aqui estamos!

aqui estamos!

"NADIE PUEDE SER FELIZ SIN PARTICIPAR EN LA FELICIDAD PÚBLICA, NADIE PUEDE SER LIBRE SIN LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD PÚBLICA, Y NADIE, FINALMENTE, PUEDE SER FELIZ O LIBRE SIN IMPLICARSE Y FORMAR PARTE DEL PODER POLÍTICO"

HANNA ARENDT

"LO IMPORTANTE ES QUE PODAMOS DISCUTIR, RAZONAR Y ENTONCES, NO HACER SOLAMENTE EJERCICIO POLITICO DE OPOSICIÓN, SINO ESCENCIALMENTE TRABAJAR POR LOS INTERESES DE NUESTROS REPRESENTADOS"

CRISTINA FERNANDEZ

sábado, 14 de julio de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

la historia la tenemos que construir nosotros todos los días y saber que si estamos en momentos de desafío, en momentos difíciles, lo que hay que hacer es mirar qué es lo que hicieron en otros momentos y fundamentalmente confiar en nosotros mismos y también en las infinitas fuerzas del pueblo. Hugo confiaba en las infinitas fuerzas del pueblo, Néstor también. No era voluntarismo, era confianza, confianza en el pueblo, confianza en la historia, confianza en las ideas y por sobre todas las cosas la certeza de que la historia no es siempre una marcha permanente hacia adelante ni se escribe como una línea recta o sobre renglones perfectos. Los renglones son torcidos, hay marchas, contramarchas, pero siempre en definitiva, si uno mira la historia, se construye con marchas, con retrocesos y también con mucha experiencia. Y fundamentalmente con mucha confianza en lo que hemos sembrado. Hay que tener mucha confianza en lo que se siembra.
Cristina Fernández, en el Instituto Patria, 29/07/16

Encontrarme e intercambiar ideas con Paulo Freire siempre me ha reafirmado la importancia fundamental de la educación como quehacer político. Como una certeza de que hay que seguir adelante sin desistir nunca, y que no hay, o no debe haber, contradicción entre la acción política y el ser cuidado (…) Como educadora popular tengo la absoluta convicción, confirmada miles de veces por la práctica, de que los conocimientos más importantes que tenemos que construir, y las transformaciones más importantes para cambiar la sociedad, salen de la experiencia procesada de la gente.
María Valeria Rezende, escritora y educadora brasileña, 28.12.09.

la alusión al “interior” y sus diferencias con las “grandes ciudades” es una expresión poco feliz, porteñocéntrica, descalificatoria y homogeneizante de una “periferia” que es, nada más ni nada menos, un país que evidentemente la vicepresidenta desconoce. No son audibles para ella las cientos de disertaciones que hubo de especialistas y activistas de todo el país, del mismo modo que no es visible para ella la federalidad del movimiento de mujeres, feministas y disidentes sexuales en Argentina. “El interior”, si se refiere a las provincias y a sus diferentes localidades, no es un todo homogéneo. En el “interior” somos cientos de miles quienes estamos a favor del aborto legal, seguro y gratuito, quienes venimos activando este derecho desde el retorno a la democracia. Lo hacemos en nuestros lugares de origen y en los Encuentros Nacionales de Mujeres que se realizan en diferentes provincias desde el año 1986 (algo inédito a nivel mundial pero que quizá la vicepresidenta también desconoce). En “el interior” las mujeres y las personas con capacidad de gestar abortan y lo hacen en condiciones marcadas por su clase social, su raza/etnia, en el campo y en la ciudad. De “el interior” son también las/os senadoras/es que se han pronunciado a favor de la ley. En “el interior” somos muchos/as/es que estamos en contra de la clandestinidad del aborto. Porque con aborto legal o ilegal, las mujeres y las personas con capacidad de gestar abortan igual. Vivo, trabajo y activo en Mendoza. Las activistas mendocinas somos parte de las colectivas de “el interior” y de las “grandes ciudades” que construimos la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. 
Claudia Anzorena, “En Mendoza somos miles”, doctora en ciencias sociales, julio 2018

El macrismo insiste en delegar a las Fuerzas Armadas (FFAA) acciones ligadas con la seguridad interior. Mala doctrina, que contradice la valiosa “política de estado” sostenida por sucesivos gobiernos de distinto signo. Los precedentes internacionales desalientan, Colombia y México dan pésimos ejemplos. Asesinatos por centenares de militantes sociales y hasta de candidatos en las elecciones. Ejércitos infiltrados por el crimen organizado, con el narcotráfico vivito y coleando (…) Los especialistas comentan que los altos mandos de las FFAA ven con pésimos ojos la iniciativa. Temen embretarse en espirales de violencia, padecer descrédito, perder perfil profesional. Los subleva la perspectiva de quedar a la par o a las órdenes de Gendarmería: lastima su orgullo profesional. Además, no parece que la FFAA sumen mucho a un sistema de Seguridad que dispone de fuerzas federales con mucha tropa y ya adiestradas en el territorio: la Policía Federal, la Gendarmería, Prefectura en mucho menor medida. Las Policías provinciales, con la Bonaerense a la cabeza, disponen de muchos más efectivos que el Ejército, cuya estructura de personal peca de desproporcionada. Hay, más o menos, tantos soldados como oficiales superiores. La macrocefalia al palo, pongalé. Las cúpulas castrenses son refractarias a la idea-fuerza de Macri y Bullrich. Como mínimo, estos deberían (…) tratarlos bien para procurar disuadirlos o sumarlos (…) Las distintas modalidades del aumento conspiran contra la cohesión de la fuerza. Los oficiales mascan bronca cuando pispean sus recibos de sueldo y calculan cuanto cobran otros uniformados.
Mario Wainfeld, “Un desfile de contradicciones”, periodista, 8/07/18

¿Y dónde queda el respeto? Es una línea que parece muy finita, pero debería ser sustancial. No tendría que existir eso de “mi libertad está por encima de la tuya”. Socialmente estamos tan acostumbrados a que nos ametrallen con eso que decís: “Es así”. Yo no estoy tan de acuerdo con que “Bueno, es así”. Hay que tener muy claro los no, los límites y hay que poder decir lo que uno piensa sin necesariamente agredir al otro desde un lugar del diálogo (…) Cuando uno quiere generar un cambio, el otro se incomoda un poco porque lo nuevo pone incómodas a las personas. Y el no saber qué va a pasar al tirarse a “ese vacío”. En mi caso, construyo el oficio siempre desde el riesgo (…) Después, cuando tenés un trabajo más sistemático entiendo que es un poco más difícil no caer en la rutina. Incluso, cuando tenés muchos años de relación (…) Le doy mucha importancia a la palabra, a la coherencia. Para mí, la lógica es la base de todo. 
Natalia Oreiro, actriz, 29/06/18

La construcción de la civilización humana es la herencia más grande que recibimos cuando nacemos (…) Quiere decir que lo que se ha acumulado es la destilación de generaciones que nos llega a nosotros y eso es construcción colectiva ¿Eso va en contra del individuo? No, es lo que ampara al individuo. Lo colectivo es lo único que permite que el individuo no esté en soledad y enfrente a la vida con otras posibilidades. En el derecho antiguo, en las tradiciones antiguas, después de la pena de muerte, la pena más rigurosa era que te expulsaran de la comunidad porque tenías que salir a vivir en un mundo feroz, sin respaldo colectivo. Esta etapa de la civilización trata de atomizarnos. Vivimos en la megalópolis, a veces en un bloque de apartamentos donde ni nos saludamos con los vecinos. Es el imperio de la soledad en el medio de la multitud. Porque cuanto más solos estemos, más manejables somos. Uno tiende a creer que somos nosotros, que “he logrado esto por mi esfuerzo personal”... No quiere decir que el esfuerzo personal no tenga importancia, claro que la tiene, la tiene siempre que esté el cosmos colectivo que nos rodea (…) Todo eso es la sociedad. No podríamos vivir sin eso. Pero sin embargo esto lo olvidamos. Esto es tan elemental que rompe los ojos. Por eso hay que construir cuestiones colectivas (…) Triunfar en la vida no es llegar a un objetivo. Triunfar en la vida es levantarse y es volver a empezar cada vez que uno cae. Entonces, si la lucha es continua, tiene que ser colectiva porque solo lo colectivo se hereda. Pero además, los errores y la falta de humildad de creernos tan soberbios de creer que tenemos la verdad absoluta revelada y que somos absolutamente imprescindibles, y perdemos capacidad de negociación entre nosotros mismos y nos atomizamos.
José Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay, actual senador, 15/04/18

Un movimiento político es siempre un movimiento que viene a confundir la distribución dada de lo individual y lo colectivo, al igual que la frontera admitida de lo político y lo social. La oligarquía y sus expertos no han terminado de experimentarlo en su empeño de fijar la distribución de lugares e idoneidades. Pero lo que pone en aprietos a la oligarquía constituye, asimismo, la dificultad del combate democrático. Decir que un movimiento político es siempre un movimiento que desplaza fronteras, que extrae el componente propiamente político, universalista, de un conflicto particular de intereses en tal o cual punto de la sociedad, es decir también que vive bajo la amenaza de acantonarse en él, de terminar de hecho defendiendo simplemente los intereses de grupos particulares en pugnas una y otra vez singulares. 
Jaques Ranciere, intelectual francés, El odio a la democracia, 2007

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político

Para comunicarte con nosotras escribimos redmujeresconcristina@gmail.com 


viernes, 6 de julio de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

La política de derechos humanos no es de un espacio político, es un patrimonio de los argentinos que podemos exhibir al mundo. Recuperación de la memoria, la verdad y la justicia, y de la libertad para que nunca nadie más crea que nos la van a venir a robar porque vamos a luchar por esa libertad (…) cuando hablo de ustedes no solamente hablo de los que están aquí hoy presentes, sino a miles y miles de argentinos que durante mucho tiempo habían luchado para recuperar la memoria, la verdad y la justicia (…)  Yo no hago la memoria… la memoria está en cada Abuela, la memoria está en cada Madre, en cada uno de los familiares, en cada uno de los Hijos, y en cada uno de los cientos de los 119 nietos recuperados, que son la exacta demostración de que la memoria no es solamente hacer justicia y verdad con el pasado, sino que es esencialmente mirar hacia el futuro para recuperar todo lo que nos arrebataron.
Cristina Fernández, inauguración de la nueva Secretaria de Derechos Humanos, 2/12/15

No es filantropía, ni es caridad, ni es limosna, ni es solidaridad social, ni es beneficencia. Ni siquiera es ayuda social, aunque por darle un nombre aproximado yo le he puesto ése. Para mí, es estrictamente justicia. Lo que más me indignaba al principio de la ayuda social, era que me la calificasen de limosna o de beneficencia. Porque la limosna para mí fue siempre un placer de los ricos: el placer desalmado de excitar el deseo de los pobres sin dejarlo nunca satisfecho. Y para eso, para que la limosna fuese aún más miserable y más cruel, inventaron la beneficencia y así añadieron al placer perverso de la limosna el placer de divertirse alegremente con el pretexto del hambre de los pobres. La limosna y la beneficencia son para mí ostentación de riqueza y de poder para humillar a los humildes.
Eva Perón, La razón de mi vida, 1951

La historia de la democracia es (también) la historia de la ampliación del concepto de ciudadanía. ¿Quién puede disfrutar plenamente de los derechos garantizados por nuestros sistemas, quién no? Y particularmente del derecho de participación en la toma de decisiones, cuya máxima expresión es, por supuesto, el voto. Con los migrantes, las democracias occidentales han encontrado la nueva frontera de este conflicto. Quienes componen la internacional nacionalista (Salvini, Le Pen, Trump, Farage) defienden una idea muy sencilla: primero, los nuestros. Los otros nos hacen daño. La estructura de su argumentación (…) no es distinta de aquella que hace poco menos de un siglo pretendía mantener a las mujeres, a los no propietarios, o a los afroamericanos (esclavos liberados en EE UU) como sujeto político reducido. La diferencia crucial es que a los migrantes se les puede mantener fuera del país. La exclusión en este caso no es solo textual e institucional, también es física. E identitaria: el grupo “nación” es más sólido que “hombres”, “propietarios” o incluso “blancos” (…) Inmigrantes y refugiados necesitan cómplices, ciudadanos que luchen junto a ellos por convertirles en ciudadanos. Ahora que al fin la cuestión migratoria se politiza en España, partidos, líderes y votantes que contamos con el privilegio del pleno derecho nos enfrentaremos una vez más a una cuestión central de la democracia: si estamos dispuestos a compartirla.
Jorge Galindo, El País, “Ampliar la democracia”, sociólogo 28/06/18 

El comportamiento de la Corte es extraño porque claramente ha acumulado poder con la interceptación de comunicaciones, pero al mismo tiempo ha canjeado legitimidad en ese proceso. Lo cual puede ser entendible en la ecuación particular de alguno de sus miembros y de ciertos sectores de Comodoro Py, pero no de la Corte como institución. No se entiende por qué está dispuesta a seguir perdiendo legitimidad. El nuevo avance de los servicios de inteligencia sobre el sistema de escuchas no puede ocurrir sin un alto costo institucional para la Corte. Hay una aceptación tácita de la clase política de que quien gobierna tiene derecho a espiar. Es un pacto que se mantiene a pesar de que a veces los usos políticos se vuelven verdaderamente amenazantes para los dirigentes, que se convierten en rehenes. Sin embargo se vuelven a reproducir los consensos para mantener el statu quo. Una ex presidenta ha sufrido escuchas indirectas, en una causa en la que no era el sujeto investigado (léase, la causa contra Oscar Parrilli) y ni siquiera eso movilizó a la dirigencia política para investigar e identificar a los responsables (…) Es preocupante que en un tema que salpicó al presidente, que fue investigado por escuchas ilegales, se plantee ahora una reforma con acuerdo de su partido que no mejora estándares sino que convalida un sistema que permite abusos y arbitrariedades. Por los antecedentes del caso, sería una buena señal para la ciudadanía que el gobierno impulse una verdadera reforma integral que revierta el enchastre. 
Sidonie Porterie, vicepresidenta del Instituto Latinoamericana de Seguridad y Democracia Ilsed, 21/05/18

La aprobación del aborto legal, seguro y gratuito el 14 de junio en Argentina (aun cuando todavía falta el paso por el Senado) fue un despertador para toda América latina que comenzó a llamar a marchas, tuitazos y convocatorias para aprobar la interrupción voluntaria del embarazo en Brasil, México, Costa Rica, Perú, República Dominicana y Venezuela, entre otros países. También en Chile critican los obstáculos para cumplir con el aborto por causales aprobado el año pasado. Y solo en Cuba y Uruguay el derecho es pleno.
Luciana Peker, “La marea verde que arrasa el continente”, periodista, 22/06/18

No lo puedo creer. Veo un blindaje periodístico infernal, como nunca había sucedido, en la mayoría de los medios periodísticos. Veo que muchos de los que se la juegan se quedan sin trabajo. Veo mapuches asesinados, veo represión policial, veo que se acallan voces, veo que la gente que estaba afuera del sistema, y con el gobierno anterior pudo acceder a muchas cosas, hoy otra vez está afuera de todo. Veo que lo que hace crecer a un país es boicoteado. Me refiero a las universidades, a la ciencia, a los docentes. Es una pesadilla. Me levanto todos los días angustiada por esta Argentina que se está desbarrancando. Están haciendo doler a los que menos tienen. Todo esto me da más ganas de comprometerme y decir lo que pienso. Más allá de que con Pablo hemos sufrido muchos ataques brutales, muchas mentiras denigrantes. El nivel de cinismo es gigante. Pero mis padres y los de Pablo nos enseñaron a decir siempre la verdad, no importa los costos que genere. Así que seguiremos resistiendo... con aguante.
Nancy Dupláa, actriz, 13/05/18

Pensar la política es darse cuenta, contarse, me doy cuenta, me cuento, cuento a los otros, los otros me están diciendo. Es “dar cuenta”. Se trata de ser inteligente y por tanto ser capaz de acumular fuerza y las voluntades de y con los otros. Las mujeres parecen tener un modo de hacer política que es muy propio, adecuado a estos tiempos oscuros que estamos viviendo. Quizás porque piensa efectivamente, y esa es la manera real, de pensar la política, en comunidad. Cuando se hace política uno no se interesa por sus deseos, sino que se interesa por su interés, pone voluntad, decisión, discurso. No existe pensamiento sin hablar, cuando se piensa se habla. El pensamiento, el saber, si tiene lugar, no es un lugar al que se llega, sino que circula entre muchos por el uso de la palabra y de la acción. Cuando se habla, siempre es con otros, para qué hablo, con quién, cómo lo hago; en esas preguntas radica la búsqueda de sentido de la acción  y de la vida social a  que ésta da lugar. El pensamiento es el uso de la palabra. Cuando la Red usa fragmentos, como hace siempre, el sentido de los fragmentos no está en el autor, sino en el uso que los lectores dan a esa palabra. Existe la necesidad política cuando hay un pensamiento activo que la habla, la organiza, la mide, la comparte. Pensar la política es darse cuenta de las cosas que tenemos que hacer para debilitar al adversario. Argumentar es pensar con la gente, hay que tener argumentos para convencer y hablar con el otro y ser hablado por él. En la vida real, “la forma” es siempre “contenido”.
Eduardo Rojas, en el Encuentro del nodo federal de la Red Mujeres con Cristina, sociólogo, investigador, Universidad Nacional de San Martín, 18/03/17,

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina


viernes, 29 de junio de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

Se me ocurre la necesidad, para no poner en crisis la democracia entre otras cosas, de construir nuevas arquitecturas institucionales aprovechando a través de la extraordinaria difusión de las redes sociales de mecanismos por los cuales los ciudadanos puedan reclamar, exigir el cumplimiento de los programas electorales. Esto es clave para la construcción democrática. Esto es clave, además, para detener el avance de la derecha. Porque el avance de la derecha lo hacen también sobre la destrucción de la política y la democracia. Preservar a la democracia, preservar los contratos sociales entre los ciudadanos cuando votan y los dirigentes cuando llegan al gobierno no es solamente una cuestión de convicciones o de ética es una cuestión de continuidad y seguridad democrática. No habrá democracia y las derechas seguirán avanzando en la medida que todo sea igual. Sea igual decir la verdad que mentir. Y es más, luego el neoliberalismo tuerce este y dice: la política y los políticos son todos iguales para finalmente siempre proponer situaciones extremas, salidas por derecha que es típico, además, de toda sociedad en desesperación.
Cristina Fernández, en el Parlamento Europeo, 11/5/17

En Canadá el aborto es legal y no está limitado por ley. Se practica a pedido de la mujer y sin límite de gestación, en hospitales públicos y es gratuito (…) La práctica se despenalizó a partir de una sentencia de la Corte Suprema, de 1988 (…) Como no se pusieron de acuerdo en el Parlamento para dictar una nueva ley, nunca se llegó a votar, explicó Joanna Erdman, referente de Canadá en la temática sobre aborto legal y reconocida académica a nivel mundial. Según explicó, se realizan unos 100 mil abortos por año, que equivalen a una tasa de 14 procedimientos cada 1000 mujeres de 15 a 44 años (…) También precisó que la tasa de mortalidad por aborto es “cero”: es decir, ninguna mujer muere como consecuencia de la interrupción de un embarazo, en Canadá. 
Mariana Carbajal, “La mortalidad llegó a cero”, periodista, 27/05/18

Los riesgos están a la vista en Colombia y muy marcadamente en México, donde la contaminación con el narcotráfico es inmediata por la capacidad de corromper del dinero del narcotráfico, que penetra en las instituciones militares. Por otro lado se genera una situación de guerra en términos de desplazamientos, muertes, desapariciones, porque nadie controla finalmente esa violencia.  En 2016 hubo una conferencia de Naciones Unidas sobre drogas y fue impresionante que tanto (Enrique) Peña Nieto, presidente de México, como (Juan Manuel) Santos, de Colombia, reconocieron que la militarización y la “guerra contra las drogas” había sido un fracaso y sugirieron cambiar de estrategia. Ahora no pueden salir fácilmente de la situación creada y seguro tienen presiones externas, pero lo dijeron con todas las letras (…) Por otro lado, la primera conclusión del informe sobre drogas que elaboró Naciones Unidas en 2013, que presentó (…) José Miguel Insulza, fue que el 80 por ciento de la droga que se consume en Estados Unidos es de origen colombiano. Es decir que en términos prácticos la “guerra contra la droga” tampoco dio resultado y sólo desató barbaridades, especialmente en Colombia, donde se produce, y en México, que hace de almacén y de paso de frontera. En alguna medida, dicho irónicamente, Estados Unidos se comporta como un estado fallido, porque no puede controlar la entrada de droga y busca soluciones fuera de su territorio.
Ernesto López, sociólogo y especialista de la Universidad de Quilmes, 10/06/18

Los tarifazos están castigando fuerte a la mayoría de la población, pero tienen un impacto diferencial en las clases media y media baja. Los grupos acomodados en la parte superior de la pirámide de ingresos pueden molestarse por tener que abonar boletas abultadas, pero no les mueve el amperímetro del humor ni el de la fidelidad política a una fuerza conservadora. Los miembros que integran el piso de la pirámide conocen las estrategias de supervivencia en escenario de escasez, ya sea colgándose de los servicios de luz y de la televisión por cable y/o sumándose a la red de contención social, comunitaria u oficial. En cambio, las clases media y media baja no reúnen la capacidad patrimonial de unos ni la tolerancia existencial para ser asistido por otros. Por eso están desorientadas, además porque una parte de ellas acompañaron en las dos últimas elecciones las boletas de Cambiemos. La mayor visibilidad de la actual crisis provocada por el tarifazo se debe a que las clases media y media baja no tienen red de contención social. No aplican para ser beneficiarios de la tarifa social ni son ni quieren ser parte de programas de cobertura social, a nivel nacional, provincial o comunitario. Esas carencias la suplen con la capacidad de lograr una mayor difusión de sus reclamos en los medios de comunicación o canalizando la bronca a través de la protesta con el ruidazo o con variadas movilizaciones. El humor de las clases media y media baja es un termómetro político relevante que quedó de manifiesto en otros momentos críticos, como en el corralito que atrapó sus ahorros y en el denominado “cepo” que limitaba la posibilidad de comprar dólares. 
Alfredo Zaiat, “Los tarifazos son de no creer y los colgados aumentan al mismo ritmo”, periodista, 22/04/18

Coincidiendo con el 50° aniversario de las revueltas del Mayo Francés, del otro lado de la cordillera las estudiantes se levantaron y decidieron la toma feminista de 16 universidades y una escuela secundaria, hartas de la indiferencia y la tolerancia frente al abuso sexual de docentes sobre las alumnas. Aunque elaborando una agenda de demandas que desborda el punitivismo, “Por una educación no sexista” es la principal consigna que conmovió a las alamedas de Santiago, por donde los cuerpos rebeldes han pasado en manifestación reconociendo que el patriarcado les ha sacado tanto que hasta se llevó también el miedo. Sebastián Piñera reaccionó el miércoles con algunos cambios de agenda aunque todavía queda por verse cuánto hay de maquillaje, sobre todo cuando conserva en la cartera de Educación a un ministro que se jacta en público de tener hijos “campeones” por los muchos preservativos que gastan.
Bet Gerber, intelectual argentina,“La gesta de los Andes”, 25/05/18

Unicef ha dicho que la crisis migratoria que lacera el mar Mediterráneo hace décadas es sobre todo una “crisis de niños”. Muchos menores son enviados solos a cruzar el mar para “salvarse”. Sus familias pagan con sus pocos recursos viajes de hacinamiento, muchos fatales, a Europa. Intentan salvar a sus hijos de un destino que se presenta aciago, violento y empobrecido en África. Ven en Europa lo que Europa misma promete y promueve en los papeles: una democracia liberal, civilizada, de puertas abiertas, donde reinan los derechos universales del hombre y la mujer. Estados Unidos, una de las mayores democracias del mundo, no está demostrando ser un ejemplo de defensa de libertades civiles básicas. La libertad de circulación es un derecho humano elemental en un mundo globalizado, donde circulan más libremente las mercancías que las personas. Guantánamo es un ejemplo paradigmático de violación de derechos. (…) Las “perreras” o centros en Europa o Estados Unidos, donde los menores son alojados, separados de sus papás, son –aunque respondan a procedimientos legales, administrativamente y formalmente “válidos”– políticas de una “injusticia extrema”. El lamento de un chico separado de sus papás puede encontrar un parangón moderno en la Alemania nazi, cuando miles de niños eran enviados, luego de ser separados de sus papás, a las cámaras de gas. Estos niños no son asesinados en campos de exterminio, pero la política que los segrega y separa de sus propias familias, violenta (además de traumarlos de por vida) estándares básicos y universales de derechos humanos (…) No es una casualidad que EE.UU. haya abandonado el Consejo de DD.HH. de las Naciones Unidas ni tampoco que el país no haya adherido nunca a la Corte Penal Internacional, de cuya jurisdicción pretende sustraerse.
Guido Leonardo Croxatto, “La fórmula Radbruch”, UBA-Conicet. Director del Tribunal Experimental en DD.HH. Rodolfo Ortega Peña (UNLA)

El destino de la igualdad depende especialmente de cómo las cosas se desarrollan en épocas de crisis; épocas en que los sistemas sociales enfrentan serios desafíos que surgen de las contradicciones o tensiones arraigadas en la estructura profunda de su organización y en las cuales, además, nos hallamos ante una encrucijada. En la medida en que el statu quo  se revela cada vez más disfuncional, experimentamos la necesidad, y ciertamente el deseo, de trazar nuevos caminos. En épocas de crisis el destino de la igualdad pende de un hilo. ¿Podemos encontrar un camino que resuelva la crisis de un modo que promueva la igualdad, un camino que amplíe y profundice su sentido, que haga avanzar su lógica? ¿O debemos entregarnos a una solución empobrecedora de nuestro sentido actual de igualdad que promueva la desigualdad? Hoy, sostengo, nos hallamos en un momento semejante. El desarrollo, en las últimas décadas, de una nueva forma de capitalismo globalizado, financiarizado y neoliberal nos ha conducido a este punto (…) De hecho, la crisis actual es multidimensional, a tal punto que merece ser llamada “crisis general”, dada la convergencia de múltiples y diversas líneas de crisis: ecológica, financiera, real/ crisis económica, social/ crisis de reproducción social, crisis política. (…) Todas auguran graves sufrimientos y dificultades.
Nancy Fraser, “Conversaciones con Nancy Freser, justicia, critica y política en el sigloXXl”, Ed. 2017  

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

   

viernes, 22 de junio de 2018

Para pensar, debatir, comprender..

Fragmentos.

Es fundamentalmente un problema cultural el que se ha instalado en la Argentina. Nos han instalado determinadas frases, títulos, que cuando uno le pregunta sobre el título como si fuera una muletilla, no hay argumentación. No hay sustento, no hay idea, es simplemente repetir lo que lee o lo que alguien le dice desde una pantalla de televisión. Cuando uno pregunta ¿por qué? Ahí empieza el embrollo y nadie puede explicar nada, porque en realidad la gran clave y el gran problema es que habido una formidable aparato cultural que se ha extendido y ha actuado sobre los argentinos, para que tuvieran una idea distorsionada de su propio país, de sus propias posibilidades como pueblo y como sociedad. Lo de afuera, todo bien y lo de adentro todo mal, incapaces de tener un proyecto político, incapaces de generar políticas económicas (…) Y yo creo que este proyecto político ha tenido dos ejes fundamentales: por un lado, el fortalecimiento del poder político, la democratización del poder político, el cumplimiento y el honor a la palabra del poder político, que no es poca cosa.
Cristina Fernández de Kirchner con intendentes bonaerenses, 9/11/12

A este gobierno no le servimos, por eso es preciso construir la unidad, organizar la bronca, dejar de lado las diferencias y construir una alternativa que le pare la mano a Mauricio Macri, que cada día nos hace más pobres.
Dina Sánchez, referente del Frente Darío Santillán, en el acto de cierre de la Marcha Federal por Pan y Trabajo, 2/06/18

Esa es la cuestión más seria de Brasil, porque Lula es inocente. No es que lo condenaron sin pruebas, sino que lo condenaron y él es inocente. El departamento que ellos usan para acusarlo de haber recibido los beneficios de la corrupción por parte de una empresa, no es de él. El departamento fue dado en garantía por la empresa en cuestión, OAS, que no pagó al banco y una jueza lo hipotecó. Es decir, el departamento no existía. Y cuando uno se pregunta qué tipo de acto hizo el presidente Lula para recibir semejante beneficio, el juez responde: “Un acto indeterminado”. No creo que en ningún país civilizado del mundo se condene a alguien por un acto indeterminado. Entonces, la tipificación es la siguiente: Lula es inocente, y por tanto se trata de una persecución política y lo pusieron en prisión para impedir que participe de las próximas elecciones (…) Lula no es una persona que radicaliza por radicalizar. Siempre tuvo una práctica de negociación, de construcción de consenso, de establecimiento de diálogo. Si Lula no es candidato el proceso no será verdaderamente democrático (…) Tenemos un problema serio con nuestras élites. Vienen de un proceso de esclavismo que ocurrió en todos los Estados. En los 27 Estados las élites consideran que un control social violento es la mejor forma de control (…) Brasil tiene serios problemas que sólo pueden resolverse a través del voto. La elección de 2018 debe ser libre, con derecho de participación asegurado para todos los ciudadanos y ciudadanas (…) Lula participando simboliza la única y verdadera forma de interrumpir ese proceso de deconstrucción de la sociedad brasileña.  
Dilma Rousseff, ex presidenta del Brasil derrocada en 2016, 6/05/18


El enfoque social clasista, en su versión más infantil, presupone una relación directa e inmediata entre un gobierno y la coalición social a la que representa. Se fabula la existencia de una unidad ideológica y estratégica entre gobierno y clase, de una fácil adecuación mutua. Sin embargo, el gobierno ha sido atacado por aquellos a los que sin ninguna duda ha beneficiado de manera intensa y desproporcionada desde el día mismo de su asunción (…) ni los dólares ni la información financiera están esparcidos democráticamente en la sociedad sino fuertemente concentradas en manos de los más ricos y poderosos. Ellos son, por lo tanto, los actores centrales del drama de estas horas (…) Marcos Peña sigue diciendo que la culpa la tiene la “demagogia de la oposición” en el Congreso, a propósito del proyecto de ley contra el tarifazo. (…) La punta de lanza fue y sigue siendo la guerra psicológica protagonizada por los grandes medios de comunicación, ahora escoltados por las maquinarias de los trolls gubernamentales, del acopio de datos personales, del trabajo desatado de buchones de todo nivel y especialidad. Por el momento vienen fracasando y nada indica la seguridad del éxito futuro (…) La roca dura es la conciencia de la posesión de derechos que ningún gobierno puede desconocer. Ni los gobiernos más violentos y terroristas de la historia pudieron horadar esa piedra. 
Edgardo Mocca, “Golpe de mercado”, periodista, 6/05/18

Tenemos otro programa, de almacenes populares y polos productivos descentralizados. Los abrimos en casas de compañeros que se quedaron sin laburo. Y ahí se nota el deterioro. Son gente de clase media que se quedó afuera. Tenía un pasar más o menos y ahora está bien jodida. Entonces empezamos dándoles los productos para que los vendan. De a poco, gente que estaba muy mal va recuperando la alegría y la dignidad. Porque además de lo económico está la construcción política, recuperar la capacidad para cambiar lo que está haciendo el gobierno. Decidimos ser artífices de nuestro propio destino y apostamos a trabajar organizados con un proyecto claro. Néstor y Cristina nos mostraron que la dignidad del trabajo no se negocia y las Madres y Familiares nos enseñaron a ser solidarios. Sin dudas la patria es el otro, por eso vivimos de nuestro trabajo y no le saqueamos el bolsillo al laburante. El nuestro es un espacio de reconstrucción popular y peleamos por trabajo, dignidad y cambio social (…) Es que una de las críticas que nos hacemos es que durante nuestros gobiernos no hubo un cambio real de cabeza, muchos cumpas no asimilaron el tema del esfuerzo y el compromiso. Nosotros no queremos que nos regalen nada ni queremos regalar. Y también nos negamos a robarles a los demás. Por eso insistimos tanto en vender nuestros productos a un precio justo. Tenemos que salir de la lógica capitalista y no dejar que nos corrompa. Porque lo importante es apropiarnos de nuestro destino (…) Y si bien al principio todos ayudamos, cada emprendimiento de los que vamos armando es responsabilidad de los que lo manejan.
Juan Carlos, integrante del Espacio de Reconstrucción Popular Alejandro Almeida, con el madrinazgo de Taty Almeida, 9/06/18

El debate sobre el aborto legal, seguro y gratuito entierra, definitivamente, el “que se vayan todos” por el “que se vengan todas”. Es una demanda del movimiento de mujeres fruto de una construcción de más de treinta años de feminismo, de una tradición de tres décadas de Encuentros de Mujeres y de una forma horizontal, federal y autónoma de hacer política. Aunque, por sobre todas las cosas, es una primavera juvenil. Las grandes protagonistas políticas de la marea verde son adolescentes. Hay una ruptura de género y generacional con el poder político. Las chicas son las que llevan la batuta: las que levantan la voz, las que mandan, marchan, conducen, cantan y piden por ellas en su singularidad vital y libertaria. Son las pibas de pañuelos y puños en alto. Las Increíbles Hulk de Argentina no tienen sobredosis de músculos, tienen brillantina contra la invisibilización histórica del machismo.
Luciana Peker, “La revolución de las hijas brilla por derecho propio”, periodista, 14/6/2018

A veces la gente confunde seguridad y defensa porque policías y soldados usan armas y cree que se puede pasar recíprocamente de uno a otro sin reacomodamientos, pero no es así: tienen formaciones, misiones y normativas distintas. Los militares se forman para el uso letal de la violencia armada, para empeñarla en última instancia en la guerra, para imponerse en ese terreno a un enemigo. Esto no suele ocurrir con frecuencia, mucho menos en un país como la Argentina, donde el aparato militar es muchas veces útil para disuadir con sólo mostrar la fuerza. Los policías en cambio están preparados para investigar delitos, para prevenirlos y eventualmente disuadirlos. Y llegado el caso de intervenir, no deben aplicar violencia con letalidad sino con criterios de gradualidad. Además, salvo en casos de flagrancia, las fuerzas policiales no actúan per se sino como auxiliares de fiscales o jueces. Todo este paquete de funciones implican una lógica diferente a la de la guerra. Es verdad que la cuestión del narcotráfico ha presentado en países pequeños, por ejemplo en Centroamérica, un desequilibrio entre capacidades de policías y jueces, y, del otro lado, los narcos, que tienen mucho dinero, capacidad para comprar armamentos, corromper gente, avionetas con GPS. Entonces a veces esos gobiernos han tenido que apelar a sus fuerzas armadas porque no les alcanza la capacidad operativa de su policía. Pero ese problema no ocurre ni ocurrirá acá, porque tenemos fuerzas intermedias muy desarrolladas y capaces: Prefectura, Gendarmería, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, 23 policías provinciales. Por eso no hay en principio ninguna problemática que haga pensar que es posible o necesario involucrar a los militares en esto.
Ernesto López, sociólogo y especialista de la Universidad de Quilmes, 10/06/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 15 de junio de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Los derechos se luchan, estos días hemos hecho historia, no pasarán al olvido.


Fragmentos.

Podría hablar de palabras como «inclusión social», como...Pero yo saben que prefiero hablar de armonía, de armonía social y de paz social. Porque cuando uno logra que el otro, el que no tuvo las mismas oportunidades que uno, no se sienta excluido, no se sienta rechazado, no se sienta discriminado o estigmatizado por haber nacido en tal lugar o por tener un color de piel o por tener otro lugar, me parece que eso es lo que tenemos que buscar todos, que nadie se sienta mal ni que se rechace a uno porque tiene pero que tampoco se rechace a otro porque no tiene. Y eso me parece que es lo que tenemos que lograr los dirigentes políticos: armonía. La armonía es lo más difícil de lograr, lo más difícil de alcanzar porque requiere equilibrio, requiere serenidad, requiere paz y requiere mucha voluntad y mucho hacer por los demás.
Cristina Fernández, en la Inauguración de la Casa de la Cultura de la Villa 21 de Barracas, 9/09/13

La vida del peronismo siempre provino de su capacidad de alojar otras peleas, dejarse releer por otros temas que no estaban en su cartilla. De hecho, una de sus últimas estaciones, las del kirchnerismo, fue capaz de refundar lazos con los movimientos de derechos humanos y de colocar, en el centro de las políticas públicas, las de memoria, verdad y justicia (…) El movimiento social más potente de la actualidad es el feminismo. Es la fuerza insurrecta que inventa su agenda, construye alianzas, transforma los modos de vida. Pone en escena un nuevo sujeto político o nuevas subjetividades díscolas, dice mujeres pero para deconstruir lo que se entiende bajo ese nombre, se agita en la disidencia, conmueve y funda. Es clave de rebeldías porque relee, traduce y enlaza múltiples problemas. Discute, a la vez, la sexualidad, el trabajo, la autonomía, la deuda, la política y la violencia institucional. El movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans, viene probando modos organizativos, instancias asambleísticas, luchas callejeras. En estos días, ese remolino tiene su centro en la demanda por la legalización del aborto. La tierra tiembla, por estos lares, por la extensión capilar de la demanda. La pelea tenaz que organizo la campaña nacional por el derecho al aborto, se encarna en las miles de pibas que toman escuelas y calles y en el compromiso masificado que demanda la ley ¿Qué significa que, en nombre de la identidad del movimiento más plebeyo y capaz de exigir derechos que tuvo el siglo XX argentino algunos pocos digan que la legalización del aborto es una suerte de caballo de Troya de los imperialismos o del FMI o de los poderes adversos a la emancipación latinoamericana? (…) ¿Qué implica que, en nombre del peronismo, objeten la legalización que hoy exigimos? 
María Pía López, “La potencia plebeya y los cultores del orden”, socióloga, investigadora, 13/06/18

Los filósofos del régimen razonan como si el mundo no se hubiera dado cuenta de las grandes verdades: que hay que ser positivos, emprendedores y abandonar todo espíritu crítico. Los economistas proclaman que reconciliada y de regreso al mundo de la libertad de mercado, Argentina recuperará  el amor de los poderosos que derramarán su generosidad sobre nosotros y nos hará unánimemente felices. Los politólogos perorarán sobre la necesidad de los grandes consensos, de la seguridad jurídica, de la oposición leal y la alternancia. Y todo lo que salga de este molde e impugne las sacrosantas verdades será considerado un enemigo en acción (…) El gobierno de Macri no se ve a sí mismo como una circunstancia política. Se reconoce como el portador de una misión histórica. De llevar al triunfo definitivo a la Argentina culta, productiva y decente frente a la barbarie, la dádiva estatal y la corrupción (…) Es un mito que funciona siempre y es uno de los fundamentos espirituales decisivos de la sociedad capitalista. En el 200 aniversario del nacimiento de Carlos Marx, puede homenajeárselo como el escritor científico que refutó el mito y sostuvo fundadamente que el capitalismo vino al mundo a través de guerras, colonialismo y saqueo: “chorreando lodo y sangre por todos los poros”. 
Edgardo Mocca, “Golpe de mercado”, periodista, 6/05/18

Como mujer, como madre y como política, y en especial desde que asumí como diputada nacional vengo construyendo mi posicionamiento político sobre el aborto. Y hago hincapié en que el posicionamiento tiene que ser político, porque mi voto de hoy es el de todas las mujeres de mi provincia y de mi país, que están reclamando que no haya más muertes por la práctica de abortos clandestinos. Desde hace un tiempo entendí, esto que hoy suena con toda lógica “No es aborto si o aborto no”, llevarlo, o no, a la práctica es una decisión íntima y personal, que escapa el debate político. La pregunta que nos tenemos que hacer nosotros acá es aborto clandestino o aborto legal. En la Argentina entre 370 y 522 mil mujeres recurren cada año al aborto clandestino. El aborto existe, sea legal o ilegal, la diferencia que hoy podemos hacer está en la cantidad de muertes y complicaciones que resultan de abortos realizados en las peores condiciones de salubridad y seguridad, y ante las peores violaciones al derecho a la integridad física, psíquica y moral. Hoy tenemos la oportunidad de que el aborto deje de ser la principal causa individual de la mortalidad materna en nuestro país. 
María Emilia Soria, diputada nacional por Río Negro (FpV-PJ), 13/06/18

Entonces entró en acción un usuario confeso de los servicios secretos de Estados Unidos e Israel, un fiscal que tenía por costumbre anticipar fallos y dictámenes y hasta hacerse corregir escritos en la embajada estadounidense, donde le instruían que sólo investigue a los iraníes y que abandone todas las otras pistas del atentado a la AMIA. Un tal Alberto Nisman. Y aparece Nisman porque si no era posible demostrar rápidamente que habían sido los iraníes, había que embarrar la cancha –otra vez– como para que al menos parezca que habían sido los iraníes. Porque Obama estaba cambiando de idea y empezaba a explorar la posibilidad de negociar con Irán. El mismo camino que había transitado Cristina. En ese punto de quiebre, Nisman toma partido por la línea dura de Netanyahu y de los republicanos estadounidenses y cumple con el recado de Israel. Acusa a la presidenta con un montón de humo, una movida temeraria. De él y de sus mandantes. Tanto es así que en la Justicia lo dejan solo, Estados Unidos lo deja solo, Stiuso y la SIDE lo dejan solo, y hasta la DAIA y la AMIA le retacean un apoyo escrito y una foto cuando los va a visitar dos días antes de su muerte. Entonces lo citan en el Congreso, entra en pánico, pide un arma y se pega un tiro. Una fiscal, una jueza y 40 peritos y médicos legistas llegan a esa conclusión pero no lo pueden decir, sufrirían un linchamiento mediático. Con la ayuda de los grandes medios, la calle ha decidido que fue un asesinato.
Santiago O´Donnell, “Deporte, dinero y algo más”, periodista, 7/06/18

El internet y las redes han abierto un nuevo soporte material de comunicación, tan importante como lo fueron otros soportes materiales de comunicación en el pasado: la imprenta en el siglo XVIII, la radio a principios del siglo XX, la televisión a fines del siglo XX. Se trata de medios de comunicación cada vez más universales, que han llegado para quedarse y que no solo modifican la construcción cultural y educativa de las sociedades, sino la forma de hacer política y de luchar por el sentido común. La masificación y novedad de este nuevo soporte material de comunicación ha generado una sobreexcitación comunicacional que ha sido bien aprovechada por las fuerzas políticas de derecha, que dispusieron recursos y especialistas cibernéticos al servicio de una guerra sucia como nunca antes había sucedido en nuestra democracia y que ha vertido toda la lacra social en el espacio de la opinión pública. Está claro que las redes no son culpables de la guerra sucia; es la derecha, que no tuvo escrúpulo alguno para esa guerra sucia unilateral, la que apabulló el medio. Nosotros atinamos a una defensa artesanal en un escenario de gran industria comunicacional. Al final, esto también contribuyó a la derrota. A futuro, está claro que los movimientos sociales y el partido de gobierno deben incorporar en sus repertorios de movilización a las redes sociales como un escenario privilegiado de la disputa por la conducción del sentido común.
Álvaro García Linera, Vice-presidente de Bolivia, 6/03/16

Este año, la demanda por el aborto legal estuvo en el centro, pero no es la única, está atada a todas nuestras demandas: porque cuando decimos “desendeudadas nos queremos” también hablamos del precio de los medicamentos que se necesitan para abortar y a la vez demandamos que no podemos más de hacer cuentas todo el día porque el endeudamiento público se traduce en obediencia en la intimidad de nuestras vidas y somos las mujeres las que, principalmente, hacemos malabares en la economía familiar para asegurar la supervivencia de las familias, de las comunidades. La demanda del aborto legal también está atada a los modos en que queremos hacer familia, no por imposición sino por deseo. ¿Y cómo queremos hacer familia? ¿Cómo queremos hacer comunidades donde las tareas de cuidado no sean angustias personales, cada madre con su angustia, con el no llegar nunca a todo lo que tenemos que hacer? Ese deseo de comunidad también está en el centro de nuestras demandas. Tenemos que inventar otros modos de amar y de cuidarnos, no queremos más el sacrificio, queremos otras vidas posibles y en la calle, juntas, atisbamos de qué se trata eso de compartir el peso cotidiano con otras que con sólo mirarnos nos entendemos (…) Nosotras estamos inventando otra historia, somos protagonistas de la historia y aun cuando veamos futuro en las niñas y adolescentes sabemos que para ellas estamos ampliando este presente en el que decir “nosotras” tiene sentido, un sentido profundamente revolucionario, un sentido que empuja el deseo de ser otras, con otros y con otres; aun cuando la tierra tiemble bajo nuestros pies porque todavía no sabemos cómo es ser otras, lo estamos haciendo mientras caminamos, mientras llenamos las calles y las teñimos de verde, mientras decimos ¡Ni Una Menos! ¡Vivas y Libres nos queremos!
Marta Dillon, “Nosotras”, periodista, 5/06/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina



viernes, 8 de junio de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

A esta altura, es más que evidente que el gobierno de Mauricio Macri y la Alianza Cambiemos, que pudo contar con acceso al mercado de capitales por más de 100 mil millones de dólares y tuvo la colaboración de un sector de la oposición para aprobar las principales leyes que envió al Congreso de la Nación (pago a los fondos buitre, “reparación histórica”, blanqueo y reforma previsional, entre otras), recurrió al Fondo Monetario Internacional por el fracaso estrepitoso de un modelo de saqueo y destrucción de la Nación gestionado por un grupo de empresarios devenidos en políticos. Es que el gobierno de Mauricio Macri y la Alianza Cambiemos llega a la conducción del Estado nacional sólo con un plan para sus propios negocios y con un sinnúmero de prejuicios políticos y culturales que, sumados a la ignorancia de la historia y el contexto global, los llevó a creer que su sola llegada al gobierno y sus “buenos modales” provocarían, entre otras cosas, una “lluvia de inversiones”. “Lluvia de inversiones” que nunca especificaron cuales serían, en qué sector de la economía se darían y que modelo de desarrollo promoverían. Y “buenos modales” que no son más que la aceptación, lisa y llana, de todas las demandas de los grupos de poder en Argentina.
Cristina Fernández, 25/05/18

Yo preferiría no matar a la empresa porque la empresa es un esfuerzo colectivo, y una acumulación de conocimiento, de experiencia, de funcionamiento, romper eso es un disparate. Si se está sembrando la imagen de que triunfar en la vida es tener plata y eso es lo que estamos vendiendo como un modelo, y triunfador es el que gana mucha plata, ¿qué nos vamos a asustar de la corrupción? ¡Es una consecuencia del modelo que estamos planteando y se lo planteamos a todas las clases sociales! Y el gurí que nace en la pobreza y sale de caño, está enfermo de lo mismo. Y el burócrata que tiene un puesto importante en el Estado está enfermo también de lo mismo. Es una consecuencia de esta cultura, no hay que asustarse. Entonces, recogemos lo que sembramos (…) Tácitamente nos preocupamos por una sociedad de “Hacé la tuya, y mirá que con eso vas a hacer más feliz”. Acá hay un problema de filosofía de la vida (…) “Pobre es el que necesita mucho” es la vieja definición de Séneca. O la definición de los aymara: “Pobre es el que no tiene comunidad, el que está condenado a estar rodeado de soledad”  (…) En realidad cuando comprás, no comprás con plata. Comprás con el tiempo de tu vida que tuviste que gastar para tener esa plata. Ojo, yo no hago apología del atorrantismo. Toda cosa viva tiene necesidades materiales y si tienes necesidades materiales, hay que trabajar para enfrentarlas, y el que no trabaja está viviendo a costilla de alguno que trabaja. Pero la vida no es solo trabajar. Acá hay un concepto de límite que nos hace perder esta civilización. Hay un tiempo para trabajar. Pero la vida no se hizo solo para trabajar. La vida tiene sentido para vivirla porque es lo único que se nos va. Gasto tiempo para tener plata para comprar. Pero no puedo ir al supermercado a comprar tiempo de vida. 
Pepe Mujica, ex presidente y Uruguay y actual senador, 15/04/18

La pelota está en el campo del gobierno que se ha metido solo en un laberinto económico, nadie lo ha empujado y menos el sindicalismo todos sabemos que esta corrida cambiaria la provocó el mal manejo de la gestión económica y nosotros vamos a plantear las necesidades que tenemos al efecto de tener alguna solución a lo que venimos planteando (…) un cambio en el trazado del plan económico. Nosotros venimos diciendo hace tiempo que creemos que deben corregir algunos aspectos del plan económico con lo cual es bastante complejo que el gobierno genere hechos de confianza. Hasta ahora buen diálogo pero los resultados siempre fueron pobres.
Juan Carlos Schmid, secretario general (triunviro) de la CGT, 7/06/18

Creo que donde se enuncia en primera persona hay indefectiblemente una ausencia de derechos, porque yo acá puedo decirles que no aborté, también puedo confesarles que abortaría y otra persona podría decir que ella no, pero una sociedad más justa no la voy a construir a hablando de mí misma, la voy a construir militando la libertad de los otros y de las otras. Y lo único más grande que el amor a la libertad es el odio a quien te la quita.
Ofelia Fernández, militante feminista y estudiante de escuela secundaria, en la Cámara de diputados de la Nación, 29/6/2018 

A todos los argentinos, pero en especial a los profesionales despedidos del Ministerio de Agroindustria: siempre duele saber y ver que un trabajador se queda en la calle, porque cada trabajador es una familia y todas las familias conforman la comunidad. Si en nuestro pueblo falta o se pierde el trabajo, es imposible que un país se desarrolle (…) Los 750 trabajadores del INTA, un organismo federal que cuenta con los ingenieros y los científicos mejor formados del mundo, son socios estratégicos y desinteresados de los hombres de nuestro campo y de nuestras agroindustrias. Los 84 trabajadores de la Unidad de Cambio Rural, que se dedicaban al desarrollo de todas las regiones, son algunos ejemplos del destrato de este gobierno para los hombres y mujeres que trabajan el recurso más importante de nuestro país que es la tierra (…) Argentina es una Nación productora de alimentos, es valorada en el mundo por los productores y profesionales que trabajan en el sector agroindustrial (…) Les pedimos que dejen de ver al Ministerio como una empresa, que no entreguen a nuestros productores a los intereses del sistema financiero internacional, que sigan pensando en las familias, en planes estratégicos que convoque a todos los actores, en desarrollo tecnológico y científico (…) a todos los profesionales despedidos, sepan que hay un sector agroindustrial que les está profundamente agradecido y una Argentina que los necesita y que, en algún momento, los va a volver a convocar.
J ulián Domínguez, “Los despidos que más duelen”, ex Ministro de Agricultura de la Nación, 21/04/18 

La gobernadora Vidal se preguntó si era justo "llenar la provincia de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad”. Acá estoy (refiere a una foto) con mi mamá y mi papá (obrerxs, trabajadorxs) mostrando con orgullo mi primer título universitario, conseguido con esfuerzo, ganas, voluntad, garra... No nací en un piso en Puerto Madero, nací en un barrio común en San Francisco Solano, soy la primera en mi familia con título universitario, me rompí bien la cabeza para conseguirlo. Vidal demostró una vez más que no conoce ni un poco nuestros barrios, nuestras historias, no sólo nos desconoce, nos desprecia y nos quiere condenar al anonimato. No Vidal!! Acá estamos!!! somos del conurbano, somos hijxs de obrerxs, estudiamos y nos formamos en la UNIVERSIDAD PÚBLICA!!! Existimos, y trabajamos todos los días por una universidad inclusiva para que cada día, más pibes y pibas hijxs de obrerxs puedan transitarla. 
Vale Ayala, egresada de la Universidad Nacional de Quilmes, 30/6/2018

Hace 44 años, el 11 de mayo de 1974, en el barrio porteño de Villa Luro fue asesinado Carlos Mugica, un cura comprometido con los pobres a los que llamaba “mis hermanos” (…) El Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo (MSTM) (…) A pesar de provenir de un ambiente aristocrático, Carlos supo escuchar y supo ver. Y precisamente por eso supo dejarse convertir por los pobres. (…) se propuso no hablar como grupo de temas “intraeclesiales” (el celibato sacerdotal, uno de ellos, tenía entonces gran trascendencia) porque pretendían expresamente –como se decía– “ser voz de los que no tienen voz” y que sus voces no se confundieran, por ejemplo, como una especie de “sindicato de curas”. Esto no impedía que la jerarquía los cuestionara vehementemente: la conferencia episcopal, un importante grupo de curas y hasta el arzobispo los enfrentaron decididamente (monseñor Aramburu más de una vez le insistió a Mugica que dejara su ministerio, o incluso le exigió que guardara silencio por dichos que cierta prensa atribuyó a Mugica, aunque este nunca pronunció). Cuando –poco antes de su asesinato- le preguntaron a Mugica si no tenía miedo de que lo mataran, dijo: “Lo que me da miedo es que el arzobispo me eche de la Iglesia”, y cuando Héctor Botán, entonces encargado de la “pastoral de villas” fue a hablar con el arzobispo Aramburu sobre el asesinato, éste le dijo “ahora no me va a decir que Mugica no era montonero”. Ser voz de los sin voz lo llevaba a confrontar con los causantes de su silenciamiento, sean estos poderes políticos, económicos o incluso eclesiales (…) Aunque no era ni el vocero ni el delegado del MSTM, Carlos era una de las voces más contundentes del grupo. Era la voz que había que callar; y lo hicieron... pero fracasaron. Su voz sigue resonando “ahora más que nunca”; y el eco de su voz quiere aún hoy seguir siendo acallado; la derecha –ayer y hoy– no soporta que se escuche la voz de los pobres y que algunos quieran repetirla.
Eduardo de la Serna, “Una voz para los de voz acallada”, Coordinador del Grupo de Curas en Opción por los pobres, 11/05/18

Sólo la imaginación nos permite ver las cosas con su verdadero aspecto, poner aquello que está demasiado cerca a una determinada distancia de tal forma que podamos verlo y compréndelo sin parcialidad ni prejuicio, colmar el abismo que nos separa de aquello que está demasiado lejos y verlo como si nos fuera familiar. Esta «distanciación» de algunas cosas y este tender puentes hacia otras, forma parte del diálogo establecido por la comprensión con ellas; la sola experiencia instaura un contacto demasiado estrecho y el puro conocimiento erige barreras artificiales.  Sin ese tipo de imaginación, que en realidad es la comprensión, no seríamos capaces de orientarnos en el mundo. Es la única brújula interna de la que disponemos, Somos contemporáneos sólo hasta donde llega nuestra comprensión.
Hannah Arendt, “Comprensión y política” (1953), pensadora alemana. 


Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 1 de junio de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

El 8 de mayo de 2018, Mauricio Macri, en cadena nacional privada, (…) anuncia que, en su carácter de presidente de la Nación, ha “decidido iniciar conversaciones con el FMI para que nos otorgue una línea de apoyo financiero”. ¿Qué pasó en apenas dos años y medio de gobierno de la Alianza Cambiemos, para que a la Argentina la hagan volver al FMI? La pregunta es inevitable, sobre todo cuando nuestro país contaba, a diciembre de 2015, con la deuda soberana más baja de su historia, y una de las menores del mundo en relación a su PBI. Por si esto no bastara, en los dos años y medio del gobierno de Mauricio Macri, ingresaron más de 100.000 millones de dólares en concepto de nuevo endeudamiento, y se batieron récords globales de toma de deuda. En efecto, en el año 2017, las principales agencias económicas internacionales dieron cuenta de que el gobierno de Mauricio Macri y la Alianza Cambiemos era el que más deuda externa había tomado en los últimos dos años, superando a China, Rusia, Arabia Saudita y Qatar, entre otros (…) La catástrofe financiera y cambiaria adquiere, además, ribetes de tragedia cuando, Mauricio Macri y la Alianza Cambiemos, le comunican a los argentinos y argentinas que han decido volver al FMI a pedir préstamos. A partir de allí, el gobierno ensaya otra vez el remanido y ya insostenible argumento de la “pesada herencia”. Esta vez, sin resultado social.
Cristina Fernández, 25/05/18 

“Machirulo” es una palabra nueva introducida por la marea feminista En lenguaje feminista, un idioma que pronto hablaremos todxs, machirulo es el que te dice que a todas las minas les gusta que les miren el culo. Machirulo es el que le festeja las trampas al amigo pero se cuida con la mujer y la hija. Machirulo es el que dice que ni machistas ni feministas, que somos todos iguales y la que quiere un lugar que se lo gane. Que además, ahora que la mujer llegó a presidente qué más quieren de igualdad, y que hay cosas como la casa y los hijos sobre los que la mujer sabe más. El machirulo te adula y te dice: “La mujer es lo más grande que hay”, y ahí deja bien claro lo machirulo que es. Al machirulo le parece bien que las mujeres luchen para que no las maten, pero cree que a las feministas se les está yendo un poco la mano, ya no se les puede decir nada, che. Los varones también sufren violencia. Y además existen muchas denuncias falsas de mujeres despechadas que quieren cagar a sus ex o sacarles los hijos o plata. Al machirulo ya le hincha el pañuelo verde de las pibas, pero no dice nada, porque más le molesta que hablen con la e en lenguaje de género y eso sí que no se lo banca: ¿Le mer estebe serene? ¿Podés hablar bien?
Celeste Abrevaya y Marina Mariasch, “Rïpico de Machirulo”, periodistas, mayo 2018

El gobierno debe cuidar a los sectores más carenciados, la situación es dramática porque hay un desborde urbanístico que casi ha duplicado a la ciudad. Acá en la capital tenemos al padre David Escalzo, en la iglesia Espíritu Santo, del barrio Ferroviario, que reparte 1200 viandas semanales a familias previamente fijadas para darles de comer. Preocupa mucho, el interior riojano porque comienza a sentirse peligrosamente la crisis, hay lugares donde la gente no cena a la noche, toma un ‘yerbiado’ y esto es grave porque tiene incidencia en la salud. Con la quita de retenciones a las mineras y a la soja se ha beneficiado claramente a algunos sectores que estaban en mejores condiciones de afrontar un ajuste y no a los jubilados o los trabajadores. Es dramático, hay que cuidar la vida en sentido más amplio, hay que repartir más las cargas, hay inquietud y se percibe que los ajustes han comenzado tempranamente para los sectores más vulnerables.
Marcelo Colombo, hasta ahora obispo de La Rioja, trasladado a la titularidad de la arquidiócesis de Mendoza, 23/05/18

Como intelectuales nos compete, sobre todo, hacer una persistente seria y fundada crítica a estas democracias tan socialmente sesgadas. Esto no implica buscar los ‘amplios consensos’ que se ha puesto de moda invocar. Se trata, más bien, de no temer los conflictos que sin duda desatarán los intentos de extender los aspectos civiles sociales y económicos de estas democracias.
Guillermo O´Donnell, de su libro Disonancias. Críticas democráticas, politólogo, 29/04/18

No es necesario haberse especializado en el pasado de Jujuy para entender que el odio visceral de Gerardo Morales y de toda una capa social de la provincia hacia Milagro Sala hunde sus raíces en esa historia de la colonización. Durante siglos, cinco para ser más precisos, los sobrevivientes del incario se vieron condenados a servir, a callarse la boca y a esconder su propia cultura. En el siglo XVII, muchas mujeres que continuaban practicando las ceremonias ancestrales fueron quemadas como brujas (…) La bruja Milagro llegó más lejos no contenta con reivindicarse –reinventarse– como mujer indígena, se apoyó en una población de marginales, jóvenes desocupados a quienes el liberalismo salvaje de los años noventa, y sobre todo, la crisis de 2001, habían abandonado a su suerte.
Alicia Dujovne Ortiz, escritora, autora del libro Milagro, 10/05/18

Él mismo reconoce (Durán Barba) que si la economía no va bien no hay comunicación que pueda salvar la imagen de un gobierno. Ellos (por el macrismo) mostraron una gran capacidad para la comunicación de campaña, pero no para la de gestión. Durante todo este tiempo han faltado buenos voceros gubernamentales. Los funcionarios se limitan a ser intérpretes del coaching (...) Además, el tema de la comunicación tenía también la vertiente del blindaje brindado por los conglomerados comunicacionales. Esos grupos ahora que ven que se les queman los papeles a Macri comienzan a poner fichas en otros dirigentes buscando una salida que les permita preservar sus privilegios. Cada vez que hay una crisis vuelve a aparecer la expectativa en la sociedad con el peronismo. Surge de nuevo como el espacio que puede acomodar las cosas (…) El lugar del peronismo vuelve a ser la calle, los sindicatos, la política de siempre. La sociedad vuelve a mirarlo como la fuerza que puede recomponer la situación.
Glenn Postolski, ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, 13/05/18

Acá en mi barrio el hambre se nota/y pasan balas todos los días/ y la violencia se pone fría y te espera/ sentadita en el cordón.
Los Piojos, “Reggae rojo y negro”, año 2000

Un síntoma inequívoco de la dominación de las ideologías proféticas y de los grupos que las generan o que someten a su lógica doctrinas que les fueron extrañas en su origen, es el descrédito en que cae el concepto de respeto. No se quiere saber nada del respeto, ni de la reciprocidad, ni de la vigencia de normas universales (…) Y como el respeto es siempre el respeto a la diferencia, sólo puede afirmarse allí donde ya no se cree que la diferencia pueda disolverse en una comunidad exaltada, transparente y espontánea, o en una fusión amorosa. No se puede respetar el pensamiento del otro, tomarlo seriamente en consideración, someterlo a sus consecuencias, ejercer sobre él una crítica, válida también en principio para el pensamiento propio, cuando se habla desde la verdad misma, cuando creemos que la verdad habla por nuestra boca; porque entonces el pensamiento del otro sólo puede ser error o mala fe; y el hecho mismo de su diferencia con nuestra verdad es prueba contundente de su falsedad, sin que se requiera ninguna otra. 
Estanislao Zuleta, “Elogio de la dificultad”, discurso al otorgársele el doctorado honoris causa, 21/11/1980, filósofo y poeta colombiano autodidacta.

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

discusión política nodo Rosario