismo insiste en delegar a las Fuerzas Armadas (FFAA) acciones ligadas con la seguridad interior. Mala doctrina, que contradice la valiosa “política de estado” sostenida por sucesivos gobiernos de distinto signo. Los precedentes internacionales desalientan, Colombia y México dan pésimos ejemplos. Asesinatos por centenares de militantes sociales y hasta de candidatos en las elecciones. Ejércitos infiltrados por el crimen organizado, con el narcotráfico vivito y coleando (…) Los especialistas comentan que los altos mandos de las FFAA ven con pésimos ojos la iniciativa. Temen embretarse en espirales de violencia, padecer descrédito, perder perfil profesional. Los subleva la perspectiva de quedar a la par o a las órdenes de Gendarmería: lastima su orgullo profesional. Además, no parece que la FFAA sumen mucho a un sistema de Seguridad que dispone de fuerzas federales con mucha tropa y ya adiestradas en el territorio: la Policía Federal, la Gendarmería, Prefectura en mucho menor medida. Las Policías provinciales, con la Bonaerense a la cabeza, disponen de muchos más efectivos que el Ejército, cuya estructura de personal peca de desproporcionada. Hay, más o menos, tantos soldados como oficiales superiores. La macrocefalia al palo, pongalé. Las cúpulas castrenses son refractarias a la idea-fuerza de Macri y Bullrich. Como mínimo, estos deberían (…) tratarlos bien para procurar disuadirlos o sumarlos (…) Las distintas modalidades del aumento conspiran contra la cohesión de la fuerza. Los oficiales mascan bronca cuando pispean sus recibos de sueldo y calculan cuanto cobran otros uniformados.
Mario Wainfeld, “Un desfile de contradicciones”, periodista, 8/07/18

¿Y dónde queda el respeto? Es una línea que parece muy finita, pero debería ser sustancial. No tendría que existir eso de “mi libertad está por encima de la tuya”. Socialmente estamos tan acostumbrados a que nos ametrallen con eso que decís: “Es así”. Yo no estoy tan de acuerdo con que “Bueno, es así”. Hay que tener muy claro los no, los límites y hay que poder decir lo que uno piensa sin necesariamente agredir al otro desde un lugar del diálogo (…) Cuando uno quiere generar un cambio, el otro se incomoda un poco porque lo nuevo pone incómodas a las personas. Y el no saber qué va a pasar al tirarse a “ese vacío”. En mi caso, construyo el oficio siempre desde el riesgo (…) Después, cuando tenés un trabajo más sistemático entiendo que es un poco más difícil no caer en la rutina. Incluso, cuando tenés muchos años de relación (…) Le doy mucha importancia a la palabra, a la coherencia. Para mí, la lógica es la base de todo. 
Natalia Oreiro, actriz, 29/06/18

La construcción de la civilización humana es la herencia más grande que recibimos cuando nacemos (…) Quiere decir que lo que se ha acumulado es la destilación de generaciones que nos llega a nosotros y eso es construcción colectiva ¿Eso va en contra del individuo? No, es lo que ampara al individuo. Lo colectivo es lo único que permite que el individuo no esté en soledad y enfrente a la vida con otras posibilidades. En el derecho antiguo, en las tradiciones antiguas, después de la pena de muerte, la pena más rigurosa era que te expulsaran de la comunidad porque tenías que salir a vivir en un mundo feroz, sin respaldo colectivo. Esta etapa de la civilización trata de atomizarnos. Vivimos en la megalópolis, a veces en un bloque de apartamentos donde ni nos saludamos con los vecinos. Es el imperio de la soledad en el medio de la multitud. Porque cuanto más solos estemos, más manejables somos. Uno tiende a creer que somos nosotros, que “he logrado esto por mi esfuerzo personal”... No quiere decir que el esfuerzo personal no tenga importancia, claro que la tiene, la tiene siempre que esté el cosmos colectivo que nos rodea (…) Todo eso es la sociedad. No podríamos vivir sin eso. Pero sin embargo esto lo olvidamos. Esto es tan elemental que rompe los ojos. Por eso hay que construir cuestiones colectivas (…) Triunfar en la vida no es llegar a un objetivo. Triunfar en la vida es levantarse y es volver a empezar cada vez que uno cae. Entonces, si la lucha es continua, tiene que ser colectiva porque solo lo colectivo se hereda. Pero además, los errores y la falta de humildad de creernos tan soberbios de creer que tenemos la verdad absoluta revelada y que somos absolutamente imprescindibles, y perdemos capacidad de negociación entre nosotros mismos y nos atomizamos.
José Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay, actual senador, 15/04/18

Un movimiento político es siempre un movimiento que viene a confundir la distribución dada de lo individual y lo colectivo, al igual que la frontera admitida de lo político y lo social. La oligarquía y sus expertos no han terminado de experimentarlo en su empeño de fijar la distribución de lugares e idoneidades. Pero lo que pone en aprietos a la oligarquía constituye, asimismo, la dificultad del combate democrático. Decir que un movimiento político es siempre un movimiento que desplaza fronteras, que extrae el componente propiamente político, universalista, de un conflicto particular de intereses en tal o cual punto de la sociedad, es decir también que vive bajo la amenaza de acantonarse en él, de terminar de hecho defendiendo simplemente los intereses de grupos particulares en pugnas una y otra vez singulares. 
Jaques Ranciere, intelectual francés, El odio a la democracia, 2007

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político

Para comunicarte con nosotras escribimos redmujeresconcristina@gmail.com 


viernes, 6 de julio de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

La política de derechos humanos no es de un espacio político, es un patrimonio de los argentinos que podemos exhibir al mundo. Recuperación de la memoria, la verdad y la justicia, y de la libertad para que nunca nadie más crea que nos la van a venir a robar porque vamos a luchar por esa libertad (…) cuando hablo de ustedes no solamente hablo de los que están aquí hoy presentes, sino a miles y miles de argentinos que durante mucho tiempo habían luchado para recuperar la memoria, la verdad y la justicia (…)  Yo no hago la memoria… la memoria está en cada Abuela, la memoria está en cada Madre, en cada uno de los familiares, en cada uno de los Hijos, y en cada uno de los cientos de los 119 nietos recuperados, que son la exacta demostración de que la memoria no es solamente hacer justicia y verdad con el pasado, sino que es esencialmente mirar hacia el futuro para recuperar todo lo que nos arrebataron.
Cristina Fernández, inauguración de la nueva Secretaria de Derechos Humanos, 2/12/15

No es filantropía, ni es caridad, ni es limosna, ni es solidaridad social, ni es beneficencia. Ni siquiera es ayuda social, aunque por darle un nombre aproximado yo le he puesto ése. Para mí, es estrictamente justicia. Lo que más me indignaba al principio de la ayuda social, era que me la calificasen de limosna o de beneficencia. Porque la limosna para mí fue siempre un placer de los ricos: el placer desalmado de excitar el deseo de los pobres sin dejarlo nunca satisfecho. Y para eso, para que la limosna fuese aún más miserable y más cruel, inventaron la beneficencia y así añadieron al placer perverso de la limosna el placer de divertirse alegremente con el pretexto del hambre de los pobres. La limosna y la beneficencia son para mí ostentación de riqueza y de poder para humillar a los humildes.
Eva Perón, La razón de mi vida, 1951

La historia de la democracia es (también) la historia de la ampliación del concepto de ciudadanía. ¿Quién puede disfrutar plenamente de los derechos garantizados por nuestros sistemas, quién no? Y particularmente del derecho de participación en la toma de decisiones, cuya máxima expresión es, por supuesto, el voto. Con los migrantes, las democracias occidentales han encontrado la nueva frontera de este conflicto. Quienes componen la internacional nacionalista (Salvini, Le Pen, Trump, Farage) defienden una idea muy sencilla: primero, los nuestros. Los otros nos hacen daño. La estructura de su argumentación (…) no es distinta de aquella que hace poco menos de un siglo pretendía mantener a las mujeres, a los no propietarios, o a los afroamericanos (esclavos liberados en EE UU) como sujeto político reducido. La diferencia crucial es que a los migrantes se les puede mantener fuera del país. La exclusión en este caso no es solo textual e institucional, también es física. E identitaria: el grupo “nación” es más sólido que “hombres”, “propietarios” o incluso “blancos” (…) Inmigrantes y refugiados necesitan cómplices, ciudadanos que luchen junto a ellos por convertirles en ciudadanos. Ahora que al fin la cuestión migratoria se politiza en España, partidos, líderes y votantes que contamos con el privilegio del pleno derecho nos enfrentaremos una vez más a una cuestión central de la democracia: si estamos dispuestos a compartirla.
Jorge Galindo, El País, “Ampliar la democracia”, sociólogo 28/06/18 

El comportamiento de la Corte es extraño porque claramente ha acumulado poder con la interceptación de comunicaciones, pero al mismo tiempo ha canjeado legitimidad en ese proceso. Lo cual puede ser entendible en la ecuación particular de alguno de sus miembros y de ciertos sectores de Comodoro Py, pero no de la Corte como institución. No se entiende por qué está dispuesta a seguir perdiendo legitimidad. El nuevo avance de los servicios de inteligencia sobre el sistema de escuchas no puede ocurrir sin un alto costo institucional para la Corte. Hay una aceptación tácita de la clase política de que quien gobierna tiene derecho a espiar. Es un pacto que se mantiene a pesar de que a veces los usos políticos se vuelven verdaderamente amenazantes para los dirigentes, que se convierten en rehenes. Sin embargo se vuelven a reproducir los consensos para mantener el statu quo. Una ex presidenta ha sufrido escuchas indirectas, en una causa en la que no era el sujeto investigado (léase, la causa contra Oscar Parrilli) y ni siquiera eso movilizó a la dirigencia política para investigar e identificar a los responsables (…) Es preocupante que en un tema que salpicó al presidente, que fue investigado por escuchas ilegales, se plantee ahora una reforma con acuerdo de su partido que no mejora estándares sino que convalida un sistema que permite abusos y arbitrariedades. Por los antecedentes del caso, sería una buena señal para la ciudadanía que el gobierno impulse una verdadera reforma integral que revierta el enchastre. 
Sidonie Porterie, vicepresidenta del Instituto Latinoamericana de Seguridad y Democracia Ilsed, 21/05/18

La aprobación del aborto legal, seguro y gratuito el 14 de junio en Argentina (aun cuando todavía falta el paso por el Senado) fue un despertador para toda América latina que comenzó a llamar a marchas, tuitazos y convocatorias para aprobar la interrupción voluntaria del embarazo en Brasil, México, Costa Rica, Perú, República Dominicana y Venezuela, entre otros países. También en Chile critican los obstáculos para cumplir con el aborto por causales aprobado el año pasado. Y solo en Cuba y Uruguay el derecho es pleno.
Luciana Peker, “La marea verde que arrasa el continente”, periodista, 22/06/18

No lo puedo creer. Veo un blindaje periodístico infernal, como nunca había sucedido, en la mayoría de los medios periodísticos. Veo que muchos de los que se la juegan se quedan sin trabajo. Veo mapuches asesinados, veo represión policial, veo que se acallan voces, veo que la gente que estaba afuera del sistema, y con el gobierno anterior pudo acceder a muchas cosas, hoy otra vez está afuera de todo. Veo que lo que hace crecer a un país es boicoteado. Me refiero a las universidades, a la ciencia, a los docentes. Es una pesadilla. Me levanto todos los días angustiada por esta Argentina que se está desbarrancando. Están haciendo doler a los que menos tienen. Todo esto me da más ganas de comprometerme y decir lo que pienso. Más allá de que con Pablo hemos sufrido muchos ataques brutales, muchas mentiras denigrantes. El nivel de cinismo es gigante. Pero mis padres y los de Pablo nos enseñaron a decir siempre la verdad, no importa los costos que genere. Así que seguiremos resistiendo... con aguante.
Nancy Dupláa, actriz, 13/05/18

Pensar la política es darse cuenta, contarse, me doy cuenta, me cuento, cuento a los otros, los otros me están diciendo. Es “dar cuenta”. Se trata de ser inteligente y por tanto ser capaz de acumular fuerza y las voluntades de y con los otros. Las mujeres parecen tener un modo de hacer política que es muy propio, adecuado a estos tiempos oscuros que estamos viviendo. Quizás porque piensa efectivamente, y esa es la manera real, de pensar la política, en comunidad. Cuando se hace política uno no se interesa por sus deseos, sino que se interesa por su interés, pone voluntad, decisión, discurso. No existe pensamiento sin hablar, cuando se piensa se habla. El pensamiento, el saber, si tiene lugar, no es un lugar al que se llega, sino que circula entre muchos por el uso de la palabra y de la acción. Cuando se habla, siempre es con otros, para qué hablo, con quién, cómo lo hago; en esas preguntas radica la búsqueda de sentido de la acción  y de la vida social a  que ésta da lugar. El pensamiento es el uso de la palabra. Cuando la Red usa fragmentos, como hace siempre, el sentido de los fragmentos no está en el autor, sino en el uso que los lectores dan a esa palabra. Existe la necesidad política cuando hay un pensamiento activo que la habla, la organiza, la mide, la comparte. Pensar la política es darse cuenta de las cosas que tenemos que hacer para debilitar al adversario. Argumentar es pensar con la gente, hay que tener argumentos para convencer y hablar con el otro y ser hablado por él. En la vida real, “la forma” es siempre “contenido”.
Eduardo Rojas, en el Encuentro del nodo federal de la Red Mujeres con Cristina, sociólogo, investigador, Universidad Nacional de San Martín, 18/03/17,

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina


viernes, 29 de junio de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

Se me ocurre la necesidad, para no poner en crisis la democracia entre otras cosas, de construir nuevas arquitecturas institucionales aprovechando a través de la extraordinaria difusión de las redes sociales de mecanismos por los cuales los ciudadanos puedan reclamar, exigir el cumplimiento de los programas electorales. Esto es clave para la construcción democrática. Esto es clave, además, para detener el avance de la derecha. Porque el avance de la derecha lo hacen también sobre la destrucción de la política y la democracia. Preservar a la democracia, preservar los contratos sociales entre los ciudadanos cuando votan y los dirigentes cuando llegan al gobierno no es solamente una cuestión de convicciones o de ética es una cuestión de continuidad y seguridad democrática. No habrá democracia y las derechas seguirán avanzando en la medida que todo sea igual. Sea igual decir la verdad que mentir. Y es más, luego el neoliberalismo tuerce este y dice: la política y los políticos son todos iguales para finalmente siempre proponer situaciones extremas, salidas por derecha que es típico, además, de toda sociedad en desesperación.
Cristina Fernández, en el Parlamento Europeo, 11/5/17

En Canadá el aborto es legal y no está limitado por ley. Se practica a pedido de la mujer y sin límite de gestación, en hospitales públicos y es gratuito (…) La práctica se despenalizó a partir de una sentencia de la Corte Suprema, de 1988 (…) Como no se pusieron de acuerdo en el Parlamento para dictar una nueva ley, nunca se llegó a votar, explicó Joanna Erdman, referente de Canadá en la temática sobre aborto legal y reconocida académica a nivel mundial. Según explicó, se realizan unos 100 mil abortos por año, que equivalen a una tasa de 14 procedimientos cada 1000 mujeres de 15 a 44 años (…) También precisó que la tasa de mortalidad por aborto es “cero”: es decir, ninguna mujer muere como consecuencia de la interrupción de un embarazo, en Canadá. 
Mariana Carbajal, “La mortalidad llegó a cero”, periodista, 27/05/18

Los riesgos están a la vista en Colombia y muy marcadamente en México, donde la contaminación con el narcotráfico es inmediata por la capacidad de corromper del dinero del narcotráfico, que penetra en las instituciones militares. Por otro lado se genera una situación de guerra en términos de desplazamientos, muertes, desapariciones, porque nadie controla finalmente esa violencia.  En 2016 hubo una conferencia de Naciones Unidas sobre drogas y fue impresionante que tanto (Enrique) Peña Nieto, presidente de México, como (Juan Manuel) Santos, de Colombia, reconocieron que la militarización y la “guerra contra las drogas” había sido un fracaso y sugirieron cambiar de estrategia. Ahora no pueden salir fácilmente de la situación creada y seguro tienen presiones externas, pero lo dijeron con todas las letras (…) Por otro lado, la primera conclusión del informe sobre drogas que elaboró Naciones Unidas en 2013, que presentó (…) José Miguel Insulza, fue que el 80 por ciento de la droga que se consume en Estados Unidos es de origen colombiano. Es decir que en términos prácticos la “guerra contra la droga” tampoco dio resultado y sólo desató barbaridades, especialmente en Colombia, donde se produce, y en México, que hace de almacén y de paso de frontera. En alguna medida, dicho irónicamente, Estados Unidos se comporta como un estado fallido, porque no puede controlar la entrada de droga y busca soluciones fuera de su territorio.
Ernesto López, sociólogo y especialista de la Universidad de Quilmes, 10/06/18

Los tarifazos están castigando fuerte a la mayoría de la población, pero tienen un impacto diferencial en las clases media y media baja. Los grupos acomodados en la parte superior de la pirámide de ingresos pueden molestarse por tener que abonar boletas abultadas, pero no les mueve el amperímetro del humor ni el de la fidelidad política a una fuerza conservadora. Los miembros que integran el piso de la pirámide conocen las estrategias de supervivencia en escenario de escasez, ya sea colgándose de los servicios de luz y de la televisión por cable y/o sumándose a la red de contención social, comunitaria u oficial. En cambio, las clases media y media baja no reúnen la capacidad patrimonial de unos ni la tolerancia existencial para ser asistido por otros. Por eso están desorientadas, además porque una parte de ellas acompañaron en las dos últimas elecciones las boletas de Cambiemos. La mayor visibilidad de la actual crisis provocada por el tarifazo se debe a que las clases media y media baja no tienen red de contención social. No aplican para ser beneficiarios de la tarifa social ni son ni quieren ser parte de programas de cobertura social, a nivel nacional, provincial o comunitario. Esas carencias la suplen con la capacidad de lograr una mayor difusión de sus reclamos en los medios de comunicación o canalizando la bronca a través de la protesta con el ruidazo o con variadas movilizaciones. El humor de las clases media y media baja es un termómetro político relevante que quedó de manifiesto en otros momentos críticos, como en el corralito que atrapó sus ahorros y en el denominado “cepo” que limitaba la posibilidad de comprar dólares. 
Alfredo Zaiat, “Los tarifazos son de no creer y los colgados aumentan al mismo ritmo”, periodista, 22/04/18

Coincidiendo con el 50° aniversario de las revueltas del Mayo Francés, del otro lado de la cordillera las estudiantes se levantaron y decidieron la toma feminista de 16 universidades y una escuela secundaria, hartas de la indiferencia y la tolerancia frente al abuso sexual de docentes sobre las alumnas. Aunque elaborando una agenda de demandas que desborda el punitivismo, “Por una educación no sexista” es la principal consigna que conmovió a las alamedas de Santiago, por donde los cuerpos rebeldes han pasado en manifestación reconociendo que el patriarcado les ha sacado tanto que hasta se llevó también el miedo. Sebastián Piñera reaccionó el miércoles con algunos cambios de agenda aunque todavía queda por verse cuánto hay de maquillaje, sobre todo cuando conserva en la cartera de Educación a un ministro que se jacta en público de tener hijos “campeones” por los muchos preservativos que gastan.
Bet Gerber, intelectual argentina,“La gesta de los Andes”, 25/05/18

Unicef ha dicho que la crisis migratoria que lacera el mar Mediterráneo hace décadas es sobre todo una “crisis de niños”. Muchos menores son enviados solos a cruzar el mar para “salvarse”. Sus familias pagan con sus pocos recursos viajes de hacinamiento, muchos fatales, a Europa. Intentan salvar a sus hijos de un destino que se presenta aciago, violento y empobrecido en África. Ven en Europa lo que Europa misma promete y promueve en los papeles: una democracia liberal, civilizada, de puertas abiertas, donde reinan los derechos universales del hombre y la mujer. Estados Unidos, una de las mayores democracias del mundo, no está demostrando ser un ejemplo de defensa de libertades civiles básicas. La libertad de circulación es un derecho humano elemental en un mundo globalizado, donde circulan más libremente las mercancías que las personas. Guantánamo es un ejemplo paradigmático de violación de derechos. (…) Las “perreras” o centros en Europa o Estados Unidos, donde los menores son alojados, separados de sus papás, son –aunque respondan a procedimientos legales, administrativamente y formalmente “válidos”– políticas de una “injusticia extrema”. El lamento de un chico separado de sus papás puede encontrar un parangón moderno en la Alemania nazi, cuando miles de niños eran enviados, luego de ser separados de sus papás, a las cámaras de gas. Estos niños no son asesinados en campos de exterminio, pero la política que los segrega y separa de sus propias familias, violenta (además de traumarlos de por vida) estándares básicos y universales de derechos humanos (…) No es una casualidad que EE.UU. haya abandonado el Consejo de DD.HH. de las Naciones Unidas ni tampoco que el país no haya adherido nunca a la Corte Penal Internacional, de cuya jurisdicción pretende sustraerse.
Guido Leonardo Croxatto, “La fórmula Radbruch”, UBA-Conicet. Director del Tribunal Experimental en DD.HH. Rodolfo Ortega Peña (UNLA)

El destino de la igualdad depende especialmente de cómo las cosas se desarrollan en épocas de crisis; épocas en que los sistemas sociales enfrentan serios desafíos que surgen de las contradicciones o tensiones arraigadas en la estructura profunda de su organización y en las cuales, además, nos hallamos ante una encrucijada. En la medida en que el statu quo  se revela cada vez más disfuncional, experimentamos la necesidad, y ciertamente el deseo, de trazar nuevos caminos. En épocas de crisis el destino de la igualdad pende de un hilo. ¿Podemos encontrar un camino que resuelva la crisis de un modo que promueva la igualdad, un camino que amplíe y profundice su sentido, que haga avanzar su lógica? ¿O debemos entregarnos a una solución empobrecedora de nuestro sentido actual de igualdad que promueva la desigualdad? Hoy, sostengo, nos hallamos en un momento semejante. El desarrollo, en las últimas décadas, de una nueva forma de capitalismo globalizado, financiarizado y neoliberal nos ha conducido a este punto (…) De hecho, la crisis actual es multidimensional, a tal punto que merece ser llamada “crisis general”, dada la convergencia de múltiples y diversas líneas de crisis: ecológica, financiera, real/ crisis económica, social/ crisis de reproducción social, crisis política. (…) Todas auguran graves sufrimientos y dificultades.
Nancy Fraser, “Conversaciones con Nancy Freser, justicia, critica y política en el sigloXXl”, Ed. 2017  

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

   

discusión política nodo Rosario