aqui estamos!

aqui estamos!

"NADIE PUEDE SER FELIZ SIN PARTICIPAR EN LA FELICIDAD PÚBLICA, NADIE PUEDE SER LIBRE SIN LA EXPERIENCIA DE LA LIBERTAD PÚBLICA, Y NADIE, FINALMENTE, PUEDE SER FELIZ O LIBRE SIN IMPLICARSE Y FORMAR PARTE DEL PODER POLÍTICO"

HANNA ARENDT

"LO IMPORTANTE ES QUE PODAMOS DISCUTIR, RAZONAR Y ENTONCES, NO HACER SOLAMENTE EJERCICIO POLITICO DE OPOSICIÓN, SINO ESCENCIALMENTE TRABAJAR POR LOS INTERESES DE NUESTROS REPRESENTADOS"

CRISTINA FERNANDEZ

viernes, 14 de septiembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

El camino siempre es el de las ideas, el camino es estudiar y saber cada vez más, el camino es el de prepararse y capacitarse más que todos, el camino es estudiar, el camino es ayudar al que está al lado, tenderle la mano al que tiene problemas. Es más, explicarle al que todavía no entiende o al que todavía te insulta, tené mucha paciencia y cuando pare de insultarte volvé a explicarle de vuelta cómo es esta historia de la economía, cómo es esta historia de la inclusión, cómo es esta historia del poder adquisitivo de los salarios, cómo es esta historia de la educación y la salud para todos, cómo es esta historia del Conectar Igualdad, cómo fue la historia de las universidades públicas en el conurbano bonaerense, cómo fue la historia de la inclusión de nuestros jubilados, del PAMI cuando daba remedios gratis a nuestros jubilados, cómo es la historia de 19 vacunas gratuitas y obligatorias. Esta es la historia que tenés que contar, sin enojarte, sin pelearte, con inteligencia, porque tenemos la razón y la razón más tarde o más temprano siempre gana, siempre vence.
Cristina Fernández, 14/10/16

Yo, en cambio, dije lo siguiente: “Si termino mi mandato y todo brasileño desayuna, almuerza y cena, habré cumplido la meta de mi vida”. ¿Por qué? Porque no era poca cosa la gente que tenía hambre en este país. Eran nada menos que 54 millones de personas. O sea, tal vez la población de lo que sería el décimo país del mundo no tenía que comer. La gente no comía. Yo creía que eso era un desafío. Y creía que sólo era posible acabar con el hambre si incluíamos a los pobre en la política, si conseguimos que comenzara a entrar en el presupuesto del Estado nacional. Porque los que pasan hambre no tienen sindicato, no tienen partido, a veces no tienen ni iglesia, no se manifiestan, no van a Brasilia, no van a la Paulista, no llevan ninguna bandera. La única bandera del pobre es el ronquido en su estómago. Y la certeza de que la vida lo destroza. ¿Cómo incluir a esas personas? Era casi tenderles la mano. Y yo sabía que ya no era uno de ellos. Tenía conciencia de que yo era uno de los que comían y de que teníamos que extender la mano a aquellos que no comían.
Luiz Inácio Lula da Silva, Lula, La verdad vencerá, El pueblo sabe por qué me condenan, 2018 

Se impone un desagravio a la locura. Las decisiones del presidente son producto de su cordura. “Tengo que estar tranquilo, porque si me vuelvo loco les puedo hacer mucho daño a todos ustedes”, le dijo Mauricio Macri a una vecina mendocina que le preguntó por su salud. El problema de la Argentina no es la potencial locura del primer mandatario sino la realidad que forjó a partir de sus directivas, sus elecciones, sus alineamientos. La locura suele usarse para enmascarar las atrocidades del poder. Las prioridades de un gobierno que considera a la educación pública una desgracia en la que “se cae” son las que se reflejan en la postergación de los salarios docentes (…) [o en eliminar] retenciones al campo mientras se impulsó la devaluación para seguir beneficiando a los más beneficiados (…) Es la cordura del presidente, cimentada en la ideología de Cambiemos, la que habilitó el descontrol absoluto de la fuga de divisas (…) Al presidente se lo ve tranquilo. Su tranquilidad intraquiliza. El daño que emana de esa calma es la causa de la angustia de millones. El dominio de la razón tiene consecuencias, supone conciencia de los efectos de las decisiones. La cordura no es inimputable.
Nora Veiras, “Desagravio a la locura”, periodista, 11/09/18

 Habría que ser muy ingenuo para pensar que la aparición de fotocopias de supuestos cuadernos coincidió por puro azar con el punto de inflexión más grave de la crisis. Habría que ser más ingenuo para pensar que toda la movida en la justicia no estaba hablada previamente con los empresarios que fueron a declarar y con las altas esferas del Poder Judicial. Toda la aparatosa movida no se implementa de la noche a la mañana. Implica largas negociaciones donde cada uno trata de preservar su interés y deslindar concesiones y ganancias, donde se dibujan y recortan los alcances y los imputados y se subrayan los perdones y sus mecanismos. Por eso resulta más sospechoso aún que intenten presentarla como algo repentino y casual. Igual que la famosa entrevista de Lanata a Lanatta, seis días antes de las elecciones primarias en el 2015, organizada para que el sicario condenado por el asesinato a sangre fría de tres personas, mandara abajo del tren al precandidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, Aníbal Fernández. Cambiemos ha demostrado (…) que el poder de las corporaciones en los países emergentes supera al del Estado, al que todas las legislaciones, copiadas de las que tienen los países centrales, toman como el peligro principal de derechos y garantías. Y doblega a la justicia. Haber podido negociar con un criminal de alta peligrosidad como Martín Lanatta y haber arreglado la realización de la entrevista dentro del penal, un acto de campaña electoral abierto, implica un poder que sobrepasó, incluso al que devenía del manejo del Estado que en ese momento tenía el kirchnerismo. La negociación con el periodista resulta más fácil porque trabaja para esas mismas corporaciones.
Luis Bruschtein, “Dos países”, periodista, 18/08/18

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires simula llamar a una vecina que fue víctima de un hecho delictivo. Es buena actriz, la mejor por esa zona. Le sale rostro de virgen doliente y compasiva, preocupada y atenta. Bien el tono y la pilcha. Pero alguien le erró en la escena y en un mismo llamado, supuestamente breve, aparecen dos tazas de distinto color en pocos segundos. El efecto es el mismo que ante las fotos donde se la ve saludando al vacío. Indican que es farsa y que sin embargo no importa, porque le piden al creyente algo más que creer en una mentira. 
María Pia López, “Una puesta de tres actos”, socióloga, investigadora, 5/09/18

Le fue bien con Milagro Sala, o metiendo preso a De Vido, porque Argentina no tiene un apego a la ley… Macri reunió al establishment, empresarios poderosos y transnacionalizados, ganaderos, agricultores, sectores financieros, la Embajada de EE UU, los medios de comunicación más concentrados. Defiende intereses de clase alta y media, con el ingrediente del antiperonismo. Todavía tiene ese "bloque histórico", como diría Gramsci. Ese núcleo duro aún lo acompaña, pero hoy no es tan firme. La crisis de sentido, el vacío discursivo que existe hoy, como no se puede llenar de contenido, se llena con el enunciador. Cuando pongo al presidente, pongo todo. Más no tengo... En la conferencia y luego en las redes sociales, mostrando su lado humano. Incluso respondiendo si prefiere Tita o Rhodesia… Hoy no hay discurso político posible sin el componente de las pasiones, el escenario de los afectos. La sociedad demanda eso. Cambiemos sabe hacerlo. Una comunicación vacía de contenido pero llena de corazones.
Luis Alberto Quevedo, sociólogo, director de Flacso, 29/07/18

Esta asfixia financiera de proyecciones brutales, dadas las características de la economía chilena, se ha traducido en una severa limitación de nuestras posibilidades de abastecimientos de equipos, de repuestos, de insumos, de productos alimenticios, de medicamentos. Todos los chilenos estamos sufriendo las consecuencias de estas medidas, las que se proyectan en la vida diaria de cada ciudadano, y naturalmente, también, en la vida interna política. Lo que he descrito significa que se ha desvirtuado la naturaleza de los organismos internacionales, cuya utilización como instrumentos de la política bilateral de cualquiera de sus países miembros, por poderoso que sea, es jurídica y moralmente inaceptable. ¡Significa presionar a un país económicamente débil! ¡Significa castigar a un pueblo por su decisión de recuperar sus recursos básicos! ¡Significa una forma premeditada de intervención en los asuntos internos de un país! ¡Esto es lo que denominamos insolencia imperialista! Señores delegados, ustedes lo saben y no pueden dejar de recordarlo: esto ha sido repetidamente condenado por resoluciones de Naciones Unidas.
Salvador Allende, presidente socialista de Chile, discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, 4/12/1972 

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate en: www.mujeresconcristina.com.ar 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina


viernes, 7 de septiembre de 2018

Para pensar, debatir, comprender..

Fragmentos.

Me llamó la atención La Prensa, “El país que viene”, y dice “ante la expectativa del mensaje presidencial de hoy, líderes políticos de la oposición opinaron que es muy probable que el gobierno no deje un país cómodo –escuchen esta palabra- cómodo de gobernar a quienes deban sucederlo tras las elecciones de octubre. Yo lo leí atentamente, y digo: tiene razón lo que dice este hombre, yo no dejo un país cómodo para los dirigentes, yo dejo un país cómodo para la gente, tiene razón. ¿Saben qué? Tienen razón, va a ser muy incómodo. Claro que va a ser incómodo. Después de todo lo que hemos leído, va a ser incómodo, sobre todo si le piensan sacar derechos que ha ganado a la gente, va a ser muy incómodo. Si, por ejemplo, se quiere privatizar nuevamente Aerolíneas Argentinas o YPF, si por ejemplo se le van a negar a los jubilados los dos aumentos anuales con todo lo que esto significa siendo el último de 38 por ciento anualizado, la Asignación Universal por Hijo que aumenta todos los años, que los trabajadores puedan libremente pactar sus salarios como lo han hecho ganando siempre en poder adquisitivo a la inflación, por eso el turismo, por eso van afuera, por eso pueden comprar dólares. Claro que va a ser un país no cómodo para los dirigentes políticos, sobre todo aquellos que quieren cambiar tantas cosas. Porque sería bueno que además nos explicaran qué es lo que quieren cambiar.
Cristina Fernández, 1/03/15

Con un discurso, solo un discurso, mostró la superioridad política y moral que el momento le reclamaba. El país se encamina al cegamiento de sus fuentes de justicia, se deterioran las nociones básicas del derecho, se impone el “Bonadio-prinzip”. Decisiones arbitrarias emanadas del propio Poder Judicial, en complicidad con sus dobles fantasmáticas –los grandes medios de comunicación– (…) están teniendo muñeca para demoler el andamiaje restante de un país democrático y autosustentado. Están en peligro las fuentes primordiales del soporte convivencial de la Argentina (…) Un discurso, el de Cristina, puso de relieve ese abismo ante el que estamos. Ante un Senado cabizbajo, en muchos casos, y en otros, jactancioso de sus culpas y cobardías. Como en los grandes momentos de peligro (de las libertades, de los correctos procedimientos de la Justicia, de las medidas económicas que no sean el compendio del favoritismo hacia los poderosos de siempre) hubo entonces un discurso. Una recusación al presente, un develamiento de las fuerzas oprobiosas que gobiernan, un examen irónico y efectivo del modo en que se componen imágenes, o se dejan aflorar chorreras de fraseologías de calculada violencia. Era necesario, porque en una situación de cierre de la racionalidad democrática, sustituida por el denuesto (…) alguien tenía que hablar. En otros momentos de la historia de este desdichado país, lo hicieron un Lisandro de la Torre, un Moisés Lebensohn, un Leandro Alem, un Palacios, un del Valle Ibarlucea o, permítanme recordarlo, un Cooke. No importan las diferencias de tiempo, estilo o ideología. Importa que aun contamos con voces que heredan otras voces, que en una situación de adversidad, no se han dejado humillar.
Horacio González, “El discurso”, 24/08/18

Mire Carrillo me parece increíble que tengamos un Ministerio de Ganadería que se ocupa de cuidar a las vacas y no haya un organismo de igual jerarquía para cuidar la salud de la gente.
Juan Domingo Perón, a Ramón Carrillo su primer ministro de Salud, 1945

Es coherente la estigmatización de los sindicatos que pretenden una educación de calidad y salarios dignos, a los que usted misma, en un arranque de populismo, tasó en 40.000 pesos. Es coherente la desinversión y el desentenderse sistemático de las escuelas, y también el esconder por el ya emblemático “par de meses” a los funcionarios que cometen algún dislate o de los que trasciende la corrupción o la desidia. Pero, ¿sabe qué? Dos muertes ya es mucho. Es demasiado. Sin duda que no ocurre todos los días, pero no fue la pérdida de gas de una vecina como ironizó irrespetuoso el presidente. Fue la falta de atención a denuncias que ya se reiteraban, por un abandono sistemático del mantenimiento en nombre del ajuste. Y eso, ¡usted!, se llevó la vida de Sandra y Rubén. El país está de duelo, (…) Los docentes, cuyo salario es pisoteado y sus reclamos ninguneados, están de duelo. Y, ¿sabe qué? La rueda de la vida de dos compañeros dejó de girar.
Curas en la Opción por los pobres, “Carta abierta a María Eugenia Vidal”. 6/08/18

Pocos, pocas, prácticamente nadie conoce sus caras, sus nombres, sus locaciones; están desencarnados y sin embargo su autoridad no se discute. Los mercados mandan, hay que calmarlos y alimentarlos, hay que hacerles promesas como a los novios en el amor romántico, hay que darles confianza –justo, confianza– para que no se sientan amenazados y te coman la mano. No tienen fidelidades a largo plazo y calcando la forma circular que tiene la violencia machista para someter, pegan, consuelan de su propio daño, exigen recompensa por ese consuelo y si no, vuelven a pegar; más fuerte que antes. Los mercados y su sacrosanta autoridad, su mirada puede modelar lo deseable o convertir en desperdicio la misma materia que no se termina de saber tampoco exactamente cuál sería ¿las tasas de interés? ¿el sistema impositivo? ¿los salarios de hambre, ideal explotación capitalista pura y dura? El vulgo, nosotros y nosotras, no terminamos de entender qué, quiénes son los mercados; qué, cómo o cuánto quieren de qué cosa. Sabemos de su voracidad. Y sentimos. Sentimos el miedo de la tierra haciéndose arena bajo los pies cuando empiezan a operar su hechicería mientras la política balbucea. 
Marta Dillon, “¡Quienes son!”, periodista, 18/08/18

Yo estoy muy desilusionada con lo que está diciendo la izquierda latinoamericana con relación a Nicaragua. ¿Porque es Daniel Ortega se puede matar a 400 personas y no me importa porque es de izquierda? Y no es cierto que sea de izquierda, Daniel Ortega dejó de ser de izquierda hace muchísimo tiempo, una vez en el poder se alió con los grandes capitales. Nosotros tenemos la enorme capacidad para tomar el poder sin la necesidad de la derecha. Hay mucha gente de izquierda luchando porque nosotros no vemos, como izquierda, que Daniel Ortega sea de izquierda. Daniel Ortega es una ficción, autorizó un robo que se llamó "La Piñata" donde se repartieron tierras y casas, se creó una burguesía sandinista, se privatizó la energía de la ayuda venezolana y toda su familia es dueña de los medios de comunicación. Hizo fraude para dominar la Asamblea Nacional, cambió la Constitución para reelegirse indefinidamente, puso a su mujer de vicepresidenta en un país donde tuvimos una dinastía, manejan un lenguaje horriblemente religioso, la esposa de Ortega habla todos los días y parece la Madre Teresa de Calcuta, abolieron el aborto terapéutico. Definitivamente no puede considerarse un gobierno de izquierda. Creo que lo más importante es que tenemos que creer en nosotros. Necesitamos una democracia más radical, que venga de abajo hacia arriba. Ha habido mucho cinismo, mucha desilusión, y eso a veces nos hace tener miedo o volvernos indiferentes, individualistas y no salir de nuestro pequeño mundo. Yo animo a todos los que quieren cambiar América Latina a que participemos más, a que nos involucremos en política, en luchas comunitarias, en las luchas de las mujeres, porque somos nosotros y nosotras los que la vamos a cambiar, nadie lo va a hacer por nosotros.
Gioconda Belli, ex dirigente sandinista y escritora nicaragüense, 19/08/18

Que los políticos que se dicen progresistas dejen de jugar a los atajos, a la individualidad o a la banalidad subjetiva para tener por una vez en la vida en la Argentina comportamientos colectivos que nos permitan volver a cuarenta años atrás, cuando surgió la idea de la construcción colectiva y no individual de la política. Ese es el paso cualitativo que hay que dar. No liderazgos individuales sino construcción colectiva, que va teniendo un liderazgo de acuerdo al momento histórico que nos toca vivir.
Néstor Kirchner, 11/03/2004

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 31 de agosto de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

Con las ansías de transformar el país y profundizar el cambio para que no hayan pobres, haya educación, salud, vivienda, un mundo complejo que les va a tocar vivir y para ese mundo tienen que prepararse. Esto no va a ser para improvisados, esto no va a ser para alguien que hable bonito (…) Dirigente es el que entiende la historia, es el que interpreta adecuadamente la realidad, el que sabe distinguir lo importante de lo menos importante y orienta a su pueblo en dirección al triunfo. Necesitan prepararse para eso, cada uno de ustedes teniendo como horizonte la Patria. Esa es la brújula (…) Quiero decirles que se queden tranquilos, esta compañera que no es la presidente, es la compañera Cristina, siempre va a estar, siempre va a estar desde cualquier lugar porque nunca voy a dejar de querer a mi patria, nunca voy a dejar de jugarme por mi patria, y nunca voy a olvidar la responsabilidad que tengo como militante, como una de ustedes y junto a ustedes.
Cristina Fernández, 14/07/14

Frente al agotamiento del ciclo político de Macri, proponemos un Comité de Crisis que le de una salida política a la crisis actual. Congelar las tarifas y el precio de medicamentos, alquileres y alimentos que integran la canasta básica. Y aumentar un 100% los programas sociales (…) Le pedimos a todo el arco opositor que nos hagamos cargo de resguardar a los millones de argentinos y argentinas frente a este flagrante saqueo.
Leonardo Grosso, diputado nacional, Movimiento Evita, 31/08/18 

Es preciso saber que la supervivencia del capitalismo es imposible sin crecimiento y no veo posibilidad de otra fase del capitalismo con un crecimiento sostenido. Lo que no significa que el régimen vaya a morir lenta y silenciosamente de muerte natural. Al contrario, el capitalismo senil se vuelve más agresivo con contradicciones internas más grandes. Para los pueblos, la crisis sistémica del capitalismo implica la creciente desigualdad en la distribución de los beneficios y de las riquezas dentro de las sociedades, que se acompaña de un profundo estancamiento, por un lado, y la profundización de la polarización global, por el otro.
Samir Amin, economista egipcio, recién fallecido, 13/08/18

Hay una cierta ironía en que el endurecimiento de las condiciones globales de liquidez impacte más a Argentina, el estudiante estrella del FMI, que a Turquía, la oveja negra de los mercados mundiales y del gobierno de Donald Trump. El peso argentino sigue cayendo más rápido que la lira turca, aunque la tasa de interés de Argentina está en 60 por ciento comparada con 17,5 en Turquía. Las autoridades turcas se siguen rehusando a subir las tasas porque no quieren sacrificar su economía real para proteger las ganancias de los inversionistas internacionales (…) La muerte del primer programa de Argentina con el FMI no es una coincidencia. Es el modus operandi del organismo multilateral. Lxs que crecimos con programas del Fondo en la Europa del Este lo sabemos muy bien. Los programas sufren de sobre-optimismo, al subestimar las consecuencias negativas de la austeridad monetaria y fiscal que imponen, o las dificultades en parar la fuga de capitales sin usar controles. Pero al Fondo no le cuesta nada equivocarse. Al contrario, fortalece su posición porque los gobiernos tienen que volver humillados a la mesa de negociación.
Daniela Gabor, “Al FMI no le cuesta nada”, economista, 31/08/18

Dos mujeres pobres murieron como consecuencia de sendos embarazos clandestinos en la provincia de Buenos Aires, en la misma semana. No se trata de una rareza estadística ni de una coincidencia. Pasó lo habitual. De nuevo, se visibilizan hechos atroces antes camuflados o silenciados. El esclarecimiento y el cambio cualitativo sucedáneos a la discusión parlamentaria de la Interrupción Voluntaria del Embarazo seguramente persuaden a trabajadores de la salud, familiares, amistades o testigos a hacer público lo que antes callaban. Los cambios culturales develan, avivan conciencias, impulsan a difundir y denunciar (…) La lucha continúa, la iluminación de lo negado es una de sus consecuencias y una herramienta para seguir avanzando. Los reclamos de la comunidad educativa bonaerense por los riesgos que se viven a diario en las escuelas pusieron de manifiesto carencias de todo tipo (…) Las muertes de Sandra Calamano y Rubén Orlando Rodríguezen Moreno no fueron un accidente sino un estrago culposo o doloso, por ende evitable (…) La desidia es una de las causas, el desmantelamiento de la infraestructura otra. El ajuste desregula y baja los controles en la economía, también en otras facetas de la realidad. Disminuir la provisión de remedios, degradar el mantenimiento en general acrecentarán la posibilidad de sufrimiento o pérdidas. Los recortes inciden en el bolsillo, en la calidad de vida o la salud, en su misma conservación.
Mario Wainfeld, “Las muertes también cuentan”, periodista, 19/08/18

No es tan importante quién va a ser el candidato sino qué política va a tener. Nos guste o no, la Argentina tiene dos modelos que la recorren: el neoliberal y el nacional y popular. Me niego a decir populismo porque es una estigmatización y hoy es un significante vacío: Donald Trump es populista; si él lo es… Un modelo nacional ligado a la industria nacional, de protección del mercado interno, creación de trabajo, posicionamiento regional, etcétera... versus el modelo de Macri. No estamos hablando de Perón del '45: ese país existió hasta hace muy poco. Está presente en la experiencia de los argentinos. La pregunta es: ¿es posible armar un bloque de poder político e imponer en la sociedad argentina la necesidad de ese modelo? La alternativa a Macri no es otro hombre o mujer: es otro modelo.
Luis Alberto Quevedo, sociólogo, director de Flacso, 29/07/18

Pensar la política es actuar políticamente, quiere decir pensar aquello que piensan “los más”. Pensar la política es difícil, requiere inversión de tiempo, implica someterse a una tarea compartida de organización del pensamiento, las ideas, las razones y la voluntad. Sabemos que la verdad nunca es irrefutable, que existen verdades relativas, pues en política los alegatos sobre la verdad llevan a fundamentalismos que poco bien le hacen a la democracia. Una nueva hegemonía se está consolidando, desde allí se extiende la idea de “progreso individual” como rectora y organizadora de la vida de los ciudadanos. La construcción política que necesitamos para ofrecer otras orientaciones no se logrará sólo en el contexto de una oposición efectiva del campo popular a las políticas neoliberales sino asumiendo e integrando el sentir social en una nueva mayoría que expanda un nuevo ideario de lo posible en la sociedad.
Red Mujeres con Cristina, “Hacia una nueva mayoría”, nota de opinión, agosto 2017

Si un científico se equivoca en su hipótesis, no es tan grave, después de todo: se pierde una cierta cantidad de riqueza, de cosas (...) Si el hombre político se equivoca en su hipótesis, es la vida de los hombres la que corre peligro, es el hambre (...) Porque si se miden adecuadamente las necesidades de los hombres de una ciudad, de una región, de una nación, es necesario sentir esas necesidades ; es necesario poder representar concretamente en la imaginación a esos hombres mientras viven, mientras trabajan a diario, representar su sufrimiento, sus dolores, los dolores de la vida que se ven obligados a vivir. Si no se posee ese poder de dramatización de la vida, no se pueden intuir las medidas generales y particulares que armonicen las necesidades de la vida con la disponibilidad del Estado.
Antonio Gramsci, Odio a los indiferentes, pensador italiano, 1917

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 24 de agosto de 2018

Para pensar, debatir, comprender.

Fragmentos.

Curiosamente, durante los dos años previos en los que la suscripta carecía de fueros parlamentarios, V.S. nunca pidió mi detención pese a haberme procesado en dos oportunidades, una de ellas por el supuesto delito de asociación ilícita. Ahora bien, más allá del carácter protagónico asumido por el titular de este juzgado, emplazado así en la insólita posición de juez enemigo, lo cierto es que en otro juzgado de este fuero también se desarrollaron otras investigaciones de similares características y que además resultan previas. En primer lugar debo recordar que desde el año 2008 viene tramitando allí la causa Nº 15.734/2008 caratulada “Kirchner, Néstor y otros s/ asociación ilícita”. En ella se investiga, una vez más, los supuestos vínculos delictivos entre los funcionarios del anterior gobierno y un grupo de empresarios a los cuales se les asignaron contratos de obra pública. Este proceso, en el marco del cual hasta finales del año 2015 sólo se había comprobado la inexistencia de las ilicitudes denunciadas (dictándose los correspondientes sobreseimientos) a partir del cambio de gobierno tuvo un vuelco inesperado (al menos desde el plano jurídico), pasando a tener ahora tal relevancia que en las resoluciones judiciales dictadas en diferentes procesos que tramitan en este mismo fuero, comenzó a ser denominada como la “causa madre”.
Cristina Fernández, 13/08/18

Chicha tuvo la serenidad del que se acostumbró activamente a esperar (…) Y tuvo también la esperanza y la de-sesperanza del que espera aquello que quiere y que le fue injustamente arrebatado. Todos hemos reconstruido –y lo seguimos haciendo– ésta, nuestra historia. Vamos acumulando, juntando, armando trozos de información como quien arma un rompecabezas. Pero literal y simbólicamente a ciegas. Con los ojos vendados. Y fuimos construyendo nuestras verdades y fuimos construyendo y reconstruyendo nuestras historias, con el paso del tiempo, con el terror de una sociedad diezmada y con el silencio cómplice y cobarde de los dueños de la sinrazón (…) Las abuelas inspiran un profundo respeto. Chicha inspira un profundo respeto. La casa de la calle 30 inspira un profundo respeto. Y sus habitantes. Y también Clara Anahí. Respeto su derecho a la identidad (…) “Lo peor que le puede pasar a uno es no saber”, reflexionaba Chicha aquel día. Hoy Chicha se nos fue, pero quizás nos sobrevuele con su alma de abuela guerrera convertida en mariposa y siga buscando en nosotros. Para darte a vos Clara Anahí esos abrazos tejidos y abrigados el día que puedas, finalmente, reencontrarte con tu historia.
Ana María Careaga, “Con esa mirada, Clara”, secuestrada por la dictadura en 1977 (integrante de la Secretaría de DDHH de la Unión de Trabajadores de Prensa), 22/08/18.   

Pero la afligente situación actual tributa también a aciertos del oficialismo. Beneficios sectoriales, pongalé, arquetípicos de un gobierno de clase. Son diáfanos para quien quiera ver y no ocultar; antagónicos con el de otros sectores sociales. Refutan el mito del “gradualismo”. En los dos meses iniciales, el gobierno bajó las retenciones, devaluó el peso, pagó a los fondos buitres sin pestañear ni regatear un centavo, encarceló a la dirigente social Milagro Sala. Se hicieron trizas regulaciones al flujo de capitales, al comercio interior, se sacrificó la Ley de Medios en el altar pagano de Clarín. Los pilares del modelo Cambiemos se edificaron en su primer verano. Garantizaron prosperidad para importantes sectores de la economía (…) Bastiones que se sostienen hasta hoy. Los ganadores del modelo medran desde el primer día. El conjunto de perdedores engrosa mes a mes. Forzado por la necesidad de achicar gastos, Macri podría restar algún beneficio a los aliados: postergar la baja de las retenciones a exportaciones agropecuarias, aminorar la suba de los combustibles o las tarifas. Engordaron tanto, puede que deban hacer un rato de dieta.
Mario Wainfeld, “El viejo truco neo-con”, periodista, 1/07/18

Sea como fuere, llama la atención que los grandes medios, que ignoraban los aportes truchos a las campañas electorales de Cambiemos, aprovechándose de quienes cobran planes sociales, ahora se escandalicen con el supuesto apriete a los grandes empresarios en los aportes a las campañas electorales del kirchnerismo. Una ironía marcada en las redes sociales destacó: “Según la justicia, los millonarios aportaron a la campaña del kirchnerismo y los pobres a la campaña de Cambiemos. ¿Qué es lo que no se entiende?”.
Irina Hauser y Raúl Hollmann, “Las páginas no escritas de los cuadernos”, 13/08/18

Los habitantes de Sarajevo tienen un particular sentido del humor. Lo descubrimos en una de sus plazas, donde levantaron una escultura en homenaje a la carne enlatada. La leyenda al pie dice: “Monumento para la Comunidad Internacional, de los agradecidos ciudadanos de Sarajevo”. Es, por supuesto, irónico: el alimento enlatado que la ONU les proveyó durante el sitio de casi cuatro años era intragable. No es que los bosnios no reconozcan que fue la intervención internacional la que finalmente acabó con la última guerra europea hace veintitrés años, después de que ellos sufrieran los campos de prisioneros, las violaciones masivas, las “limpiezas étnicas” y una carnicería como la de Srebrenica (ocho mil muertos en cinco días). Pero al recordar el bloqueo al que se vieron sometidos y el horrible alimento que consumieron para sobrevivir no pueden evitar el regusto amargo (…) Porque la ironía es que antes de la guerra Sarajevo era un ejemplo de convivencia de etnias y religiones. En una ciudad que se preciaba de su cosmopolitismo, bosnios, serbios y croatas trabajaban y estudiaban juntos, se casaban, tenían hijos. Hasta que explotó la locura. Hoy, cuando en Europa florecen las derechas nacionalistas, Bosnia aún no termina de cicatrizar. En los cuatro años de guerra de la ex Yugoeslavia murieron unas cien mil personas. Entre 20.000 y 40.000 mujeres bosnias fueron sistemáticamente violadas. Solo en la Sarajevo sitiada los muertos fueron unos 13.000, entre ellos 1600 chicos.
Andrea Ferrari, “ironías de Sarajevo”, periodista, 1/07/18

En este caso pasó lo que queda evidente. Le dijeron a Romero (empresario acusado) “no alcanza con que diga que pagó coimas. Necesitamos que impute a Cristina”. Entonces Romero dice que pagó por un decreto que firmó Cristina. Y no vieron de qué se trata ese decreto. En él Cristina no toma una decisión discrecional. Si fuera así tal vez sería posible pensar que se pagó para que esa “discreción” beneficie a alguien. Pero la realidad es que ese decreto solo homologó una decisión de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN) en la que intervenían funcionarios de los ministerios de Planificación y Economía. Para tomar esa decisión fue necesario llevar adelante uno de los trámites más engorrosos que existe en la administración. Se hicieron audiencias públicas, intervino la Procuración del Tesoro, la Sindicatura General de la Nación, el Ministerio de Relaciones Exteriores y también la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Facultades Delegadas, es decir el Congreso Nacional. Se votó en esa comisión el texto del acuerdo, con las observaciones que vinieron de las audiencias y los organismos consultados. De manera que ese decreto no era un acto arbitrario del Poder Ejecutivo. Cristina homologó un acuerdo que fue resuelto previamente. Otra vez, se ve que la quieren involucrar en lo que sea (…) Ninguno cuenta de dónde salió el dinero. Parece cantado que no sacaron, por ejemplo, 100.000 dólares de la contabilidad para pagar una coima. O sea que supone la existencia de un lavado de dinero que tiene que ser objeto de investigación. ¿De qué delito precedente viene? Piense que usted me coimea. Yo me niego a declarar y quedo preso y usted confiesa bajo la forma del arrepentimiento y lo liberan. La realidad es que los dos cometimos el mismo delito en su forma activa o pasiva. ¿Por qué uno está libre y el otro no? Ahí es donde uno observa que la detención se utiliza para presionar a la gente. Nadie aportó nada significativo. Nadie contó dónde está el dinero, de dónde sacaron el dinero (…) Algunos me dicen que, con esto que digo defiendo a Cristina. La verdad es que no, aunque creo que Cristina no tiene ninguna participación en estas cosas. Pero más allá de lo que yo crea está el deber de investigar como corresponde. Yo no defiendo a Cristina. Defiendo el Estado de Derecho y la necesidad de preservar el debido proceso.
Alberto Fernández, ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner, 19/08/18

En el neoliberalismo, cada vez más las personas se perciben como individuos separados de la comunidad y libres para tomar decisiones sin importar la familia o el entorno social. Vivimos en una sociedad individualista y el neoliberalismo impone una economía de elecciones racionales que niega por completo la idea de una influencia social y del inconciente (dado que todos tomamos decisiones de manera inconciente). Eso significa que no sabemos por qué lo hacemos, o seguimos las elecciones de otras personas. El neoliberalismo glorificó la idea de que el sujeto es una persona racional, que busca su bienestar independientemente de las limitaciones. Permite que dejemos de lado el hecho de que en la sociedad no tenemos igualdad de posibilidades. En qué país o familia vivimos, qué situación económica tenemos, todo esto afecta nuestra vida pero el neoliberalismo crea una ilusión de posibilidad. Todos pueden lograrlo. Con esta idea, la felicidad es parte de mi decisión. Solo se trata de trabajar más duro, tanto en mi vida laboral como personal, para crear el cuerpo ideal, la vida perfecta, la felicidad, conexiones emocionales. Una idea promocionada como algo que los individuos pueden elegir, pueden tomar las decisiones correctas y encontrar la felicidad. Esto creó un sentimiento de angustia, de culpa, de falta de pertenencia que permite al neoliberalismo continuar. Y ello ocurre porque las personas se culpan a sí mismas permanentemente por todo lo que sucede. Perdés tu trabajo y te culpás a vos mismo, no a la corporación que te despide. Esa angustia permanente también es parte de esta situación laboral precaria donde todo el mundo es reemplazable. Esto genera una violencia que permite la glorificación de las corporaciones, de los líderes corporativos (…) No deberíamos culparnos todo el tiempo y sentir que es un hecho individual. Debemos tener una mirada que incorpore lo político y participar más en las decisiones sociales.
Renata Saleci, filósofa eslovena, 18/08/18

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 17 de agosto de 2018

Para pensar, debatir, comprender..

Fragmentos.

Los trabajadores son los que van moviendo la rueda de la economía. Este fue el funcionamiento que tuvimos durante 12 años. Trabajadores que podían negociar paritarias libremente. Les vengo a pedir a los trabajadores cualquiera sea el lugar que ocupen que por favor trabajen por la unidad del movimiento obrero. Es clave, esta gente no quiere a los trabajadores ni a los dirigentes sindicales, se siente, se huele. Estigmatizan a todo aquel que no acate sus órdenes. Es la primera vez que estamos ante un gobierno de patrones y no de partidos políticos. Van a ir por los sindicatos porque necesariamente tienen que bajar el precio del salario porque para ellos está muy alto y es una mercadería. Después van a ir por el sistema previsional (…) Ustedes pueden hacerle ver a la sociedad que es imposible desarrollarse y crecer en una sociedad si el conjunto no lo hace. Que lo del desarrollo individual y meritocrático no es cierto. Quiero volver a sentir un país en libertad, y en democracia donde el que piensa distinto no sea perseguido y sea cuanto menos respetado.
Cristina Fernández, 4/5/17

Este concepto surge a partir de los términos griegos áporos (sin recursos) y fobos (temor, pánico) fue creado por la filósofa española Adela Cortina en un extraordinario libro de editorial Paidós “Aporofobia, el rechazo al pobre”. En septiembre de 2017 fue incluida en el diccionario de la lengua española por la Real Academia (…) Para que algo exista en la conciencia colectiva hay que poder nombrarlo. Poner nombre a lo que ocurre y no se ve, o no se quiere ver, es lo que ha hecho la filósofa con una realidad que está ahí pero preferimos ignorar: el miedo, la aversión y el rechazo a los pobres (…) Dicho odio al pobre se expresa también con los excluidos del propio país. El 47% de quienes viven en situación de calle han sido víctimas de delitos de odio. Por su situación de exclusión, son también los más indefensos (…) En esa ideología, los pobres son percibidos como una amenaza. Culpabilizarlos anula la empatía y permite que se le ignore y hasta se les persiga. La corrupción del carácter consiste en admirar a los ricos y despreciar a los pobres. Y todo eso ocurre en un momento en que la brecha de la desigualdad social se ensancha. La aporofobia alimenta el rechazo a inmigrantes y refugiados. No se les rechaza por extranjeros, sino por pobres. Nadie pone reparos a que un jeque árabe se instale en un país europeo, ni a facilitar la residencia a un futbolista famoso. Los yates atracan sin problemas en la costa rica del Mediterráneo mientras las pateras con refugiados se hunden tratando de alcanzarlas.
Eduardo Valdés, “Aporofobia, el miedo y el rechazo a los pobres”, diputado del Parlasur, 20/07/18

Claudia Sanabria tiene 38 años y dos hijos: Matías, de quince, y María, de once. Trabaja en una cooperativa en Florencio Varela, con un plan Hacemos Futuro por el que cobra 4750 pesos por mes. Ayer recibió una factura de Edesur por 2607 pesos. Montos como ese, impagables para cualquier beneficiario de un programa social, son el más reciente problema de los cooperativistas, que ayer al mediodía volvieron a instalar ollas populares en el Obelisco y a lo largo del conurbano (…) denunciaron que el gobierno sigue dando de baja a sus beneficiarios, en un mecanismo de recorte del gasto por goteo (…) Hasta ahora, la única respuesta que ha dado Cambiemos es una mayor distribución de alimentos. “En mi familia somos dos adultos, pero ninguno tiene trabajo en blanco. Mi marido hace changas como albañil. Además de trabajar en la cooperativa, yo limpio casas. Esta boleta se va a llevar todo un sueldo del mes”, planteó Claudia Sanabria. Lo que más la angustia en estos días es cómo darle de comer a sus chicos, a los que desde hace un tiempo empezó a mandar a un comedor de una parroquia cercana. En cuanto al consumo eléctrico, en la casa familiar tienen una heladera y dos televisores; hasta ayer usaron dos estufas. “¿Cómo no iba a ponerlas a la noche con el frío que hizo?”
Laura Vales, “El hambre y el frío no pueden esperar”, periodista, 3/08/18

Pañuelazo. Así se expresó la derrota del lado verde. Esta vez el festejo cayó de la vereda de enfrente. Cerca de las 3 am, después de conocerse el resultado de la votación, los celestes agitaron banderas patrias, tiraron petardos y cantaron la rima que los acompañó toda la tarde: borombombón, sí a la vida, aborto no. Los que no cantaban recibían las bofetadas del frío en las mejillas con el rostro crístico del que sufre y sonríe. Algunos dicen que el rechazo a la Ley IVE perjudica al gobierno de Macri. Otros, que es una oportunidad perfecta para sacarla el año que viene, en plena contienda electoral. Lo literal es que se perdió la oportunidad de crear la política de salud pública que permite evitar muertes de mujeres por abortos clandestinos y de seguir habitando un país avanzado y al día con la ampliación de derechos (…) A nivel partidario, la agenda en materia de género fue algo que irrumpió de abajo hacia arriba en los últimos años, desde el estallido de Ni Una Menos en 2015. En tiempos de neoliberalismo, la construcción transversal y horizontal en pos de la conquista de derechos, es un triunfo. 
Mariana Mariasch y Celeste Abrevaya, “Los pañuelos no se guardan”, docentes y periodistas, agosto2018

En Colombia tenemos varios casos en los que prima ese poder económico y político y otros en los que prima el ejercicio de las leyes y los jueces aplican la norma tal cual es sin imprimirle un tinte político. Nosotros hemos tenido casos donde se ha demostrado que los cargos están por fuera de cualquier debido proceso. Si uno lee la norma, Milagro no debería estar en la cárcel. Es decir, existen posibilidades judiciales pero como estas son luchas políticas y la razón por la que ella está ahí es política es necesario hacer una unión entre la presión social y la política y lo jurídico. Porque si no se hace presión para que esos poderes económicos y políticos dejen de inmiscuirse en las decisiones judiciales siempre vamos a tener el mismo resultado: eres culpable sin pruebas y sin un debido proceso. 
Meyerly Garzón, abogada especialista en derechos humanos, colombiana, vino en la delegación que visitó detenidos en Jujuy, 3/07/18

Estamos en un momento muy crítico tanto en nuestro país como en el mundo, pero hablando de la propia aldea es un momento en que nos gana mucho la desesperanza (…) momento de seguir hablando de las utopías (…) Ahora cobran un sentido particular. Y en otro momento de nuestra historia pueden cobrar otro, pero la utopía es realmente un norte en la vida. El norte son los proyectos que tenemos y los que tenemos como país que, sin duda, no es éste (…) Bueno, era una etapa en la que se hablaba del fin de la historia: Fukuyama y toda esa perorata fue barrida por supuesto por el viento de la historia. Por suerte, en América latina tuvimos al menos un momento de transición interesante cuando creímos que las cosas podían cambiar de manera pacífica hacia una nueva forma de vida para los pueblos de la región. Lamentablemente, fuimos un poco ingenuos. 
Carmen Guarini, directora de cine, 21/07/18

Solo es política porque es pública, la decisión es colectiva, puede entonces ser una reacción, pero compartida con otros, aunque a mí individualmente no me hicieron nada rechazable o condenable. La felicidad es siempre pública, no placer personal. La razón política indica que la vida de pueblo no es la suma de las vidas personales sino que para sumarse tiene que hablarse, entenderse y organizarse. Es decir, ponerse en palabras de manera que otros participen; Cristina decía unirse y organizarse. Entenderse significa que el lenguaje utilizado es legible, se puede leer y escuchar y decir sí o no. La crítica es crítica sólo cuando el criticado dice “NO, con los siguientes argumentos…”. No basta con afirmar que estamos criticando, sino que ganamos cuando otros empiezan a darse cuenta. La crítica es crítica no porque se grita sino porque cualquiera se da cuenta de ella.  Muchas veces criticar a gritos fortalece en vez de debilitar al criticado. Lenin llamó a ese tipo de crítica “enfermedad infantil”. La crítica de Trotsky era fuerte pero sus seguidores, casi siempre, cayeron en esa “enfermedad”. Por ejemplo, cuando se le dice a Macri “gato”, no se lo está criticando, más bien se lo está fortaleciendo. La razón política para que supere a la ideología tiene que organizarse, producir sociedad, organizar la vida. 
Eduardo Rojas, charla sobre La razón política, Red mujeres con Cristina. Encuentro del Nodo Federal: “Resignificar la palabra política desde la experiencia colectiva”, 19/05/18, docente e investigador UNSAM

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 10 de agosto de 2018

Para pensar, debatir, comprender....

Fragmentos.

Quiero dirigirme a los miles y miles de jóvenes que están en la calle, que creo que tenemos que hacer un esfuerzo, un esfuerzo muy grande porque hoy no estamos proponiéndoles una alternativa a un problema que existe, el problema del aborto existe en la Argentina. Sucede, sucede, estemos o no estemos de acuerdo, sucede y hay que darle una respuesta como legisladores, no les gusta esta respuesta discutamos otra pero hoy no discutimos ninguna respuesta. Hoy estamos cerrando la cortina, bajando la cortina, rechazando, nunca tenemos que rechazar, creo que esencialmente tenemos que proponer una alternativa (…) Siempre se vota con convicciones, el problema es cuando las convicciones que queremos nosotros se ejercen sobre otras personas que no tienen esas convicciones, ahí estalla el conflicto. Porque, en definitiva, nosotros como legisladores, nuestro rol es regular las relaciones en la sociedad para que todo se articule y armonice, pero acá en este caso puntual ante una sociedad que está demostrando una respuesta a un problema que tienen o a derechos que quieren; (…) dar una respuesta a esas demandas, que considero, no será este año, será dentro de dos años, o un año, cuando reglamentariamente después del rechazo se pueda tratar nuevamente. Con todas las convicciones de cada uno, pongámonos a pensar si, realmente es justo que, a una sociedad que ha adquirido este nivel de movilización y de comprensión, sigámosle imponiendo unos la conducta a los otros. Porque está claro que esta no era una ley que obligara a abortar a nadie. Es más no utilicemos más esa palabra (…) hablemos de interrupción voluntaria del embarazo.
Cristina Fernández, 8/08/18

En el Senado se dijeron cosas brutales: se relativizó la violación, como si tal cosa pudiera ser sin violencia en boca del senador de Salta Rodolfo Urtubey, algo que no debería ser dicho, que no puede ser más que un delito decirlo, por su lugar de responsabilidad, de representación, por el lugar que le toca en este mismo momento cuando la vida de las mujeres y de todas las personas con capacidad de gestar es lo que se juega. No pasa inadvertido. No nos olvidamos ni nos olvidaremos. Esa acción del senador Urtubey deja expuesto el pacto patriarcal que desoye la voz de la calle y las horas de sólidos argumentos que se desplegaron para llegar a este momento. Y no sólo eso, ataca, directamente, a todas las que se movilizaron, se emocionaron, hablaron, discutieron, demandaron por los derechos de todas, de todes. Nada se olvida, todo está clavado en nuestra memoria. La vicepresidenta anunciando represión cuando seguía llegando gente a todas las calles que no estuvieron cercadas por la puesta en escena de un esquema de seguridad que pretende amenazarnos con conflictos armados entre antiderechos y la fuerza popular. Como si no quedara claro que la demanda del movimiento feminista es al poder político y no a quienes creen que no es bueno abortar. Porque no obligamos a nadie, solamente estamos ampliando derechos para quienes quieren ejercerlos.
Marta Dillon, “La revolución es feminista”, periodista, 9/08/18

Habría que decodificar cuál es el pacto que un segmento de la sociedad hace con el político, cuánto le exige la verdad: depende de su background cultural. Mentir en Finlandia tiene un costo muy distinto que en Brasil o Argentina. Acá no se le exige la verdad al político. El pacto con Macri fue poner un fin al ciclo kirchnerista; que les gane, los meta presos y haga lo posible para que no vuelvan. Con otro segmento hizo el pacto de las libertades económicas, incluso las construidas con los medios como la del cepo cambiario. Y otro fue con los grupos poderosos. La complejidad del triunfo de Macri es que supo tener una respuesta para cada uno de esos sectores. Aunque dijo cosas y no cumplió: la sociedad no mide por eso. Lo van a medir por el crecimiento, la inversión, el trabajo, el plan económico que no resulta. Ahí se rompe la credibilidad de su palabra. Otro parámetro que la sociedad compró es que el macrismo tiene una ética republicana diferente del kirchnerismo: la trasparencia. Pero a Macri se le está quebrando el muro del coucheo: aparecen contribuyentes que dicen "yo no puse dinero…" (…) el clic se produce no sólo porque no digan la verdad, sino porque hay una inflación galopante del 35% anual. La "verdad" no les es suficiente. 
Luis Alberto Quevedo, sociólogo, director de Flacso, 29/07/18

“Si la ley no se vota hoy, mañana voy a estar más aliviada”, declaró la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal (…) El alivio de la gobernadora se funda en el ocultamiento, la clandestinidad que libera al Estado de garantizar la igualdad. Apeló como justificación de su alivio a un argumento que asombra, duele por la perversidad. Dijo que los hospitales públicos están en “mora legal” con otras intervenciones médicas. “Las cirugías programadas aún tienen demoras. Hoy esa cirugía que se pide como un derecho compite con la cardiopatía y con la operación oncológica”, explicó. Una falacia que alimenta la violencia.  Mujeres que por su irresponsabilidad les disputarían las camas a verdaderos enfermos. Una falacia que desconoce la medicación que permite la interrupción del embarazo sin necesidad de cirugías. Una falacia que traslada a las víctimas le responsabilidad de la carencia de recursos que asigna el Gobierno para atender la salud. La crueldad de la gobernadora es una marca que se oculta en el orillo de su rictus angelical. En septiembre del 2011, la entonces ministra de Desarrollo Social porteño defendió en una audiencia ante la Corte Suprema la quita de una pensión a una mujer en situación de calle con un hijo discapacitado (…) La entonces ministra estableció que los indigentes que pasaban la noche en los paradores, que atienden de 6 de la tarde a 7 de la mañana, no podrían recibir el subsidio de 700 pesos –unos 3200 pesos actualizados por la inflación CABA– destinados a quienes califican como “en situación de calle”. El subsidio sólo se pagaba por diez meses. Después otra vez el desamparo. 
Nora Veiras, “El alivio de Vidal”, periodista, 9/08/18

Lo mejor de colorear es recuperar las expresiones. No me gustan las palabras rebuscadas, pero aquí funciona una: insuflar. Pintar la representación gráfica de un genocidio es un intento por insuflar vida donde otros sembraron masacres. Trabajo sobre las fotos rescatadas del Museo de Ciencias Naturales de La Plata. La mayoría fueron tomadas luego de 1886, cuando el Perito Francisco Moreno encerró allí a los caciques Inakayal, a Foyel y a parte de sus familias. Hace un año, cuando empecé este proyecto, no sabía lo que pasaría después: que la gendarmería saldría a cazar mapuches, que la represión sería tan brutal, que estaríamos buscando a Santiago Maldonado. Los que hoy están siendo perseguidos son descendientes de aquellos hombres y mujeres masacrados por el ejército argentino. La mayoría de los que pinto me parecen rostros conocidos: son sobrevivientes del genocidio contra los mapuche, pero también se parecen mucho a cualquiera de la personas que conocí en la Patagonia.
Sebastián Hacher, “Bordar el genocidio Mapuche”, artista, pintor, bordador, agosto2017

Los peronistas nunca nos imaginamos que la derecha iba a llegar por los votos. Esta es la primera vez que nos ganan en las urnas y nuestro desafío es recuperarnos de la misma manera que lo hicimos siempre: con debate hacia adentro, con discusión franca, con respeto por las diferencias y por encima de todo, con respeto por aquella idea de que por delante de todo está la Patria. (…) la mayoría de nosotros y nosotras somos peronistas, tengamos presente la historia frentista de nuestro movimiento. Y tengamos la certeza de que si seguimos trabajando en el camino de la unidad, hay 2019.
Adriana Varela, cantante, 13/03/18

A pesar de su fuerte presencia en la política. Los medios de información en cuanto tales no tienen poder en sentido propio. De este modo, el corriente modismo del “poder de los medios” es engañoso. Los medios de comunicación constituyen más bien –por emplear una expresión de Schmitt- una nebulosa atmósfera de influencias indirectas. Carecen de una estructura intencional inequívoca. El espacio de los medios es demasiado difuso, está demasiado disperso. Ningún actor determinado, ninguna institución determinada los dirigen en su totalidad (…) El espacio de internet no está regido en absoluto, lo cual conduce a un incremento radical de la contingencia. Conviene además distinguir entre poder e influencia. Ciertamente, un poder que no es capaz de ejercer ninguna influencia, desde luego no es poder, pero la influencia no siempre tiene la estructura de un poder. 
Byung-Chul Han, Sobre el poder, ed. 2016, intelectual coreano

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

viernes, 3 de agosto de 2018

Para pensar, debatir, comprender

Fragmentos.

No ha sido fácil llegar aquí, no ha sido la obra de los tres poderes del Estado únicamente la que ha permitido derrumbar el muro de impunidad; no ha sido el rol del Poder Ejecutivo, del Legislativo o el Judicial, que han tenido una participación importante en lo que ha sido el derrumbe legal de este estatuto de la impunidad, pero previo a ese derrumbe legal hubo un derrumbe cultural, ético y moral que lo llevaron adelante mujeres -en este año consagrado para la mujer- que con un pañuelo blanco en la cabeza, sin militancia ni experiencia política, salieron a la calle para reclamar primero por sus hijos y después por todos los demás. Creo que es en definitiva la experiencia más importante que podemos ofrecer, no sólo de democratización sino también de empezar por un reclamo individual para finalmente confluir, como no puede ser de otra manera en lo colectivo, que es precisamente lo que distingue a los hombres y a las mujeres cuando a partir de experiencias e historias personales construyen en conjunto la historia de los pueblos, que es en definitiva la que perdura y la que tiene trascendencia histórica y moral.
Cristina Fernández,   7/04/2008

La pesada herencia del macrismo, aun heredada por Macri, va a ser muy pesada, de muchos años para adelante. La solución de cómo hacer la transferencia a los sectores más poderosos implicó el nivel de endeudamiento que tenemos hoy. La reconstrucción será difícil. Me preguntan si, ante esa hipótesis es factible un discurso "para perder". No, el bloque de poder está más unido que nunca.  Y entienden que deben retener el poder porque se saben vulnerables. Ese bloque está pensando un 2019 alternativo a Macri, aunque hoy Macri sigue siendo el mejor candidato que tienen: no es Vidal, ni Peña, ni nadie. Si a Macri le va mal, arrastra a Vidal, que no tiene vida política propia. Y si le va bien, es el mejor candidato. La pregunta con Cristina, en cambio, no es por qué tiene que ser candidata, sino por qué no debería serlo: ¿sin ella se puede construir un bloque opositor más sólido, más grande? El verdadero desafío no lo pone Cristina sino construir algo superior a ella. 
Luis Alberto Quevedo, sociólogo, director de Flacso, 29/07/18

En Argentina, la brecha en la participación laboral se incrementa en el momento de la maternidad. Los empleadores asocian a las mujeres con un mayor costo de licencia y ausencias en general por cuidar. Y aunque entre las condiciones del FMI se asevera la exigencia de equipar las licencias, el proyecto de equidad salarial que el Ejecutivo presentó dista de equiparar las responsabilidades en el cuidado y evita tener cualquier debate más profundo al respecto. La frutilla de este postre de contradicciones la da el hecho de que el acuerdo se compromete a reducir el empleo en el sector público, y reduce el empleo público: allí donde la participación femenina está mucho más equilibrada (53% de mujeres en el sector público versus sólo 32% en el sector privado).
Lucía Cirmi Obón, “¿Quien merece y quién no la política social?”, economista, julio 2018

(Este concepto) fue creado por la filósofa española Adela Cortina en un extraordinario libro de editorial Paidós “Aporofobia, el rechazo al pobre”. En septiembre de 2017 fue incluida en el diccionario de la lengua española por la Real Academia (…) Mauricio Macri, en octubre de 2002, diario La Nación, sobre los cartoneros. “Este es un negocio millonario y los cartoneros tienen una actitud delictiva porque se roban la basura (…) Al ciruja me lo llevo preso” (…) María Eugenia Vidal, el 30 de mayo de 2018, sobre los estudios de los pobres: “¿Y llenar la provincia de universidades públicas cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad?” Javier González Fraga, presidente del Banco Nación, el 27 de mayo de 2016, sobre los empleados:. “Donde le hiciste creer a un empleado medio que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior, eso es una ficción” (…) En un mundo construido sobre el contrato político, económico y social, los pobres parecen quebrar el juego de dar y recibir, y por eso prospera la tendencia a excluirlos. El problema no es de xenofobia, puesto que la recepción entusiasta a turistas extranjeros contrasta con el rechazo a refugiados e inmigrantes. Hablamos de aporofobia, de rechazo al pobre. Es el pobre el que molesta, incluso el de la propia familia. La aporofobia es un atentado diario contra la dignidad y el bienestar de las personas, y contra la democracia, debería estar tipificado en el Código Penal Argentino.
Eduardo Valdés, “Aporofobia, el miedo y el rechazo a los pobres”, diputado del Parlasur, 20/07/18

Para dar malas noticias hay que estar bien (…) Hoy hay más plata por callar que por hablar (…) Con esta limpieza que están haciendo también te están diciendo qué tenés que escuchar. De alguna forma, limpiar el aire no solo tiene que ver con los costos económicos, que yo no los creo (…) Cuando te van sacando otras voces te están diciendo qué tenés que escuchar. Eso es lo jodido. Pero la resistencia también es interesante, aparecen nuevas formas y nuevos lugares donde decir las cosas. Los que tienen algo para decir van a buscar la forma. La palabra se abre camino cuando alguien tiene algo para decir. No importa dónde lo hagas. Siempre habrá un lugar para hacerlo. Y vos lo vas a encontrar. Y nosotros lo encontraremos si necesitamos hacerlo. Y si no, no era tan importante lo que teníamos para decir. La palabra es política.
Elizabeth Vernaci, declaraciones de su abrupta salida de Radio Con Vos, locutora, 1/08/18

Los que atacaron a Padura y a mí no tienen ni idea de quiénes somos, qué decimos, qué pensamos. Es simplemente un mensaje, que me terminó poniendo en la mira a mí, pero podría haber sido contra cualquier otra escritora o escritor. Así trabajó el fascismo. El debate recrudeció en estos meses. Se puso más violento que cuando se debatía en Diputados, donde todo fue más democrático. Pero ahora que tiene la media sanción, es verdad, se generó miedo. Los sectores reaccionarios que pensaron que no iba a pasar Diputados se sorprendieron y por eso se están jugando y poniendo toda la carne al asador. Eso se traduce en ataques muy concretos, golpizas, incluso contra adolescentes que llevan el pañuelo verde. Agravios contra mujeres en todo el país. Tiene que salir porque ya está despenalizado socialmente. Lo hemos sacado a la luz. Todo el mundo conoce desde siempre la realidad del aborto clandestino, pero antes no teníamos a quien responsabilizar en concreto. Ahora tenemos responsables muy puntuales: si las mujeres siguen muriendo en este país por abortos clandestinos, los responsables serán los senadores (…) un proyecto como el del senador Pinedo. Es un proyecto delirante, uno entre varios, que también plantea obligar a parir y dar en adopción. Creo que se inspiran en sus propias imposibilidades. En este caso, la imposibilidad de entender el aborto como un tema de salud pública. Y en vez de entenderlo simplemente con una cuestión de salud pública, en este caso Pinedo inventa estas propuestas descabelladas, más descabelladas que la ficción.
Claudia Piñero, escritora, 15/07/18

La Europa que muchos defienden ahora es una sociedad avejentada y asustada situada en un entorno de pobreza de mil millones de africanos percibidos como los nuevos bárbaros. Y contra los cuales se elevan fortificaciones físicas, legales y militares para sellar nuestras fronteras y, en particular, las orillas del Mediterráneo (…) Mientras se parlamenta en los salones del poder, miles de seres humanos ven sus vidas destrozadas sin horizonte de salvación. Si a usted no le importa esto, es que ha dejado de ser humano, y tal vez un día le llegue el turno de que cierren la puerta a sus seres queridos. En este planeta, tal y como está, o nos salvamos juntos o nos vamos todos al carajo. Pero pueden vislumbrarse rayos de esperanza. Si en lugar de mirar a los gobiernos, paralizados por sus querellas, miramos a la gente. A miles de ciudadanos, tal vez usted mismo, que sienten la generosidad de acudir en ayuda de nuestros congéneres. Y que están dispuestos a proporcionar alojamiento, trabajo, educación, a quienes lo necesitan urgentemente. Esa es la estrategia subyacente a una de las iniciativas más ejemplares y eficaces que se están dando en Europa: los corredores humanitarios propuestos y organizados por la Comunidad de San Egidio con apoyo directo de Francisco (…) Para evitar campamentos provisionales o guetos de asistidos, fuente de discriminación y xenofobia. El Papa ha insistido en la necesidad de organizar la acogida desde la sociedad, ya sean familias, parroquias o asociaciones cívicas, que permitan resolver de inmediato donde pueden vivir, trabajar, aprender el idioma y enviar a los niños a la escuela (…) Estos son los corredores humanitarios: los que van desde la geografía de la desesperación hasta los países (…) podría canalizarse la energía positiva que existe entre nosotros en contraste con los instintos destructivos de la insolidaridad que nos amenaza.
Manuel Castells, sociólogo, economista y profesor universitario  catalán, 28/07/18 

Red Mujeres con Cristina 
Déjanos tus comentarios para el debate político 

Para comunicarte con nosotras escribimos a: redmujeresconcristina@gmail.com 
Facebook: Red Mujeres con Cristina

discusión política nodo Rosario