aqui estamos!

aqui estamos!

"NADIE PUEDE SER FELIZ SIN PARTICIPAR EN LA FELICIDAD PÚBLICA, NADIE PUEDE SER LIBRE SIN LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD PÚBLICA, Y NADIE, FINALMENTE, PUEDE SER FELIZ O LIBRE SIN IMPLICARSE Y FORMAR PARTE DEL PODER POLÍTICO"

HANNA ARENDT

"LO IMPORTANTE ES QUE PODAMOS DISCUTIR, RAZONAR Y ENTONCES, NO HACER SOLAMENTE EJERCICIO POLITICO DE OPOSICIÓN, SINO ESCENCIALMENTE TRABAJAR POR LOS INTERESES DE NUESTROS REPRESENTADOS"

CRISTINA FERNANDEZ

miércoles, 17 de octubre de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

Tenemos que ser muy fuertes los argentinos, muy unidos, porque van a intentar tratar de dividirnos. Cuando hablo de la unidad, no hablo de una unidad de partido, hablo de la unidad nacional, de los argentinos, tenemos miles de cosas para discutir y debatir, pero para defender el futuro contra los que quieren hacernos firmar cualquier cosa, que no cuenten conmigo (…) Mucha gente que resulta beneficiaria, ni ella misma advierte como le vino lo que tiene, una parte será fruto del esfuerzo propio pero piensen también que muchas veces se esforzaron y no obtuvieron nada, lo importante es concientizar al otro sin agresión, sin descalificación, porque mucha gente no puede ver todo lo que recibe todo el santo día, entonces tengamos paciencia, porque las cosas, más temprano que tarde, siempre llegan.
Cristina Fernández, 31/07/14

Las mayores diferencias entre un modelo y el otro es que aquel regulaba los flujos de capitales que entraban y salían del país, imponía condiciones al sector financiero, subsidiaba la producción y la investigación científica, alentaba el consumo popular, administraba las importaciones y, cuando pese a todo ello y en un contexto de enfrentamiento con el poder financiero internacional, con los fondos buitre y el juez Thomas Griesa a la cabeza, la restricción externa se hizo demasiado pesada, también reguló la compra de divisas a través del llamado cepo. La desprolijidad y la arbitrariedad con que lo implementó lo tornaron más intolerable para la reducida porción de argentinos que atesora divisas, con la prensa hegemónica azuzando día y noche por el atentado a la libertad de mercado con la misma alevosía con que ahora oculta los desastres del macrismo, al punto que esta semana ignoró la pérdida de reservas de 1617 millones en un solo día y la disparada del riesgo país a niveles muy superiores a los que existían en diciembre de 2015. Todos aquellos controles preservaron la actividad económica, los niveles de empleo, la cobertura social y el poder adquisitivo de salarios y jubilaciones, con sus más y sus menos. Ahora todo ello es sacrificado sin ninguna contemplación, pero ni siquiera eso -que es lo más importante, la calidad de vida de los argentinos- sirve para ganarse la confianza de los “mercados” como aspira el oficialismo. La teoría del sacrificio permanente para cosechar frutos de bienestar en algún futuro siempre esquivo ha demostrado con dramatismo que solo era un mecanismo de engaño político, a fin de conseguir apoyos para una transformación estructural de la distribución del ingreso en contra de las mayorías populares. Mientras estas no reaccionen y no haya una opción política opositora que las conduzca, el proceso seguirá su curso, como puede observarse en Brasil hace más de dos años desde la destitución de Dilma Rousseff.
David Cufré, “Megacrisis”, periodista, 18/08/18

La utilización del dinero para financiar la política es el azote de la democracia prácticamente en todos lados. Pero no creo mucho en la eficacia de la regulación legal. Se pueden escribir todo tipo de reglas, pero tienen poco efecto. No son eficaces porque los que supuestamente tienen que hacerlas cumplir están sujetos a la misma influencia de dinero como aquellos a los que regulan. La forma más eficaz para equilibrar el juego político es la movilización de las personas con pocos recursos económicos, los sindicatos y las organizaciones de la sociedad civil, como ocurrió en los países escandinavos hasta hace poco.
Adam Przeworski, profesor de la Universidad de Nueva York, politólogo destacado, académico polaco-estadounidense, 8/10/18


El establishment mide a Guedes y a Bolsonaro y los empresarios hablan también con Fernando Haddad. De los que critican en privado a Bolsonaro, pocos repiten sus cuestionamientos en público. Una de las exepciones es Ricardo Semler, empresario, socio de Semco Style Institute, ex profesor visitante en Harvard y fundador de las escuelas Lumiar. Ex vicepresidente de la poderosa Federación de Industriales de San Pablo, Semler escribió una columna en el diario Folha de Sao Paulo con un título provocador: “Hola, compañeros de elite”. Y este subtítulo: “No dejemos que el miedo guíe lo que elegimos”. “Me estremezco cuando oigo que amigos, socios y la mitad de la familia acepta la tesis de que cualquier cosa es mejor que el PT”, dice el texto. “Nosotros los de la elite vivimos detrás de muros, cercados por alambres de púa y vidrios blindados, contratando a los buenitos de las comunidades para protegernos contra los favelados. ¿Acaso es un avance cambiar vigilantes con pistolas por custodios con fusiles? ¿O es mejor aceptar que el país es profundamente injusto y un lugar que da vergüenza mostrarles a nuestros amigos extranjeros?” Semler escribió que no es ni fue afiliado del Partido de los Trabajadores. Pero señaló que Brasil es un país que necesita del gobierno para los que tienen poco, o sea la mayoría de los ciudadanos. Porque la elite sabe defenderse a sí misma. “Después del susto el dólar cae, la Bolsa sube y volvemos a crecer. Yo mismo estoy comenzando tres negocios nuevos este mes.” Y se pregunta: “¿Quién tendrá el coraje, en un almuerzo en la City de Londres, de defender la elección de un capitán simplote, un vice que es general, un economista débil y sediento de poder, nuevos directores militares, con persecución a los gays, sometimiento de las mujeres y distribución de fusiles?”. “Colegas de la elite, recuerden”, dice el párrafo final. Y remata con una exhortación: “No se vota con la bilis”.
Martín Granovsky, “Brasil con o sin b de billis”, periodista, 7/10/18

Creo que el movimiento feminista en América Latina ya no puede ser detenido. En todo el mundo se están exigiendo cambios. Uno de los grandes retos que tenemos en la región es superar el machismo, que sigue teniendo una fuerza tremenda. ¿Cómo es posible que en Argentina no se haya aprobado el aborto siendo que las mujeres van a seguir abortando pero en condiciones peligrosas? Toda esta corriente de cambios lleva a los sectores más conservadores a atrincherarse en unos valores que ya no pueden seguir siendo predominantes en el mundo de hoy. Esos valores se están acabando. Un gran problema de la humanidad es que nos intentaron inculcar que el cuerpo de la mujer es algo pecaminoso y que no tenemos derecho a ser dueñas de nuestros cuerpos. Para que el mundo sea mejor las mujeres tenemos que tener más poder, porque somos más conciliadoras, tenemos una ética del cuidado.
Gioconda Belli, ex dirigente del FSLN y escritora nicaragüense, 19/08/18

Yo creo que tenemos que tener cuidado de juzgar ahora los hechos de entonces. Revolucionar una sociedad política y socialmente es muy difícil; pero más difícil aun es cambiar la cultura. La revolución cultural es mucho más lenta, necesita más tiempo, porque se trata de cambiar lo que tiene la gente adentro de la cabeza, muchas veces de manera inconsciente. En los años 60, estaban intentando hacer la revolución política y social y el machismo estaba en un cuarto plano; algún día lo tratarían. Ellos querían construir el hombre nuevo, pero era un hombre machirulo y viejo. Una compañera militante del Partido Comunista, una señora grande, me decía que leyó mi libro y le daba bronca. Me dijo que mi libro la interpelaba y la ayudaba a repensar cómo se trató a la mujer militante en los años 60 y 70.
Alejandra Slutzky, escritora, 30/07/18

El caso Hotesur pone en debate nuevamente lo que puede y debe hacer un mandatario con sus bienes durante su período de gobierno. La cuestión motiva polémicas con Donald Trump en Estados Unidos, Sebastián Piñera en Chile y con numerosos jefes del ejecutivo en distintos países. El propio juez que instruyó Hotesur, Julián Ercolini, sobreseyó a los Kirchner en 2011 a raíz del alquiler de otro hotel, Los Sauces, al fallecido empresario Juan Carlos Relats, quien también era un adjudicatario de obra pública. Por entonces Ercolini sostuvo que un presidente tiene derecho a administrar sus bienes e incluso se negó a evaluar si el alquiler que pagaba Relats era coincidente con valores de mercado, o sea, que no incluía ninguna coima. El juez consideró que hay “valores de oportunidad”, es decir, que uno puede pagar de más o de menos por razones comerciales. Una postura existente hoy en día es que los presidentes y su familia no deben hacer inversiones ni negocios nuevos, sino administrar lo que ya tenían sin cambios. El debate no se acerca, ni por asomo, a lo que ocurre en la actual administración en la que el Estado le adjudica rutas a una empresa de la familia presidencial y luego la familia presidencial la vende; el Estado aumenta de forma brutal los peajes y la familia presidencial vende su empresa de peajes. Maniobras parecidas, siempre a partir de decisiones del propio gobierno, beneficiaron a jefes de gabinete y ministros. Y ni hablar del caso del Correo donde el Estado intentó firmar un acuerdo insólito con la empresa de la familia presidencial. 
Raúl Kollmann, “Otro procesamiento que ya no sorprende”, periodista, 9/10/18

En la tarea de hacer feliz al pueblo y labrar la grandeza de la Patria, el gobierno debe empezar por equilibrar lo político, lo social y lo económico. Las tiranías oligárquicas comienzan desequilibrando lo político con la revolución; luego, en el gobierno, como un elefante en un bazar, lo destruyen todo. Las consecuencias aparecen pronto. El caos se presenta por desequilibrio, entonces el fin está cercano. Los hombres de las tiranías oligárquicas están siempre "enfermos de pequeñas cosas". Miran unilateralmente y ven sólo un pequeño sector del panorama. Ignoran que el éxito no es parcial ni se elabora solo con aciertos. No saben que el éxito es un conjunto de aciertos y desaciertos, donde los primeros son más que los segundos. Es que las "pequeñas cosas" constituyen los dominios del bruto. La técnica moderna de la propaganda y la guerra psicológica ha puesto en sus manos un nuevo instrumento: la infamia. 
Juan Domingo Perón, “la fuerza es el derecho de las bestias”, Madrid, julio 1957

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina


viernes, 5 de octubre de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

Porque ninguno de ustedes se endeudó, a ninguno de ustedes les consultaron para endeudarse. Y, sin embargo, se tienen que hacer cargo de las consecuencias. A mí tampoco me consultaron, al Congreso tampoco lo consultaron cuando hicieron el megacanje o el blindaje. Ni qué hablar de la deuda de la dictadura cuando, además de dinero, había sangre. Entonces, yo quiero llamar a todos ustedes a redoblar los esfuerzos militantes y, fundamentalmente, a redoblar la convocatoria a la unidad, porque lo peor que nos podría pasar, es que nos dividieran. Porque siempre sobre la división han trabajado los enemigos de adentro y de afuera y no tenemos que permitirlo. Y cuando hablo, quiero que quede claro también, que cuando hablo de la unidad, no hablo de una unidad partidaria, no hablo de una unidad de partido ni de sectores ni de facciones, hablo de la unidad nacional, hablo de la unidad de los argentinos. Tenemos miles de cosas para diferenciarnos, discutir y debatir. Pero para defender el futuro, para defender lo que hemos hecho, para enfrentar a los que pretenden hacernos firmar cualquier cosa, amenazándonos con que se viene el mundo abajo, que no cuenten conmigo para eso.
Cristina Fernández, 31/07/14

[Respecto de los saqueos], vemos una situación muy difícil, pero no vemos un clima social de esa envergadura. La situación económica y social es distinta de la del 2001, somos absolutamente responsables de la situación institucional. Creemos que este gobierno se tiene que ir el 10 de diciembre del año que viene y se tiene que ir con los votos de la gente. Sí vemos una situación social muy grave y una desatención e insensibilidad de parte de los gobiernos nacional y provincial frente a estas situaciones en los ámbitos sociales, sanitarios y laborales donde se anuncian cosas que después no se ven en el territorio. Es una concepción ideológica y de visión del Estado totalmente distinta a la que tenemos nosotros. Son dos formas políticas de enfocar lo que debe ser el Estado. Acá se va a elegir entre dos modelos de país: entre los que estén de acuerdo con este gobierno y todo el sector nuestro, que es el peronismo y todo el campo popular, estamos trabajando para llevar una propuesta conjunta superadora que contemple a todas y todos los argentinos.
Fernando Grey, intendente de Esteban Echeverría y vice del PJ bonaerense, 16/09/18

Hoy se cumplirían 28 años y medio desde que entré a Télam. Soy redactora en la sección de Economía, especializada en telecomunicaciones. Soy de la última camada que entró dando un examen. Pasé todas las gestiones y de algunas que intentaron interceder en el trabajo de la agencia. Pero yo creo que en este caso en particular no es solamente un guadañazo a Télam. Acá hay un guadañazo al estatuto del periodista profesional. Esa es la verdadera persecución ideológica que están implementando con esta acción. No van contra alguien que tiene una filiación política, porque hay compañeros despedidos que están afiliados al PRO. Van por todo, en contra de aquellos periodistas que defendemos la fuente de trabajo.
Andrea Delfino, periodista despedida de Telam, 1/07/18

Montar el andamiaje institucional de la codicia, la desidia y la crueldad es una tarea que Mauricio Macri encaró desde el comienzo de su gobierno con dos decisiones. Una, la transformación de Jujuy en una zona liberada para que Gerardo Morales pudiera encarcelar a Milagro Sala. No es una metáfora (…) [se] sabe por un ex funcionario nacional que pidió reserva de su nombre que en diciembre de 2015 Macri le prometió vía libre a Morales. “Vos dale, Gerardo”, fue una de las frases. La otra decisión inmediata fue la designación de dos miembros de la Corte, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, por decreto de necesidad y urgencia (…) Ahora se le resquebraja el esquema, pero el gobierno fue hábil en lograr una confusión entre la verosimilitud jurídica y la verosimilitud política. No son lo mismo (…) Para que en la Justicia lo verosímil pase todos los exámenes, y pueda llegar al plano de la verdad jurídica, el Estado de Derecho cuenta con una herramienta: el debido proceso. El artículo 18 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre dice: “Toda persona gozará de la garantía de concurrir a los tribunales para hacer valer sus derechos y a disponer de un procedimiento sencillo y breve que ampare contra actos de autoridad que violen sus derechos”. La Declaración Universal de Derechos Humanos señala que “toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente por un tribunal independiente e imparcial”. Los dos textos legales son parte de la Constitución desde 1994 (…) Tal vez no habría que descartar que exista el objetivo final de extirpar toda rebeldía como prólogo de eventuales reformas e instalar en el país un régimen de zona liberada en relación con el Derecho Internacional. Igual que en Brasil con la proscripción de Lula, el objetivo en la Argentina sería un Nunca Más al revés: que nunca más a nadie, y menos a una mujer india, se le ocurra reivindicar derechos. Ni siquiera procesales. 
Martín Granovsky, “Macri es el Nunca Más al revés”, periodista, 19/08/18

La lucha por el aborto legal para no morir es un impulso extraordinario por tirar entre millones de personas de la soga para sacar a otros millones de personas del pasado. La reacción, los reaccionarios, ya llegan y se instalan. Con los provida ha llegado un nuevo tipo de violencia que puede volverse compleja y ante el que hay que estar alertas. Porque la inercia del poder siempre ha sido manipular y disciplinar para mantenerse en la captura del presente, y prometer cualquier cosa para el futuro, siempre para más adelante, siempre otro semestre, otra década. La dominación, así, es la manipulación del tiempo: detienen a millones en el pasado y les prometen cosas para el futuro. Mientras tanto, en el presente, que es lo único real, ellos se quedan con todo. El peronismo les resulta repulsivo porque precisamente una de sus premisas es darles dignidad ya, ahora, y permitirles el ingreso no sólo a un sistema sino al tiempo que comparten con el resto de la sociedad (…) Los abortos en el presente no se hacen con perejil. Mueren las que han quedado detenidas, doblemente detenidas en el tiempo ya ido y en la imposibilidad de decidir sobre sus cuerpos. Nunca cuando hay una muerte evitable las cosas son así. En este caso, las cosas podrían ser diferentes si por ejemplo hubiera menos hipócritas y cínicos dedicados a la política y ocupando bancas en el Senado. 
Sandra Russo, “Elizabeth”, escritora, periodista. 18/08/18

Mientras las guerras internacionales, los conflictos internos, la inseguridad, las persecusiones y la violencia en general continúan en el mundo, la cifra total de personas obligadas a escapar de sus lugares de origen sigue aumentando. Según datos difundidos ayer por ACNUR (…) precisó que a fines de 2017 unos 68,5 millones de personas de todo el mundo habían sido obligadas a abandonar sus hogares debido a alguna de las razones mencionadas. Las situaciones más críticas se verificaron en Sud Sudán, la República Democrática del Congo y Bangladesh. Global Trends se publica cada año en ocasión de celebrarse el 20 de junio la Jornada Mundial del refugiado. El informe, precisó la misma agencia, no contiene el análisis de los casos de gente repatriada a la fuerza, del uso de los refugiados como chivos expiatorios, de refugiados encarcelados o privados de la posibilidad de trabajar y de distintos países que se han opuesto incluso al uso de la palabra “refugiado”. Estos casos –varios de los cuales están sucediendo ahora en Europa y particularmente en Italia desde que el derechista y racista Matteo Salvini ocupa el ministerio del Interior– han sido analizados por ACNUR en documentos separados. Pero lo que queda claro gracias a los datos de Global Trends es que el 85 por ciento de los refugiados reside en países en vías de desarrollo, y no en países ricos de Europa o Norte América como muchos creen. Cuatro refugiados de cada cinco se quedan en los países límitrofes al suyo, precisó el informe, y la mayoría de los que escapan son jóvenes. El 53 por ciento son menores de edad y muchas veces viajan sin su familia.
Elena Llorente, “Se trata de reconocer la voz de los refugiados”, periodista, 20/06/18

Pensar la política como acción, aunque sea sin la certeza de tener la razón, es algo que se hace desde los griegos. En los tiempos que corren en un país como la Argentina, pensar la política es darse cuenta que los gobiernos de derecha son normales, disciplinan la sociedad para poder gobernar. Y lo normal, no es lo que nos gusta como personas, sino lo que ocurre, entre muchos y a muchas. Tiene la razón un gran teórico argentino, Vicentico: los caminos de la vida no son como queremos que sean, los gobiernos no son como queremos que sean, la gente corriente no piensa como queremos que piense. Pensar la política es darse cuenta de qué manera lo que proponemos públicamente puede generar acuerdos con quienes no están de acuerdo; hacernos responsables de lo que ocurrirá cuando nos expresamos en público. Por eso, en la Argentina, es una irresponsabilidad decir “que se caiga este gobierno”, el dirigente puede creer que el gobierno “cae”, pero no se fija en los costos, no se hace responsable y, si el gobierno no cae, o cae, los costos los pagan siempre los pobres y los débiles, los explotados y marginales, ellos sufren directamente y, a veces con sus vidas, la represión. Hay que hacerse responsable de los efectos de lo que se dice y hace en política. “No queremos cambiar los hombres, sino las relaciones entre los hombres”, decía Hannah Arendt. Y para ello, no sólo importa tener la razón, sino -y a veces de manera decisiva - parecer que se la tiene.
Eduardo Rojas, charla en el Encuentro del Nodo Federal de la Red Mujeres con Cristina en CABA, docente e investigador UNSAM, 18/03/17

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 28 de septiembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

Si no hay igualdad tampoco hay libertad. Si yo no puedo decidir qué vida voy a tener, si voy a ser condenada solo por ser pobre, si no voy a tener educación porque mis padres no pueden pagarla, si no voy a tener salud porque no puedo pagar un médico, no hay libertad, aunque se vote cada dos años. Libertad hay cuando cada uno puede elegir su vida, la que quiere tener y eso es lo que siempre quisimos, tener mucha libertad y mucha igualdad (…) este proyecto de nación, de país, de sociedad que hemos querido darle libertad, yo no recuerdo, a ver si ustedes recuerdan alguna otra etapa de nuestra vida institucional donde haya habido tanta libertad para todos, para los de abajo, para los del medio, para los de arriba, para que cada uno pueda decir y hacer algunas veces cosas que no debieran ni decir ni hacer, pero tener el derecho a hacerlas y decirlas y que nadie por ello los castigue. Y aunque todavía nos falta mucho para la gran equidad y la gran igualdad, creo que hemos avanzado y mucho, y seguimos avanzando. Claro, cuanto más se avanza en la equidad y en la igualdad, es cuando muchas veces más se ataca, porque hay que distribuir las cosas un poco mejor y entonces algunos pueden sentirse afectados. Yo pienso que tendrían que reflexionar, sé que van a reflexionar en algún momento, porque hay un mundo que está cambiando y está demostrado que cuando hay cosas que unos pocos tienen tanto y cuando la mayoría no tiene nada, no duran mucho tiempo, porque hay momentos en que las sociedades se terminan rebelando contra esas cosas. 
Cristina Fernández, 16/12/2010

Es evidente que el presidente desconoce que la III Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe (CRES), que coorganizó el propio gobierno nacional a través de la Secretaría de Políticas Universitarias junto con el CIN, la Universidad Nacional de Córdoba y la UNESCO, reafirmó en el mes de junio de este año en la ciudad de Córdoba, “el postulado de la educación superior como un bien público social, un derecho humano y universal y un deber de los Estados”. Y no sólo eso. La Conferencia expresó en el preámbulo de su declaración final que “estos principios se fundan en la convicción profunda de que el acceso, uso y democratización del conocimiento es un bien social, colectivo y estratégico esencial para poder garantizar los derechos humanos básicos e imprescindibles para el buen vivir de nuestros pueblos, la construcción de una ciudadanía plena, la emancipación social y la integración regional solidaria latinoamericana y caribeña”. A cien años de la Reforma Universitaria no se puede seguir sosteniendo que la universidad es un privilegio. La universidad, señor presidente, es un derecho de los individuos y de la sociedad. Cuenta Ud. con nuestra disposición para generar las políticas necesarias que lo garanticen. 
Gabriela Diker, “La universidad es un derecho, no un privilegio”, rectora de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), 23/07/18

El voto es complejo de saber por qué se da (…) Esto que dice Bullrich de que hay que aprender a vivir en la incertidumbre después se te viene en contra. Es, por ejemplo, la incertidumbre que deben tener los del ARA San Juan, o los jubilados (y muchos de ellos los votaron). Después, sabemos quiénes son: un gobierno de ricos que trabaja para su clase social y los que tienen que hacer el sacrificio son siempre los mismos, los que están acostumbrados a hacerlo. Mientras tanto, hay un relato, una narrativa que le dice a esos sectores: “Vos podés construirte a vos mismo, podés ser tu propia empresa, podés emprender un proyecto. No esperes nada del Estado (…) Un deseo que después no se cumple porque con esta política económica la mitad de la gente queda afuera.
Diego Capusotto, actor, 3/01/18

Más allá de que han transcurrido quince años y las sociedades han tenido que enfrentar ataques terroristas, nuevos virus y enfermedades, catástrofes ecológicas, incertidumbres económicas y el resurgimiento del autoritarismo, parece que la última década no ha hecho más que acentuar la “nueva era de la angustia”. A los viejos dilemas del sujeto que se relacionan con la cuestión de encajar en un medio determinado, se agrega la presión de “sé tú mismo”, de tomarse a uno mismo como objeto de su propia creación, un imperativo que para Salecl contribuye a generar sensaciones de culpa y angustia, de falta de adecuación, “efectos colaterales de la ideología de las opciones infinitas” (…) “Ha habido debates luego de que el país se independizó a principios de los ‘90. La iglesia y los partidos de derecha quisieron prohibir el aborto, pero no tuvieron éxito porque las personas están acostumbradas a que el aborto sea legal, incluso las personas que son religiosas no se oponen al aborto. Por suerte, el aborto no ha sido un problema político en Eslovenia y lo cubren los seguros médicos, así que no hay que pagar por el aborto, algo que los partidos de derecha siempre quieren cambiar cuando insisten en que las mujeres deben pagar por los abortos y los anticonceptivos. Pero no tienen éxito porque la gran mayoría de las personas apoyan el aborto de manera completa. El aborto es un derecho humano esencial para las mujeres y se crean divisiones económicas enormes cuando está prohibido porque pone en peligro la vida de las mujeres, en especial la vida de las mujeres pobres. Las mujeres ricas siempre abortan, aun cuando esté prohibido por la ley”, agrega la filósofa eslovena.
Silvina Friera, “La angustia es un sentimiento necesario para el ser humano”, periodista, entrevista a Renata Salecl, filósofa y socióloga eslovena, 16/08/18

Corría la sesión legislativa del 27 de marzo de 1910 cuando el diputado del Partido Autonomista Nacional, Lucas Ayarragaray, entretuvo a los presentes con el siguiente concepto: "Este país, que en su población ya tiene elementos étnicos bien inferiores, debe precaverse trayendo elementos de orden superior. Para ello resulta necesario seleccionar la corriente inmigratoria con la idea de incorporar elementos sanos, y poder así tener una raza futura bien construida". A casi once décadas de semejante proclama civilizatoria, recrudecen en Argentina los embates xenófobos del Estado. Pero se trata de una práctica que, en ocasiones, a sus hacedores se les escapa de las manos. Lo prueba el embarazoso episodio desatado el último miércoles por un simple operativo de rutina: la represión a un grupo de vendedores ambulantes senegaleses. El asunto siguió con la cacería de integrantes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), quienes reclamaban ante la Comisaría 38ª la libertad de los primeros (…) Tales dos extremos temporales del racismo autóctono sugieren que ese trastorno ideológico sobrevuela la historia nacional como un fantasma apenas disimulado. Aunque con sus propios matices.
Ricardo Ragendorfer, “La xenofobia como signo del derrumbe”, periodista, 23/09/18

El PT tiene al líder más grande del Brasil. Sería muy pretencioso de mi parte querer agregarle algo a Lula, sin embargo sí creo que mi candidatura ilustra el deseo de las mujeres por no quedar afuera de la política. Creo que es importante también nosotras, las mujeres de izquierda, tengamos el derecho a ocupar nuestro espacio. Entonces no es sólo lo que los comunistas le agregan al PT, sino también lo que nosotras las mujeres y la juventud tenemos para decir. Nosotros tenemos que dar el debate de las desigualdades estructurales, por ejemplo, la región del sur es más rica que la del nordeste y hay diferencias no solo económicas sino de raza y género. Entonces creo que estos son los debates que se vienen ahora, además tenemos que poner en claro que la gente en la calle y que la gente participando es imprescindible para los cambios que se vienen (…) fui militante por muchos años creyendo que eso no era un tema muy central, sino que los temas económicos eran los importantes y el feminismo era un tema más periférico (…) Con el tiempo, la vida me fue demostrando que estaba equivocada. Muchas veces el ser mujer me perjudicó en la política, siempre lo leí en clave feminista pero hace poco tiempo que tenemos espacio para hablarlo entre las mujeres y reconocernos entre nosotras. Hace doce años cuando fui la parlamentaria más joven y más votada del país, la gente decía que yo era una mujer hermosa y yo contestaba que no, que estaba en la lucha, que estaba con los estudiantes y ellos me contestaban: “¡Ay, que aburrida que sos! ¿por qué no aceptas que sos hermosa?”; pero yo les decía que no es que acepto o no acepto, es que la discusión es otra. La realidad cambió y hoy tenemos más espacios para hablar. Las mujeres hemos creado el espacio, entre nosotras y para la sociedad. 
Manuela D´Avila, candidata a vicepresidenta de Brasil en la lista del PT de Lula, 13/08/18 

El documental muestra la imagen del peronismo militante, una imagen de lucha, resistencia y triunfos, sobre todo a favor de los más humildes. Después de haber guardado el material por más de cuarenta años, el objetivo de realizar la película fue no dejar la memoria subordinada al olvido. El peronismo es el único movimiento popular que subsiste en Latinoamérica, a pesar de sus contradicciones (…) hay que recuperar una palabra casi sagrada del peronismo, que es la lealtad. La lealtad es la coherencia de algunos dirigentes. Por eso, el trabajo está destinado a toda la militancia peronista, y muestra a un pueblo unido cada vez que la historia lo exigió. Hoy, más que nunca, tienen que ser los nuevos militantes los que deben tomar el bastón de mando y reafirmar que la lucha continúa.
Jorge Gusmán, director de la película La lucha continúa, 7/09/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 21 de septiembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

Para que se entienda, como lo reconoce expresamente V.S., “nos encontramos frente a una situación inédita, en tanto la convocatoria es el resultado de una decisión del Tribunal revisor” y no del magistrado que tiene a cargo la instrucción de esta causa desde su inicio, único habilitado por la ley procesal para adoptar tal temperamento. Ante esta grave irregularidad -una más en la larga persecución a la que vengo siendo sometida desde hace dos años y ocho meses- a través de mi defensa he dejado constancia de ello interponiendo un recurso de casación en contra de la resolución inválida dictada por la Cámara y recusé a los jueces que la firmaron, por carecer de toda imparcialidad frente al caso. En suma, una vez más, me encuentro frente a jueces que carecen del atributo básico para ejercer la jurisdicción y desarrollan en mi contra lo que se denomina un “proceso ofensivo” en el cual, como señala Beccaría en su reconocida obra De los delitos y de las penas, en lugar de buscarse de manera imparcial la verdad se convierte al imputado en un enemigo, sin que las pruebas o la ley constituyan freno alguno para tal impulso.  
2. Sin embargo, lo que resulta aún más grave es que se me cita a prestar declaración indagatoria sin que exista ningún estado de sospecha sobre la comisión de algún delito que me pueda ser atribuido.
Cristina Fernández, escrito presentado antes el juez Casanello, 18/09/18

Casualmente mi día del jueves, antes de la marcha, el agua y el frío, había comenzado temprano con una reunión con un colega que enseña en una universidad británica con el que compartimos un proyecto de investigación. Inevitablemente conversamos sobre el contexto local. Según me contó, también en Gran Bretaña las y los docentes están en dificultades. También allí en 61 universidades debieron marchar este año a una inédita huelga de 14 días para frenar un proyecto de recorte en sus pensiones. El espejo británico nos muestra la imagen de lo que está en juego, de lo que podría ser nuestro futuro si visiones como las que plantea la derecha se abren camino.  Allí el sistema universitario se viene orientando desde hace tiempo según una lógica mercantil (…) Pero sin dudas es hacia allí hacia donde nuestra derecha local quisiera llevarnos. En esto y en todo. Margaret Thatcher, ícono del neoliberalismo, nos dejó una frase bien reveladora: “La economía es el método: el objetivo es cambiar el corazón y el alma de la nación”. No es casual que Argentina tenga un sistema universitario tan peculiar y que lo defienda con uñas y dientes. Si algo caracteriza nuestra sociedad desordenada, inestable y caótica son sus valores igualitaristas, su rechazo visceral frente a las formas de apartheid de clase que genera el mercado. No queremos que las universidades lo apuntalen. No queremos que también ellas se sumen a la generación de esa cultura fatalmente chata y vacía que queda cuando todo se orienta al éxito económico individual y a la valorización del capital. Ni más ni menos que eso es lo que está en juego. Por eso, también, fue que el jueves colmamos las calles. 
Ezequiel Adamovsky, “Cuánto vale pasar un día en una facultad”, historiador UMSAM, setiembre 2018   

Hugo es transformador para el actor y el público. Cuando conectás con ese material conectás con la vida, la alegría, el respeto, la solidaridad, el mirar al de al lado, ponerte en el lugar de otro. Valores que nos han enseñado a todos en nuestras casas (…) He transitado mucho la tele y la critico mucho en cuanto a los materiales. Como vehículo es fantástico. El problema no está en los objetos sino en el uso. Se los digo a mis hijos copados con las pantallas o a mi papá que se pelea con los celulares. Estoy con las dos generaciones. Cuando lo conocí a Hugo, yo tenía veintipico, estaba muy en la danza. Empecé con él en la tele. Fue muy importante. Yo tenía experiencia como bailarina en televisión pero esto tenía otro peso. Fue como una graduación (…) En el momento en que me encontró, me estaba despertando a todo. A lo que le pasa al de al lado, a la sociedad, a leer un libro. Me educó en la manera de mirar la realidad. Hice una especie de curso acelerado de comprensión social y política. Coincido en que los chicos no han cambiado. Pero sí pienso que los famosos millennials nacieron sin miedo. En este sentido, me emocionó lo que pasó con la lucha por la legalización del aborto, cómo se hicieron cargo les chiques.
Daniela Fernández, actriz, refiere a Hugo Midón, 15/09/18

Hay una decisión política de imponer miedo para ahogar una reacción popular que se ve venir a corto plazo y ya se siente en las calles: miedo a perder el trabajo, a no poder sobrevivir, ni estudiar ni curarse, que a mi juicio incluye el temor a enterarse de una destrucción programada del país para saquear nuestros recursos naturales. El ciudadano medio que mira TN o escucha Cadena 3 no quiere enterarse de nada que pueda quitarle el sueño. Es penoso percibir la destrucción de la conciencia política en lo que llamamos “clase media”, que no ocurre en las capas sociales bajas que no vacilan en reclamar sus derechos en la calle. Pienso que la creación de un “enemigo interior” forma parte de una estrategia para exhibir como peligrosas la militancia y la solidaridad.  En Año 1000, año 2000. La huella de nuestros miedos Georges Duby aporta que de la edad media nos vienen y perduran el miedo a la miseria y a las epidemias –la peste, el Sida–, que siempre hubo desprecio por los pobres y segregación a los suburbios. También siempre hubo chivos expiatorios, los judíos, los homosexuales. En tiempos de la Guerra Fría se implantó fuertemente el miedo a una invasión extraterrestre y al comunismo. El miedo es inherente a la condición humana, a su fragilidad y a la dependencia social entre unos y otros. Creo que uno de los peores miedos de la actualidad para quienes tenemos conciencia de ella, es a la intromisión tecnológica que devasta nuestra intimidad y nos deja expuestos y debilitados para el disciplinamiento.
Fernando López, ex juez y escritor cordobés, creador del Encuentro Internacional de Literatura Negra y Policial Córdoba Mata, 15/09/18 

Durante tiempos de la dictadura fue mucho más fácil traficar niños al extranjero. A las madres les decían que sus hijos fallecían, pero, como no se los mostraban, reclamaban y les decían ‘quedate callada’ o ‘te vamos a llevar presa’. Entonces, era más fácil por la misma represión del sistema y, además, por el poco control de la salida de los niños del país. Chile era una máquina de producir niños. Ya sea que pertenecían a un estrato socioeconómico bajo, o por la edad, es decir, que eran madres adolescentes (...) Además, dentro de la dictadura la red de tráfico de niños que estaba formada -además de por médicos y enfermeras- por asistentes sociales, jueces, abogados que tenían acceso a los tribunales y al registro civil. Todo lo que es del Estado, del sistema público. Se robaron niños en los hospitales públicos. Por eso es un problema de Estado.
Marisol Rodríguez, portavoz de la Red Hijos y Madres del Silencio de Chile, 11/09/18

Si tenemos el honor de que las Madres de Plaza de Mayo han tenido el peso y el desarrollo no solamente en la Argentina sino que han trascendido a un nivel universal, fue porque no entraron en la venganza. Fue lo que hizo que ellas pudieran tener la grandeza y la iluminación de haber seguido desarrollando una función, una formación, una estructura para que quede un registro de esto. La venganza queda en el hecho individual de vengar una situación personal. La generación de estructura funcionante queda como un registro que le sirve al resto de la humanidad. La grandeza que tiene el grupo de las Madres es esta. No sé cuánto se lo propusieron en forma individual ni si las condiciones se les fueron dando para que esto funcionara de esta manera. Y lo pongo a modo de ejemplo. Yo creo que la reparación reconcilia con el conjunto, repara el lazo social.
Nilda Rodríguez Rafaelli, psicóloga, 16/08/18

Hay que tomarse en serio la insubordinación de los privilegiados y ser capaces de entender cómo han hecho para conquistar mayorías, para construir mayorías políticas sólidas (…) Hay siempre una parte de verdad en el adversario, una parte de verdad que queremos combatir, pero nos la tenemos que tomar en serio. No existe falsa conciencia o falsos intereses de gente que tiene unos intereses pero que votan por otros. En política existen proyectos, horizontes, objetivos o identidades que son capaces de fundar mayorías que giran el rumbo de los países en un sentido o en otro. Los intereses no están dados esperando que alguien los represente, hay que dar batallas políticas (…) Ninguna acumulación de infamias, desvergüenzas, canalladas y atropellos va a sustituir la construcción de una alternativa posible que haga que quienes están indignados, hartos, resignados o tristes vean que tienen a su disposición la posibilidad o la alternativa de un orden nuevo.
Iñigo Errejón, dirigente joven del partido Podemos, España, en el Foro para la Construcción de una Mayoría Popular, 26/8/2017 en Bs As

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 14 de septiembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

El camino siempre es el de las ideas, el camino es estudiar y saber cada vez más, el camino es el de prepararse y capacitarse más que todos, el camino es estudiar, el camino es ayudar al que está al lado, tenderle la mano al que tiene problemas. Es más, explicarle al que todavía no entiende o al que todavía te insulta, tené mucha paciencia y cuando pare de insultarte volvé a explicarle de vuelta cómo es esta historia de la economía, cómo es esta historia de la inclusión, cómo es esta historia del poder adquisitivo de los salarios, cómo es esta historia de la educación y la salud para todos, cómo es esta historia del Conectar Igualdad, cómo fue la historia de las universidades públicas en el conurbano bonaerense, cómo fue la historia de la inclusión de nuestros jubilados, del PAMI cuando daba remedios gratis a nuestros jubilados, cómo es la historia de 19 vacunas gratuitas y obligatorias. Esta es la historia que tenés que contar, sin enojarte, sin pelearte, con inteligencia, porque tenemos la razón y la razón más tarde o más temprano siempre gana, siempre vence.
Cristina Fernández, 14/10/16

Yo, en cambio, dije lo siguiente: “Si termino mi mandato y todo brasileño desayuna, almuerza y cena, habré cumplido la meta de mi vida”. ¿Por qué? Porque no era poca cosa la gente que tenía hambre en este país. Eran nada menos que 54 millones de personas. O sea, tal vez la población de lo que sería el décimo país del mundo no tenía que comer. La gente no comía. Yo creía que eso era un desafío. Y creía que sólo era posible acabar con el hambre si incluíamos a los pobre en la política, si conseguimos que comenzara a entrar en el presupuesto del Estado nacional. Porque los que pasan hambre no tienen sindicato, no tienen partido, a veces no tienen ni iglesia, no se manifiestan, no van a Brasilia, no van a la Paulista, no llevan ninguna bandera. La única bandera del pobre es el ronquido en su estómago. Y la certeza de que la vida lo destroza. ¿Cómo incluir a esas personas? Era casi tenderles la mano. Y yo sabía que ya no era uno de ellos. Tenía conciencia de que yo era uno de los que comían y de que teníamos que extender la mano a aquellos que no comían.
Luiz Inácio Lula da Silva, Lula, La verdad vencerá, El pueblo sabe por qué me condenan, 2018 

Se impone un desagravio a la locura. Las decisiones del presidente son producto de su cordura. “Tengo que estar tranquilo, porque si me vuelvo loco les puedo hacer mucho daño a todos ustedes”, le dijo Mauricio Macri a una vecina mendocina que le preguntó por su salud. El problema de la Argentina no es la potencial locura del primer mandatario sino la realidad que forjó a partir de sus directivas, sus elecciones, sus alineamientos. La locura suele usarse para enmascarar las atrocidades del poder. Las prioridades de un gobierno que considera a la educación pública una desgracia en la que “se cae” son las que se reflejan en la postergación de los salarios docentes (…) [o en eliminar] retenciones al campo mientras se impulsó la devaluación para seguir beneficiando a los más beneficiados (…) Es la cordura del presidente, cimentada en la ideología de Cambiemos, la que habilitó el descontrol absoluto de la fuga de divisas (…) Al presidente se lo ve tranquilo. Su tranquilidad intraquiliza. El daño que emana de esa calma es la causa de la angustia de millones. El dominio de la razón tiene consecuencias, supone conciencia de los efectos de las decisiones. La cordura no es inimputable.
Nora Veiras, “Desagravio a la locura”, periodista, 11/09/18

 Habría que ser muy ingenuo para pensar que la aparición de fotocopias de supuestos cuadernos coincidió por puro azar con el punto de inflexión más grave de la crisis. Habría que ser más ingenuo para pensar que toda la movida en la justicia no estaba hablada previamente con los empresarios que fueron a declarar y con las altas esferas del Poder Judicial. Toda la aparatosa movida no se implementa de la noche a la mañana. Implica largas negociaciones donde cada uno trata de preservar su interés y deslindar concesiones y ganancias, donde se dibujan y recortan los alcances y los imputados y se subrayan los perdones y sus mecanismos. Por eso resulta más sospechoso aún que intenten presentarla como algo repentino y casual. Igual que la famosa entrevista de Lanata a Lanatta, seis días antes de las elecciones primarias en el 2015, organizada para que el sicario condenado por el asesinato a sangre fría de tres personas, mandara abajo del tren al precandidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, Aníbal Fernández. Cambiemos ha demostrado (…) que el poder de las corporaciones en los países emergentes supera al del Estado, al que todas las legislaciones, copiadas de las que tienen los países centrales, toman como el peligro principal de derechos y garantías. Y doblega a la justicia. Haber podido negociar con un criminal de alta peligrosidad como Martín Lanatta y haber arreglado la realización de la entrevista dentro del penal, un acto de campaña electoral abierto, implica un poder que sobrepasó, incluso al que devenía del manejo del Estado que en ese momento tenía el kirchnerismo. La negociación con el periodista resulta más fácil porque trabaja para esas mismas corporaciones.
Luis Bruschtein, “Dos países”, periodista, 18/08/18

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires simula llamar a una vecina que fue víctima de un hecho delictivo. Es buena actriz, la mejor por esa zona. Le sale rostro de virgen doliente y compasiva, preocupada y atenta. Bien el tono y la pilcha. Pero alguien le erró en la escena y en un mismo llamado, supuestamente breve, aparecen dos tazas de distinto color en pocos segundos. El efecto es el mismo que ante las fotos donde se la ve saludando al vacío. Indican que es farsa y que sin embargo no importa, porque le piden al creyente algo más que creer en una mentira. 
María Pia López, “Una puesta de tres actos”, socióloga, investigadora, 5/09/18

Le fue bien con Milagro Sala, o metiendo preso a De Vido, porque Argentina no tiene un apego a la ley… Macri reunió al establishment, empresarios poderosos y transnacionalizados, ganaderos, agricultores, sectores financieros, la Embajada de EE UU, los medios de comunicación más concentrados. Defiende intereses de clase alta y media, con el ingrediente del antiperonismo. Todavía tiene ese "bloque histórico", como diría Gramsci. Ese núcleo duro aún lo acompaña, pero hoy no es tan firme. La crisis de sentido, el vacío discursivo que existe hoy, como no se puede llenar de contenido, se llena con el enunciador. Cuando pongo al presidente, pongo todo. Más no tengo... En la conferencia y luego en las redes sociales, mostrando su lado humano. Incluso respondiendo si prefiere Tita o Rhodesia… Hoy no hay discurso político posible sin el componente de las pasiones, el escenario de los afectos. La sociedad demanda eso. Cambiemos sabe hacerlo. Una comunicación vacía de contenido pero llena de corazones.
Luis Alberto Quevedo, sociólogo, director de Flacso, 29/07/18

Esta asfixia financiera de proyecciones brutales, dadas las características de la economía chilena, se ha traducido en una severa limitación de nuestras posibilidades de abastecimientos de equipos, de repuestos, de insumos, de productos alimenticios, de medicamentos. Todos los chilenos estamos sufriendo las consecuencias de estas medidas, las que se proyectan en la vida diaria de cada ciudadano, y naturalmente, también, en la vida interna política. Lo que he descrito significa que se ha desvirtuado la naturaleza de los organismos internacionales, cuya utilización como instrumentos de la política bilateral de cualquiera de sus países miembros, por poderoso que sea, es jurídica y moralmente inaceptable. ¡Significa presionar a un país económicamente débil! ¡Significa castigar a un pueblo por su decisión de recuperar sus recursos básicos! ¡Significa una forma premeditada de intervención en los asuntos internos de un país! ¡Esto es lo que denominamos insolencia imperialista! Señores delegados, ustedes lo saben y no pueden dejar de recordarlo: esto ha sido repetidamente condenado por resoluciones de Naciones Unidas.
Salvador Allende, presidente socialista de Chile, discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, 4/12/1972 

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate en: www.mujeresconcristina.com.ar 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina


viernes, 7 de septiembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender..

Fragmentos.

Me llamó la atención La Prensa, “El país que viene”, y dice “ante la expectativa del mensaje presidencial de hoy, líderes políticos de la oposición opinaron que es muy probable que el gobierno no deje un país cómodo –escuchen esta palabra- cómodo de gobernar a quienes deban sucederlo tras las elecciones de octubre. Yo lo leí atentamente, y digo: tiene razón lo que dice este hombre, yo no dejo un país cómodo para los dirigentes, yo dejo un país cómodo para la gente, tiene razón. ¿Saben qué? Tienen razón, va a ser muy incómodo. Claro que va a ser incómodo. Después de todo lo que hemos leído, va a ser incómodo, sobre todo si le piensan sacar derechos que ha ganado a la gente, va a ser muy incómodo. Si, por ejemplo, se quiere privatizar nuevamente Aerolíneas Argentinas o YPF, si por ejemplo se le van a negar a los jubilados los dos aumentos anuales con todo lo que esto significa siendo el último de 38 por ciento anualizado, la Asignación Universal por Hijo que aumenta todos los años, que los trabajadores puedan libremente pactar sus salarios como lo han hecho ganando siempre en poder adquisitivo a la inflación, por eso el turismo, por eso van afuera, por eso pueden comprar dólares. Claro que va a ser un país no cómodo para los dirigentes políticos, sobre todo aquellos que quieren cambiar tantas cosas. Porque sería bueno que además nos explicaran qué es lo que quieren cambiar.
Cristina Fernández, 1/03/15

Con un discurso, solo un discurso, mostró la superioridad política y moral que el momento le reclamaba. El país se encamina al cegamiento de sus fuentes de justicia, se deterioran las nociones básicas del derecho, se impone el “Bonadio-prinzip”. Decisiones arbitrarias emanadas del propio Poder Judicial, en complicidad con sus dobles fantasmáticas –los grandes medios de comunicación– (…) están teniendo muñeca para demoler el andamiaje restante de un país democrático y autosustentado. Están en peligro las fuentes primordiales del soporte convivencial de la Argentina (…) Un discurso, el de Cristina, puso de relieve ese abismo ante el que estamos. Ante un Senado cabizbajo, en muchos casos, y en otros, jactancioso de sus culpas y cobardías. Como en los grandes momentos de peligro (de las libertades, de los correctos procedimientos de la Justicia, de las medidas económicas que no sean el compendio del favoritismo hacia los poderosos de siempre) hubo entonces un discurso. Una recusación al presente, un develamiento de las fuerzas oprobiosas que gobiernan, un examen irónico y efectivo del modo en que se componen imágenes, o se dejan aflorar chorreras de fraseologías de calculada violencia. Era necesario, porque en una situación de cierre de la racionalidad democrática, sustituida por el denuesto (…) alguien tenía que hablar. En otros momentos de la historia de este desdichado país, lo hicieron un Lisandro de la Torre, un Moisés Lebensohn, un Leandro Alem, un Palacios, un del Valle Ibarlucea o, permítanme recordarlo, un Cooke. No importan las diferencias de tiempo, estilo o ideología. Importa que aun contamos con voces que heredan otras voces, que en una situación de adversidad, no se han dejado humillar.
Horacio González, “El discurso”, 24/08/18

Mire Carrillo me parece increíble que tengamos un Ministerio de Ganadería que se ocupa de cuidar a las vacas y no haya un organismo de igual jerarquía para cuidar la salud de la gente.
Juan Domingo Perón, a Ramón Carrillo su primer ministro de Salud, 1945

Es coherente la estigmatización de los sindicatos que pretenden una educación de calidad y salarios dignos, a los que usted misma, en un arranque de populismo, tasó en 40.000 pesos. Es coherente la desinversión y el desentenderse sistemático de las escuelas, y también el esconder por el ya emblemático “par de meses” a los funcionarios que cometen algún dislate o de los que trasciende la corrupción o la desidia. Pero, ¿sabe qué? Dos muertes ya es mucho. Es demasiado. Sin duda que no ocurre todos los días, pero no fue la pérdida de gas de una vecina como ironizó irrespetuoso el presidente. Fue la falta de atención a denuncias que ya se reiteraban, por un abandono sistemático del mantenimiento en nombre del ajuste. Y eso, ¡usted!, se llevó la vida de Sandra y Rubén. El país está de duelo, (…) Los docentes, cuyo salario es pisoteado y sus reclamos ninguneados, están de duelo. Y, ¿sabe qué? La rueda de la vida de dos compañeros dejó de girar.
Curas en la Opción por los pobres, “Carta abierta a María Eugenia Vidal”. 6/08/18

Pocos, pocas, prácticamente nadie conoce sus caras, sus nombres, sus locaciones; están desencarnados y sin embargo su autoridad no se discute. Los mercados mandan, hay que calmarlos y alimentarlos, hay que hacerles promesas como a los novios en el amor romántico, hay que darles confianza –justo, confianza– para que no se sientan amenazados y te coman la mano. No tienen fidelidades a largo plazo y calcando la forma circular que tiene la violencia machista para someter, pegan, consuelan de su propio daño, exigen recompensa por ese consuelo y si no, vuelven a pegar; más fuerte que antes. Los mercados y su sacrosanta autoridad, su mirada puede modelar lo deseable o convertir en desperdicio la misma materia que no se termina de saber tampoco exactamente cuál sería ¿las tasas de interés? ¿el sistema impositivo? ¿los salarios de hambre, ideal explotación capitalista pura y dura? El vulgo, nosotros y nosotras, no terminamos de entender qué, quiénes son los mercados; qué, cómo o cuánto quieren de qué cosa. Sabemos de su voracidad. Y sentimos. Sentimos el miedo de la tierra haciéndose arena bajo los pies cuando empiezan a operar su hechicería mientras la política balbucea. 
Marta Dillon, “¡Quienes son!”, periodista, 18/08/18

Yo estoy muy desilusionada con lo que está diciendo la izquierda latinoamericana con relación a Nicaragua. ¿Porque es Daniel Ortega se puede matar a 400 personas y no me importa porque es de izquierda? Y no es cierto que sea de izquierda, Daniel Ortega dejó de ser de izquierda hace muchísimo tiempo, una vez en el poder se alió con los grandes capitales. Nosotros tenemos la enorme capacidad para tomar el poder sin la necesidad de la derecha. Hay mucha gente de izquierda luchando porque nosotros no vemos, como izquierda, que Daniel Ortega sea de izquierda. Daniel Ortega es una ficción, autorizó un robo que se llamó "La Piñata" donde se repartieron tierras y casas, se creó una burguesía sandinista, se privatizó la energía de la ayuda venezolana y toda su familia es dueña de los medios de comunicación. Hizo fraude para dominar la Asamblea Nacional, cambió la Constitución para reelegirse indefinidamente, puso a su mujer de vicepresidenta en un país donde tuvimos una dinastía, manejan un lenguaje horriblemente religioso, la esposa de Ortega habla todos los días y parece la Madre Teresa de Calcuta, abolieron el aborto terapéutico. Definitivamente no puede considerarse un gobierno de izquierda. Creo que lo más importante es que tenemos que creer en nosotros. Necesitamos una democracia más radical, que venga de abajo hacia arriba. Ha habido mucho cinismo, mucha desilusión, y eso a veces nos hace tener miedo o volvernos indiferentes, individualistas y no salir de nuestro pequeño mundo. Yo animo a todos los que quieren cambiar América Latina a que participemos más, a que nos involucremos en política, en luchas comunitarias, en las luchas de las mujeres, porque somos nosotros y nosotras los que la vamos a cambiar, nadie lo va a hacer por nosotros.
Gioconda Belli, ex dirigente sandinista y escritora nicaragüense, 19/08/18

Que los políticos que se dicen progresistas dejen de jugar a los atajos, a la individualidad o a la banalidad subjetiva para tener por una vez en la vida en la Argentina comportamientos colectivos que nos permitan volver a cuarenta años atrás, cuando surgió la idea de la construcción colectiva y no individual de la política. Ese es el paso cualitativo que hay que dar. No liderazgos individuales sino construcción colectiva, que va teniendo un liderazgo de acuerdo al momento histórico que nos toca vivir.
Néstor Kirchner, 11/03/2004

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 31 de agosto de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

Con las ansías de transformar el país y profundizar el cambio para que no hayan pobres, haya educación, salud, vivienda, un mundo complejo que les va a tocar vivir y para ese mundo tienen que prepararse. Esto no va a ser para improvisados, esto no va a ser para alguien que hable bonito (…) Dirigente es el que entiende la historia, es el que interpreta adecuadamente la realidad, el que sabe distinguir lo importante de lo menos importante y orienta a su pueblo en dirección al triunfo. Necesitan prepararse para eso, cada uno de ustedes teniendo como horizonte la Patria. Esa es la brújula (…) Quiero decirles que se queden tranquilos, esta compañera que no es la presidente, es la compañera Cristina, siempre va a estar, siempre va a estar desde cualquier lugar porque nunca voy a dejar de querer a mi patria, nunca voy a dejar de jugarme por mi patria, y nunca voy a olvidar la responsabilidad que tengo como militante, como una de ustedes y junto a ustedes.
Cristina Fernández, 14/07/14

Frente al agotamiento del ciclo político de Macri, proponemos un Comité de Crisis que le de una salida política a la crisis actual. Congelar las tarifas y el precio de medicamentos, alquileres y alimentos que integran la canasta básica. Y aumentar un 100% los programas sociales (…) Le pedimos a todo el arco opositor que nos hagamos cargo de resguardar a los millones de argentinos y argentinas frente a este flagrante saqueo.
Leonardo Grosso, diputado nacional, Movimiento Evita, 31/08/18 

Es preciso saber que la supervivencia del capitalismo es imposible sin crecimiento y no veo posibilidad de otra fase del capitalismo con un crecimiento sostenido. Lo que no significa que el régimen vaya a morir lenta y silenciosamente de muerte natural. Al contrario, el capitalismo senil se vuelve más agresivo con contradicciones internas más grandes. Para los pueblos, la crisis sistémica del capitalismo implica la creciente desigualdad en la distribución de los beneficios y de las riquezas dentro de las sociedades, que se acompaña de un profundo estancamiento, por un lado, y la profundización de la polarización global, por el otro.
Samir Amin, economista egipcio, recién fallecido, 13/08/18

Hay una cierta ironía en que el endurecimiento de las condiciones globales de liquidez impacte más a Argentina, el estudiante estrella del FMI, que a Turquía, la oveja negra de los mercados mundiales y del gobierno de Donald Trump. El peso argentino sigue cayendo más rápido que la lira turca, aunque la tasa de interés de Argentina está en 60 por ciento comparada con 17,5 en Turquía. Las autoridades turcas se siguen rehusando a subir las tasas porque no quieren sacrificar su economía real para proteger las ganancias de los inversionistas internacionales (…) La muerte del primer programa de Argentina con el FMI no es una coincidencia. Es el modus operandi del organismo multilateral. Lxs que crecimos con programas del Fondo en la Europa del Este lo sabemos muy bien. Los programas sufren de sobre-optimismo, al subestimar las consecuencias negativas de la austeridad monetaria y fiscal que imponen, o las dificultades en parar la fuga de capitales sin usar controles. Pero al Fondo no le cuesta nada equivocarse. Al contrario, fortalece su posición porque los gobiernos tienen que volver humillados a la mesa de negociación.
Daniela Gabor, “Al FMI no le cuesta nada”, economista, 31/08/18

Dos mujeres pobres murieron como consecuencia de sendos embarazos clandestinos en la provincia de Buenos Aires, en la misma semana. No se trata de una rareza estadística ni de una coincidencia. Pasó lo habitual. De nuevo, se visibilizan hechos atroces antes camuflados o silenciados. El esclarecimiento y el cambio cualitativo sucedáneos a la discusión parlamentaria de la Interrupción Voluntaria del Embarazo seguramente persuaden a trabajadores de la salud, familiares, amistades o testigos a hacer público lo que antes callaban. Los cambios culturales develan, avivan conciencias, impulsan a difundir y denunciar (…) La lucha continúa, la iluminación de lo negado es una de sus consecuencias y una herramienta para seguir avanzando. Los reclamos de la comunidad educativa bonaerense por los riesgos que se viven a diario en las escuelas pusieron de manifiesto carencias de todo tipo (…) Las muertes de Sandra Calamano y Rubén Orlando Rodríguezen Moreno no fueron un accidente sino un estrago culposo o doloso, por ende evitable (…) La desidia es una de las causas, el desmantelamiento de la infraestructura otra. El ajuste desregula y baja los controles en la economía, también en otras facetas de la realidad. Disminuir la provisión de remedios, degradar el mantenimiento en general acrecentarán la posibilidad de sufrimiento o pérdidas. Los recortes inciden en el bolsillo, en la calidad de vida o la salud, en su misma conservación.
Mario Wainfeld, “Las muertes también cuentan”, periodista, 19/08/18

No es tan importante quién va a ser el candidato sino qué política va a tener. Nos guste o no, la Argentina tiene dos modelos que la recorren: el neoliberal y el nacional y popular. Me niego a decir populismo porque es una estigmatización y hoy es un significante vacío: Donald Trump es populista; si él lo es… Un modelo nacional ligado a la industria nacional, de protección del mercado interno, creación de trabajo, posicionamiento regional, etcétera... versus el modelo de Macri. No estamos hablando de Perón del '45: ese país existió hasta hace muy poco. Está presente en la experiencia de los argentinos. La pregunta es: ¿es posible armar un bloque de poder político e imponer en la sociedad argentina la necesidad de ese modelo? La alternativa a Macri no es otro hombre o mujer: es otro modelo.
Luis Alberto Quevedo, sociólogo, director de Flacso, 29/07/18

Pensar la política es actuar políticamente, quiere decir pensar aquello que piensan “los más”. Pensar la política es difícil, requiere inversión de tiempo, implica someterse a una tarea compartida de organización del pensamiento, las ideas, las razones y la voluntad. Sabemos que la verdad nunca es irrefutable, que existen verdades relativas, pues en política los alegatos sobre la verdad llevan a fundamentalismos que poco bien le hacen a la democracia. Una nueva hegemonía se está consolidando, desde allí se extiende la idea de “progreso individual” como rectora y organizadora de la vida de los ciudadanos. La construcción política que necesitamos para ofrecer otras orientaciones no se logrará sólo en el contexto de una oposición efectiva del campo popular a las políticas neoliberales sino asumiendo e integrando el sentir social en una nueva mayoría que expanda un nuevo ideario de lo posible en la sociedad.
Red Mujeres con Cristina, “Hacia una nueva mayoría”, nota de opinión, agosto 2017

Si un científico se equivoca en su hipótesis, no es tan grave, después de todo: se pierde una cierta cantidad de riqueza, de cosas (...) Si el hombre político se equivoca en su hipótesis, es la vida de los hombres la que corre peligro, es el hambre (...) Porque si se miden adecuadamente las necesidades de los hombres de una ciudad, de una región, de una nación, es necesario sentir esas necesidades ; es necesario poder representar concretamente en la imaginación a esos hombres mientras viven, mientras trabajan a diario, representar su sufrimiento, sus dolores, los dolores de la vida que se ven obligados a vivir. Si no se posee ese poder de dramatización de la vida, no se pueden intuir las medidas generales y particulares que armonicen las necesidades de la vida con la disponibilidad del Estado.
Antonio Gramsci, Odio a los indiferentes, pensador italiano, 1917

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina


discusión política nodo Rosario